China inaugura el puente sobre el mar más largo del mundo

China inauguró el martes el puente más largo sobre el mar jamás construido. EFe / Jerome Fauvre.

China inaugura el puente sobre el mar más largo del mundo

El colosal proyecto de 55 km de longitud conecta las ciudades de Hong Kong, Macao y Zhuhai, en la China continental

Las cifras dan muestra de lo titánico del proyecto: 55 km de longitud, 20.000 millones de dólares de coste (16.000 millones de euros), 400.0000 toneladas de acero utilizadas, nueve años de trabajos, dos islas artificiales a prueba de terremotos y un túnel submarino de 6,7 km a 44 m de profundidad.

Desde luego, si el asunto va de récords, China lo ha vuelto a hacer. Y es que, tras la inauguración el pasado enero del mayor puente del cristal del mundo, esta semana el presidente Xi Jinping escenificó la apertura de la colosal obra de ingeniería que conecta las ciudades de Hong Kong, Macao y Zhuhai.

El presidente chino Xi Jinping escenificó la apertura de la colosal obra de ingeniería que conecta las ciudades de Hong Kong, Macao y Zhuhai

El viaducto, cuya construcción ha estado rodeada de polémica desde sus inicios, es uno de los más complejos ejecutados nunca por la mano del hombre. Recortará el tiempo de viaje entre Zhuhai y el aeropuerto de Hong Kong de cuatro horas a 45 minutos e impulsará, según las autoridades, el potencial económico del río de la Perla.  

Acero para 60 torres Eiffel

La construcción comenzó en 2009, si bien había sido ideada en 1983 por el magnate hongkonés Gordo Wu con la finalidad de estrechar las conexiones entre Cantón, Hong Kong y Macao en términos de comercio, finanzas, logística y turismo.

Se espera que el nuevo puente contribuya al desarrollo del Área de la Gran Bahía, una zona que habitan 68 millones de personas y que las autoridades esperan convertir en el Silicon Valley chino

También se espera que contribuya al desarrollo del Área de la Gran Bahía, una zona que habitan 68 millones de personas y que las autoridades esperan convertir en el Silicon Valley chino.

El puente cuenta con un tramo sumergido y conectado por dos islas artificiales. EFE / Jerome Fauvre.
En la imagen, las dos islas artificiales que dan acceso a la parte sumergida del puente. EFE / Jerome Fauvre.

El macroproyecto, no obstante, no ha estado exento de retrasos, accidentes, casos de corrupción y tensiones de todo tipo, así como sobrecostes.

En su construcción, con un coste descomunal, estimado en más de 16.000 millones de euros, se emplearon 400.000 toneladas de acero o, lo que es lo mismo, el material necesario para levantar 60 torres Eiffel.

En su construcción, con un coste descomunal, estimado en más de 16.000 millones de euros, se emplearon 400.000 toneladas de acero o, lo que es lo mismo, el material necesario para levantar 60 torres Eiffel

Con sus 55 km de distancia de extremo a extremo, incluyendo sus dos carreteras de enlace, el puente es unas 20 veces más largo que el puente Golden Gate de San Francisco. Según los ingenieros, está diseñado para durar 120 años.

Para permitir el paso del intenso tráfico marítimo en la zona y evitar contratiempos ocasionados por tormentas, tifones e, incluso, terremotos, parte de lo obra se sumergió. Así, el puente cuenta con un tramo de 6,7 km bajo el mar, conectado con el resto de la infraestructura por dos islas artificiales.

Además, el proyecto se interpone en la trayectoria de vuelo de las aeronaves que salen del aeropuerto internacional de Hong Kong, lo cual limitó estrictamente la altura con la que pudieron trabajar los ingenieros.

Según China, el macroproyecto aportará más de un billón de euros en beneficios económicos a la región

Dos años de retrasos

La fecha de apertura inicialmente prevista era 2016, pero numerosos contratiempos retrasaron en más de dos años su inauguración. Entre ellos destacan la muerte de varios trabajadores durante las obras (al menos nueve personas, y muchos más heridos).

Puente sobre el mar más largo del mundo. China.
Las voces críticas señalan que nunca se recuperará la gigantesca inversión. EFE / Jerome Fauvre.

Para los críticos del proyecto se trata de un derroche innecesario, una inversión que será complicada o imposible recuperar, con un gran impacto medioambiental.

Además, los propios funcionarios recortaron las cifras del tráfico que se espera que utilice la infraestructura, estimado en más de 170.000 personas en 2008 y reducidas a 126.000 en 2016.

El puente conecta tres partes muy diferentes de China: las dos regiones administrativas especiales de Macao y Hong Kong y el territorio continental, lo que implica que el proyecto atraviesa diferentes sistemas legales y políticos

Sin embargo, según China, el macroproyecto aportará más de un billón de euros en beneficios económicos a la región, si bien un cálculo del servicio en mandarín de la BBC prevé que los peajes generen solo unos 80 millones de euros anuales.

Conectar diferentes sistemas legales

El puente conecta tres partes muy diferentes de China: las dos regiones administrativas especiales de Macao y Hong Kong y el territorio continental, lo que implica que el proyecto atraviesa diferentes sistemas legales y políticos.

De hecho, viajar entre Hong Kong y el territorio continental requiere pasar por controles fronterizos, por lo que el puente incluye dos centros de inmigración para procesar los desplazamientos de sus usuarios.