Chambord, uno de los castillos más bellos del mundo se viste de gala

Chambord se considera como la cuna del Renacimiento francés. Ilustraciones: Jordi Català.

Chambord, uno de los castillos más bellos del mundo se viste de gala

El castillo del Loira conmemora el 500 cumpleaños del Renacimiento francés y de la muerte de Leonardo Da Vinci

Ilustraciones: Jordi Català

Barcelona

11/08/2019 - 13:00h

La Región Centro-Valle del Loira es el "Jardín" y también la Toscana de Francia. El país del "Doucer de vivre", con su clima suave y sus paisajes eternamente verdes, permite a los turistas alojarse en los castillos más exclusivos, gozar de una gastronomía exquisita, disfrutar de vinos de más de setenta denominaciones de origen y pedalear en 800 kilómetros de circuitos; y todo ello a menos de una hora de París en TGV. 

La región permite a los turistas alojarse en los castillos más exclusivos y gozar de una gastronomía exquisita

Esta macro región, centro geográfico de Francia, fue el último hogar de Leonardo da Vinci hace 500 años y es también la cuna del renacimiento francés. La zona está surcada por el Loira –el río más elegante del mundo– a lo largo de 300 kilómetros. El "Valle de los Reyes" –que actualmente es Patrimonio de la Humanidad– aglutina las antiguas provincias de Turena, Blesois, Orleanés y Berry. 

[Para leer más: Descubre la ruta de los castillos del Loira]

No hay que perderse lo que está pasando

Este año se celebra el 500 cumpleaños de la muerte de Leonardo da Vinci en Clos-Lucé, un motivo único para viajar al centro del Valle del Loira. La efeméride coincide con la conmemoración del nacimiento de Catalina de Médici en Florencia y con el inicio de las obras del Castillo de Chambord. El país galo conmemora las fechas con cientos de actividades culturales y lúdicas

Gracias a la iniciativa de monarcas y mecenas como Francisco IAna de Bretaña, Catalina de Médici y Diana de Poitiers se produjo una transformación artística y cultural en la región que atrajo a artesanos, paisajistas, jardineros, arquitectos y artistas –italianos o no– que transformaron el Valle del Loira. 

Ilustraciones: Jordi Català

El conocido como renacimiento francés es palpable a la vista gracias a la construcción de castillos, iglesias y palacios que aún hoy en día se pueden visitar. Y todo ello junto a leyendas del arte y las ciencias, intelectuales y humanistas ilustrados, como el propio Leonardo da Vinci. 

[Para leer más: Las maravillas medievales y renacentistas del valle del Loira]

Chambord: la joya de la corona

En el centro de la región se encuentra Chambord, uno de los castillos más espectaculares del mundo. La construcción –símbolo universal de Francia– fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981. El castillo destaca por ser el punto de arranque de una arquitectura renacentista plenamente francesa que fusiona formas gótico-tardías con estructuras modernas de influencia italiana.

info 3

Chambord es el más grande de los castillos del Loira y uno de los mayores de Francia. Inicialmente fue construido para servir sólo como pabellón de caza del rey Francisco I, quien mantuvo sus residencias reales en los castillos de Blois y de Amboise

El castillo de Chambord fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981

El diseño inicial del castillo de Chambord procede de Domenico da Cortona, pero fue alterado en diversas ocasiones durante su construcción (1519-1539). Lo más excepcional de Chambord consiste en su estructura cuadrangular de simetría central que resume una nueva forma de ver la arquitectura: simbólica, estética y espiritual. Inspirada, sin duda, en las conversaciones entre Leonardo da Vinci y Francisco I.

[Para leer más: Viva Leonardo da Vinci 2019!]

Huéspedes regios

Tras la muerte de Francisco I, y durante más de ochenta años, los reyes de Francia no prestaron demasiada atención al castillo pero tampoco realizaron cambios en él. En el siglo XVII, en 1639, el rey Luis XIII lo cedió a su hermano Gastón d'Orléans, quien evitó que el castillo cayera en la ruina restaurándolo.

foto chambord 2
Chambord es el más grande de los castillos del Loira.

Posteriormente, Luis XIV –conocido como el Rey Sol–, mandó construir sus aposentos (una de las atracciones del castillo) ubicados en el centro de la fachada. El gran dramaturgo Molière montó en 1670 la primera representación de "El burgués gentilhombre" en la sala de guardia del primer piso. 

Molière interpretó "El burgués gentilhombre" en la sala de guardia del primer piso del castillo

El rey de Polonia en el exilio, Estanislao I Leszczynski, fue el último que habitó en Chambord –del 1725 al 1733–. Sin posteriores obras de reforma importantes, Chambord ha llegado hasta nuestros días tal y como fue concebido.

El parque amurallado más grande de Europa

Inspirado en la afirmación del poder real, "Folie de Grandeur", o en la evocación de la ciudad ideal renacentista, Chambord se expande en 54,4 km² de árboles que forman un bosque de 32 kilómetros cuadrados, el parque amurallado más grande de Europa.

foto chambord 3
El complejo palaciego de Chambord tiene 32 kilómetros cuadrados de bosques.

Una construcción acuática entre el Jardín a la Francesa, restaurado en el 2017, y el cuerpo central de la fortaleza, enlaza Chambord con el Loira, mediante el río Cosson, a modo de foso. El conjunto posee ocho torres de grandes dimensiones, 440 habitaciones, 365 chimeneas y 84 escaleras. 

Una enigmática estructura

El castillo se compone de un cuadrilátero central, que constituye la fachada principal, en el extremo de un patio rodeado por una construcción prismática a modo de muro. Iniciado en 1519, este cuerpo central, aunque de construcción plenamente francesa –con sus cuatro torres en ángulo y su cimborrio central– está inspirado en la arquitectura italiana. 

La estructura está rematada por una torre linterna alrededor de la cual se despliegan las terrazas. En el centro, entre las cuatro torres, se eleva la joya de Chambord, la famosa escalera de tramos dobles cuyo decorado esculpido es una de las obras maestras del renacimiento francés. 

La joya de Chambord se esconde en el decorado esculpido de la escalera de tramos dobles del castillo

Única en el mundo, esta escalera atribuida a Leonardo, permite acceder a las terrazas desde donde las damas de la corte seguían las escenas de caza. La escalera está formada por dos rampas espirales gemelas que se superponen enlazándose alrededor de un núcleo hueco que permite divisar desde cada tramo a las personas que ocupan el otro, sin llegar a cruzarse. 

Chateau Chambord Vol Montgolfiere ©L .de Serres
Vista del castillo de Chambord, uno de los más bonitos de Francia.

Alrededor de esta escalera se comunican los cuatro vestíbulos desde donde se distribuyen los aposentos de la primera planta y las salas abovedadas con impresionantes casetones de la segunda. El torreón está rematado por las terrazas que ofrecen a la vez un panorama espectacular sobre la propiedad que rodea el castillo y el espectáculo de múltiples torres rematadas por altos tejados de pizarra y flechas y chimeneas. 

Cinco siglos de historia

Una exposición desarrolla los cinco siglos de historia del castillo de Chambord. "L'utopie à l'oeuvre" se desarrolla en 2.000 metros cuadrados y cuenta con más de un centenar de obras provenientes de una treintena de colecciones internacionales. Junto con la exposición, se ha realizado un esfuerzo escenográfico para reproducir la riqueza del mobiliario y el esplendor de la decoración renacentista del castillo.