Chipre: la gran desconocida del Mediterráneo

El restaurante Noa es uno de los más recomendados de Chipre. Fotos: Celeste García.

Chipre: la gran desconocida del Mediterráneo

Un paseo por los productos típicos y la gastronomía de Chipre permite descubrir en profundidad esta isla mediterránea

Celeste García de la Banda Rodríguez

El blog de Celeste

Barcelona

02/06/2019 - 11:00h

Chipre, la tercera isla más grande del Mediterráneo tras Sicilia y Cerdeña, tiene paisajes que recuerdan a las Baleares, pero su gastronomía y artesanías se encuentran a mitad de camino entre la historia y la tradición de Europa y Asia.

En un recorrido por el centro y sur de la isla (teniendo en cuenta que una tercera parte de su territorio, al norte, fue invadido por Turquía) pudimos descubrir los platos tradicionales, las manufacturas y producciones locales de pueblos y ciudades como Dali, Limassol y Nicosia, entre otras.

[Para leer más: Por qué los platos que maridan con cerveza son los más saludables]

El aroma de las hierbas

Muchas de las empresas productoras que se encuentran en su territorio son familiares, como Alion, la empresa familiar creada por Theodoros Zavos y Panikos Papaloizou en Dali. Dedicada a la producción de hierbas aromáticas, frutas y verduras, destaca por sus snacks saludables y las flores comestibles.

parpis 2
Sirope y otros productos de la algarroba.

Cuando se entra en sus factorías sorprende el aroma de sus hierbas aromáticas frescas, en especial del lemon grass y del orégano. Y en cuanto al sabor, los tomates cherry son una delicia, muy dulces y crujientes.

En Chipre se pueden probar desde frutos secos hasta vinos de variedades locales o quesos como el halloumi

Seguramente escucharon hablar del sirope de algarroba, ahora que está tan de moda el estilo de vida saludable. Este producto es elaborado por la empresa familiar de Stavros Parpis ubicada en Limassol, que se dedica a procesar el fruto del algarrobo con el que además de ese líquido dulce y espeso se generan harinas, cremas del tipo nocilla, polvos y en formato de chocolatinas.

Sabía que se lo usaba como alimento para animales, pero no de su valor gastronómico y sus beneficios, donde destaca su bajo índice glucémico (ideal cuando se evita el azúcar), el alto valor proteico vegetal (necesario en dietas con foco en las proteínas) y el alto contenido en fibra, calcio y vitaminas A, B and C.

Quesos tradicionales

A la hora de buscar quesos artesanales, hay que poner rumbo a la región de Prastio, donde se encuentra la granja de A.P. Polycaropu e Hijos.

La factoría ocupa la parte posterior de la casa y la granja con las ovejas y demás animales se distribuye por los alrededores.

El halloumi real y tradicional se elabora con leche de cabra y de oveja, no con leche de vaca.

Es una empresa familiar, de cinco generaciones, que produce productos lácteos y uno de los quesos más valorados de Chipre, el halloumi, que fue distinguido como Mejor queso de Europa en el Global Cheese Awards 2017.

Para conseguir un producto de calidad interviene el conocimiento transmitido de generación en generación, además de técnicas de elaboración ancestrales, y factores únicos como la vegetación, la altitud, el clima y la raza del animal.

halloumi 3
Elaboración de quesos halloumi.

Allí probamos diferentes productos y elaboraciones, como el halloumi a la plancha, crudo, curado, un yogurt increíblemente cremoso y una especie de requesón llamado anari, delicioso con miel y canela.

Se puede preparar de muchas maneras, pero lo más típico es al grill o cocido, obteniendo una textura suave tipo mozzarella salada, ideal para platos de pasta o pizza.

Los vinos de Chipre

En cuanto a los vinos, en Limassol se encuentra la bodega Vlassides Winery, un sueño de Sophocles Vlassides hecho realidad en este paraje de montañas y con un río como frontera.

Allí producen unas 120.000 botellas, más que nada para el mercado local, cuyas variedades principales son syrah, cabernet sauvignon, merlot y sauvignon blanc, pero también uvas locales como la xynisteri, la maratheftiko, la yiannoudi, la promara y la morokanella.

vlassides 2
Cata de vinos de la bodega Vlassides.

La bodega se encuentra debajo de la montaña, para mantener la temperatura adecuada tanto en invierno como en verano, ya que el clima varía bastante de una estación a otra.

Sus vinos, de marcas como Shiraz, Grifos 2, y Grifos 3 se pueden descubrir con degustaciones matizadas con quesos locales y variedades externas como el manchego.

Otros productos típicos que se pueden encontrar en la escarpada geografía de Chipre son los frutos secos de Serano, una empresa de Dali de Evangelos y Olga Neophytou, que también se diversifican a las frutas secas, las barritas y los snacks de coco.

[Para leer más: Cinco islas griegas para cinco tipos de viajeros]

O las granadas de Kleopas, un alimento rico en potasio y ácido folico, que mejora la circulación y ayuda en la presión arterial, gracias a su alto nivel de antioxidantes y vitamina C.

Gastronomía chipriota

Al momento de comer, hay dos restaurantes recomendados para sentir los sabores de Chipre. Uno es Noa, un restaurante y club de playa ubicado en Limassol, justo en frente del mar, que presenta una oferta gastronómica excepcional.

noa2
Vinos de Chipre en el restaurante Noa.

Su apuesta por el producto local con elaboraciones sofisticadas y la selección de vinos que tienen en la carta, hace que no uno no se quiera levantar de la mesa. Allí brillan desde el pescado local elaborado con técnicas japonesas, hasta una ensalada típica de allí con un buen aceite de oliva.

Las tabernas son la mejor forma de conocer la gastronomía tradicional de Chipre

Otro es Taverna, un restaurante cuyo nombre describe el tipo de local: las tabernas típicas. En este sitio de Nicosia llenan la mesa la mesa de entrantes súper ricos como ensalada, alcaparras y tahini.

Nosotras probamos dos platos, una chuleta de cerdo elaborada con vino y dee segundo, un mix entre souvlakia sheftalia similares a las albóndigas con carne de cerdo.