Cinco claves para que Barcelona no muera de éxito

La masificación en los puntos más populares atenta contra la calidad del turismo en Barcelona.

Cinco claves para que Barcelona no muera de éxito

El foro Barcelona Global Summit presenta cinco propuestas para que el turismo de Barcelona gane en calidad sin perder visitas

El primer foro Barcelona Global Summit acercó diferentes propuestas para que el turismo de Barcelona sea una actividad sostenible, que logre un equilibrio entre las llegadas de visitantes y la calidad de vida de los vecinos.

El encuentro fue organizado por Barcelona Global, una entidad que agrupa a unas 40 empresas y entidades, además de 800 profesionales del sector. Esta edición contó con los apoyos de Caixabank, Axel Hotels, Grupo Hotusa, Único Hotels, Airbnb, Abertis, el Gremi d’Hoteles de Barcelona, Barcelona Oberta y Barcelona Turisme, entre otras.

Las ideas que surgieron del debate serán presentadas ante el Ayuntamiento, y la idea, dijo el presidente de la entidad Gonzalo Rodés, es que sean aplicadas “cuanto antes”.

1. Impulsar la colaboración público-privada

La idea es que el sector privado ayude a regenerar áreas que sufren de la masificación y la homogenización. Se trata de un modelo llamado BID (Business Improvement Districts), que podría revitalizar la zona del Paral·lel o dinamizar el distrito cultural de L’Hospitalet, y también recuperar Las Ramblas para los ciudadanos.

2. Mejorar la experiencia del visitante

Se trata de crear una plataforma para informar sobre los atractivos turísticos de la ciudad, y también reforzar los controles y la estadía máxima en los apartamentos turísticos, tal como se hizo en San Francisco.

3. Revisar el IBI

El foro también sugiere revisar el IBI que pagan las viviendas para turistas, que se regule de acuerdo a su rentabilidad. O sea, si tienen más visitas, que paguen más impuestos. Y que este dinero se destine a programas de vivienda social.

4. Impulso por la música

La plataforma “Barcelona es música” ayudará a la desestacionalización del turismo, y promocionará la ciudad entre foros y seguidores de actividades culturales. Además se sugiere introducir un recargo en el impuesto turístico para dotar un Fondo de Apoyo a la Cultura, que podría alcanzar los seis millones de euros.

5. Cambiar la imagen del turismo entre los residentes

Para que el turismo no sea una fuente de discordia, se propuso crear un sello que diga “Proyecto financiado con la Tasa Turística”, para identificar las intervenciones de Barcelona financiadas con este impuestos. También se lanzó la idea de crear un certificado para visibilizar las buenas prácticas laborales de los establecimientos turísticos, como la equidad salarial entre hombres y mujeres.

Relanzar la marca Barcelona

Estas propuestas fueron elaboradas por representantes del tejido económico y empresarial socios de la entidad, con el asesoramiento del urbanista y consultor internacional, el profesor Greg Clark.

Este experto también presentó su ponencia “Relanzar el sector turístico después de una crisis, que plantea diversas pautas para mejorar la marca Barcelona luego de los atentados de agosto y tras la caída del sector turístico por la crisis política de Cataluña.

En el encuentro también se expusieron los ejemplos de Nueva York, Miami, Sudáfrica y Ámsterdam sobre sus política de gestión del turismo sin caer en la masificación o en el perjuicio a su tejido social.