Chile desde el mar: 4.000 km de belleza y biodiversidad

Moai sumergido, Rapa Nui. Foto Turismo de Chile.

Chile desde el mar: 4.000 km de belleza y biodiversidad

En el Día Mundial de los Océanos, viajamos a los parques marinos, bahías e islas más hermosas de Chile

Mar Nuevo

Madrid

08/06/2019 - 11:00h

Con más de 4.000 kilómetros de costa y el parque marino más extenso del Pacífico Sur, Chile lidera la conservación de los océanos. Playas casi vírgenes, islas que son auténticos refugios de vida submarina, ecosistemas únicos y espectaculares paisajes nos aguardan para descubrir un punto de vista diferente del país más largo del mundo.

Los pulmones del océano, responsables de la mayoría del oxígeno que respiramos, capaces de regular el clima, alimentarnos y proporcionarnos medicinas y recursos, entre otros, nos regalan en Chile algunos de los más hermosos paraísos submarinos y costeros del mundo, como las islas Rapa Nui y Chañaral, las playas de Caleta Vieja o el Parque Marino Cabo de Hornos.

Las islas Chañaral, Choros y Damas son auténticos paraísos naturales

[Para leer más: La Isla de Pascua también pone el cerrojo al turismo]

Isla Chañaral, Choros y Damas

Junto a las islas Choros y Damas, Chañaral se ha consolidado como un centro histórico de la vida submarina.

En el norte de Chile, a unos 100 km de la Serena, la acción de la corriente de Humboldt ha generado a su alrededor un verdadero paraíso con numerosas especies endémicas, como los lobos marinos, delfines nariz de botella y el pingüino de Humboldt que forma sus colonias en esta zona y dan nombre a la Reserva Nacional constituida ya en 1880.

Buceo Juan Fernández. Foto Turismo de Chile.
Buceo en Juan Fernández. Foto Turismo de Chile.

Aunque no se permite acceder a estas islas, con excepción de la isla Damas, donde podremos acercarnos a ver pingüinos, sí se puede navegar hasta el Faro de la Isla Chañaral y experimentar un inolvidable buceo en las profundidades de sus aguas para conocer las formaciones coralinas.

Rincones como la Reserva Nacional Pingüinos de Humboldt, Rapa Nui y la isla de Juan Fernández nos regalan paraísos submarinos para el buceo

Además, el poblado de Chañaral de Aceituno es conocido mundialmente por el avistamiento de ballenas, ya que en esta zona es posible encontrar numerosas especies de cetáceos, delfines, nutrias y naturalmente, pingüinos.

La Rinconada

Cerca de Antofagasta se encuentra la solitaria Caleta Vieja, una extensa zona costera, con playas casi vírgenes y un sol imperante. Ahí se encuentra la Reserva Marina La Rinconada donde se protege el ostión del norte, que representa una importante fuente económica para el país.

Antofagasta. Foto Turismo de Chile.
Antofagasta. Foto Turismo de Chile.

Parque marino Cabo de Hornos

El área terrestre y marina al sur de Tierra del Fuego representa un hito para la conservación, no solo de Chile, sino del planeta. Alberga una superficie total de 140.000 km2 y fue declarado Reserva de la Biósfera por la Unesco el año 2005.

Gracias a su especial protección, cuenta con algunos de los únicos bosques sub-antárticos libres de impacto humano. Entre las especies que habitan allí se encuentran albatros y pingüinos, además de mamíferos marinos, bosques de kelps (algas marinas) y ecosistemas costeros.

[Para leer más: Cómo atrapar la naturaleza salvaje de Islandia]

Archipiélago Juan Fernández

Este lugar único en el mundo se destaca por poseer una increíble biodiversidad marina, pero sobre todo por su comunidad, que ha sabido vivir en armonía con el medio que la rodea.

Archipielago Juan Fernandez. Foto Turismo de Chile.
Archipiélago Juan Fernández. Foto Turismo de Chile.

Su parque marino alberga cerca de 130 especies reconocidas como objeto de conservación, entre ellas al atún aleta azul del sur, en peligro crítico de extinción, y los amenazados tiburón mako, tortuga laúd y tiburón azulejo.

Rapa Nui es el icono del territorio insular chileno, gracias a un encanto y belleza que no deja a nadie indiferente, pero también cuenta con impresionantes fondos marinos tropicales

Rapa Nui

Si bien Chile cuenta con alrededor de 5.919 islas, Rapa Nui es el icono del territorio insular nacional, gracias a un encanto y belleza que no deja a nadie indiferente, especialmente en la celebración del Día Mundial de los Océanos.

Además de constituir un indudable polo de interés turístico por el misterio de su cultura y tradiciones, también cuenta con una importante área marina protegida, que alberga un ecosistema único en el mundo fraguado por sus características tropicales, sus aguas cálidas y bajas en nutrientes.

Rapa Nui. Foto Turismo de Chile.
Rapa Nui. Foto Turismo de Chile.

Por ejemplo, en algunas zonas están prohibidas la pesca y la minería, que amenazan la biodiversidad, por lo solo se puede pescar con métodos que los isleños utilizan desde hace cientos de años, todo un espectáculo visual.

Se espera que en los próximos años Chile llegue a poseer cerca de 1.600.000 km2 de superficie total protegida. Un desafío que responde a las evidencias que indican la gran influencia que las Reservas Marinas tienen en el resto del planeta y que sostienen que es posible preservar un entorno único y vital.