Champagne: viaje al origen del espumoso más famoso

Los ondulados paisajes de Champagne despliegan los viñedos que elaboran el espumoso más famoso.

Champagne: viaje al origen del espumoso más famoso

La cuna de la bebida más elegante despliega sus paisajes naturales y su legado histórico para descubrirlos en una escapada

La cocina francesa tiene una merecida fama mundial, pero los platos del país vecino no tendrían su prestigio si no fuera por la grandes marcas de champagne. Sus burbujas acompañan cualquier plato con elegancia, frescor y profundidad.

Un viaje a la región de Champagne, como los que se organizan desde Winestyle Travel, permite descubrir la cuna del espumoso más famoso y sofisticado del mundo, acompañado por deliciosos platos regionales o menús degustación con Estrella Michelin.

El prestigio de la región

Junto a las elaboradas creaciones desfilan grandes champagnes de chardonnay y pinot noir como Ruinart, Taittinger, Veuve-Clicquot, GH Mumm, Moet & Chandon o Pommery.

Aunque esté a sólo 40 minutos en tren desde París, Champagne mantiene su cultura local como un tesoro inalterable. Los pequeños productores defienden el cultivo ecológico de la vid y las elaboraciones limitadas a la propia capacidad de los viñedos de su familia.

Este es el caso de Michel Gonet, que en el mismo lugar a las afueras de Epernay tiene la finca familiar, los viñedos, las bodegas y la vivienda habitual de los propietarios.

Descubriendo la historia

Más allá de la experiencia gourmet, la región de Champagne cuenta con un valioso legado histórico, como la Catedral de Nuestra Señora de Reims, lugar de coronación de los reyes de Francia hasta 1825, y la única que tiene dos fachadas, una interior y otra exterior.

Botellas del Champagne Tattinger
Botellas del Champagne Tattinger.

Construida en el siglo XII, es una de las grandes catedrales del gótico en Francia, y su historia se puede descubrir al visitar el contiguo Palais du Tau.

Otras atracciones para visitar son las cavas que se encuentran a 20 y 30 metros bajo tierra, llamadas ‘crayêres’ por su pasado como canteras de extracción de tiza para la construcción.

En ellas se escondieron los civiles para refugiarse de los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial, y fueron distinguidas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Dónde alojarse

Si se trata de elegir alojamientos, los hoteles boutique son recomendados puntos de partida para las excursiones a las bodegas y los pueblos de la región, como Hautvilliers o Chalons-en-Champagne. Si es por elegir, los amantes del lifestyle pueden optar por las comodidades de Les Crayeres, Assiette Champenoise y La Briquetterie.

La maison Mumm, donde se producen cinco millones de botellas al año. / Fotos: Mumm
La maison Mumm, donde se producen cinco millones de botellas al año.

Cómo descubrir los secretos de Champagne

Para conocer en profundidad los encantos de esta región, Winestyle Travel organiza un viaje del 27 de abril al 1 de mayo guiado por el periodista Jordi Melendo, uno de los mayores expertos del champagne en España.

Reconocido sumelier y autor de diversos libros sobre este espumoso, Melendo explicará los secretos de producción de esta bebida mientras se recorren las localidades de Reims, Epernay, Tattinger y Hautvilliers, el lugar donde Dom Perignon descubrió el método champenoise. Y el resto es historia conocida.