Cataluña congela los precios en las estaciones de esquí

Cataluña congela los precios en las estaciones de esquí

Se trata de la primera vez en 25 años que el precio de los forfaits no sube

Víctor Malo

Barcelona

14/11/2013 - 21:26h

Estación leridana Boí Taüll
La temporada 2013-14 será la primera en 25 años que refleje una congelación (e incluso disminución) de los precios de los forfaits en Catalunya. El coste medio será de 20,41 euros, mientras que el año pasado era de 20,43. La mayoría de las pistas han congelado las tarifas, aunque las estaciones públicas de Vall de Núria, Vallter, Espot y Port Ainé las bajarán sensiblemente. La media del curso 2010-11 era de 17,84 euros.
      
 
El precio habitual de los forfaits en Europa esta temporada es de 22,24 euros, casi dos euros más elevado que en Catalunya
 
En Europa, el precio habitual de los forfaits de cara a esta temporada será de 22,24 euros, casi dos euros más elevado que en Catalunya. En España, la media es de 20,64 euros. Otros mercados de interés son Andorra (20,36) y Francia (22,23).

La cifra de esquiadores, en cambio, aumentó la temporada pasada. La media diaria de deportistas en las pistas fue de 1,81 millones, por encima de los 1,67 millones registrados la temporada 2011-12. Sin embargo, el número de esquiadores está muy lejos de los más de dos millones cifrados en 2008-09, 2009-10 y 2010-11. En España, la media fue de 4,9 millones, mientras que la cifra en toda Europa es de 201,3 millones.

Los empresarios del sector han tomado precauciones este año. La inversión en estaciones de esquí ha caído 30 millones en los últimos tres años. El gasto realizado para mejorar y renovar las pistas este ejercicio ha sido cifrado en 5,6 millones de euros en una conferencia de prensa protagonizada por el conseller Felip Puig y Xavier Nolla, presidente de l’Associació Catalana d’Estacions d’Esquí i Activitats de Muntanya (ACEM). En 2010, esta cifra alcanzó los 36 millones.

El 68% de la financiación proviene de capital privado. Baqueira Beret, la estación de más calidad de todo el Pirineo, en palabras de Nolla, invierte 2,6 millones en sus instalaciones, en la línea del año pasado. La Masella ha gastado 1,2 millones en mejorar sus pistas y en la implantación del esquí nocturno, que ha costado medio millón de euros. Será la primera estación catalana en abrir pistas de 18:00 a 21:00 horas. Una actividad que ofrecen 450 estaciones en todo el mundo.

Aportaciones públicas

Las otras pistas privadas, Port del Compte y Boí Taüll, se mueven en cifras más discretas. Especialmente la última, inmersa en una situación delicada después de salir del concurso de acreedores hace un año. Actualmente, Boí Taüll recibe un crédito de 435.000 euros de la Generalitat que le ayuda a enjugar pérdidas.

Precisamente, el Govern asume los restantes 1,8 millones invertidos en 2013, destinados a las estaciones que administra Ferrocarrils Catalans de la Generalitat: La Molina, Vall de Núria, Port Ainé, Espot y Vallter. En las cuatro últimas se ha reducido el precio de los forfaits, mientras que en el resto de estaciones –incluidas las cuatro privadas– se han congelado.