Cinco cosas que solo puedes hacer en Akureyri

Con solo 20.000 habitantes, Akureyri es la segunda ciudad de Islandia. Foto Inspired by Iceland.

Cinco cosas que solo puedes hacer en Akureyri

La segunda ciudad más grande de Islandia, capital del norte y puerta de entrada al Ártico, es un núcleo vibrante de galerías, museos, teatros y restaurantes

Mar Nuevo

Madrid

05/02/2019 - 19:13h

Enclavada en la boca del fiordo más largo de Islandia, en la frontera ártica, Akureyri se asoma a una naturaleza salvaje de glaciares y auroras boreales, de vertiginosos acantilados y avistamiento de ballenas jorobadas. Sin embargo, es también una ciudad vibrante, con un buen puñado de restaurantes y hoteles, galerías y museos, y capital de la cultura wellness.

Con no más de 20.000 habitantes y a alrededor de 40 minutos en coche desde la capital, Reikiavik, la segunda ciudad más grande de Islandia cuenta con un aeropuerto internacional, puerto –al que acceden cada vez más cruceros árticos- y la estación de esquí más importante del país, Hlíðarfjall.

Recientemente renovado y ampliado, el Museo de Arte de Akureyri es uno de los más grandes de Islandia, de visita obligatoria junto al Centro HOF y el Art's Alley 

[Cómo atrapar la naturaleza salvaje de Islandia]

 

Pese a su tamaño, esta pintoresca villa de casas coloridas y calles tranquilas, sorprende con una agenda cargada de propuestas, aquí van cinco de las más originales.

1. Sumergirte en la cultura islandesa

Recientemente renovado y ampliado, el Museo de Arte de Akureyri es uno de los más grandes de Islandia. Ubicado en el corazón de la ciudad, es un buen lugar para adentrarse en la cultura islandesa, pero también para saborear un delicioso café en su nueva cafetería.

También recomendable es la visita al Centro Cultural y de Conferencias Hof, que alberga todo tipo de eventos musicales y teatrales, y el Art's Alley.

Otro indispensable es el jardín botánico, Lystigarðurinn, un parque público y de entrada gratuita que abrió sus puertas en 1912, con una interesante colección de flores y plantas de altura. El Café Bjork, un restaurante tranquilo en el jardín, es además perfecto para un aperitivo o una cena.

Akureyri HOF. Islandia.
Centro cultural HOF, Akureyri.

[Cinco secretos que solo podrás descubrir en Oslo]

2. Capturar una aurora boreal

La situación geográfica de la ciudad, tan al norte y a tiro de piedra del círculo polar, pero también la ausencia de contaminación lumínica y sus cielos despejados, hacen de Akureyri un lugar privilegiado para disfrutar del espectáculo natural de las auroras boreales entre los meses de septiembre y abril.

Casi todos los hoteles en Akureyri cuentan con sistemas de predicciones e incluso servicios de alertas para avisar a los huéspedes alojados de la presencia de auroras boreales

Casi todos los hoteles cuentan con sistemas de predicciones e incluso servicios de alertas para avisar a los huéspedes alojados. En función del alojamiento, además, es incluso posible verlas cómodamente y en una suerte de proyección privada a través de una ventana panorámica o el propio techo de la habitación.

Auroras boreales en la región del norte. Islandia.
Auroras boreales en la región del norte. Islandia. Foto Inspired by Iceland.

3. Enamorarte del bacalao islandés 

El bacalao islandés, uno de los productos más reverenciados por chefs de todo el mundo, inspira también a los cocineros locales. Especializado en pescados y mariscos, en Akureyri brilla el Noa Seafood Restaurant, ubicado en Hafnarstraeti 22. Parte galería de arte, parte tienda de muebles, parte restaurante, este ‘arca de Noé’ ofrece un concepto único. La comida, honesta, se coloca sobre todo lo demás, con un menú construido sobre la base del pescado fresco.

Otra referencia indispensable es Strikið. En un quinto piso, este restaurante con enormes ventanales y vistas al fiordo cuenta entre sus especialidades con hamburguesas de reno, sushi o cordero, también muy apreciado entre los locales.

El bacalao es una institución en Islandia.
El bacalao es una institución y estrella de los fogones en Islandia. Foto Inspired by Iceland.

Más informal y bullicioso, el Akureyri Fish Restaurant ofrece una carta con predominio absoluto del pescado en todo tipo de preparaciones y formatos: desde la fritura a la sopa pasando por la hamburguesa. Salmón, bacalao o mejillones son algunos de los reyes de su carta.

4. Disfrutar de un spa de cerveza

El agua caliente geotérmica es una constante en el norte de Islandia, por lo que es fácil encontrar en cada localidad piscinas, jacuzzis y saunas. Entre las novedades de 2018 destaca la apertura de Geosea, en el pueblo de Húsavík, que ofrece baños con agua de mar geotérmica –una experiencia saludable y natural- complementada con una vista espectacular al mar Ártico y las montañas. Desde las propias piscinas, que se asoman al borde de los acantilados de Húsavík, es posible avistar incluso ballenas azules o jorobadas.

En la localidad de Árskógssandur, se abre el extraordinario Bjórböðin The beer spa, en el que la levadura, la malta y el lúpulo de la cerveza local Kaldi rejuvenecen cuerpo y mente

Además, en la localidad de Árskógssandur, se abre el extraordinario Bjórböðin The beer spa, en el que la levadura, la malta y el lúpulo de la cerveza local Kaldi rejuvenecen cuerpo y mente. De momento, y aunque apetecible, la espuma del baño no se puede beber, lo que se suple con un grifo de cerveza instalado junto a cada bañera.

GeoSea
GeoSea baños termales.

5. Sucumbir a la naturaleza salvaje

Comenzando por el lago volcánico de Mývatn, y continuando por las poderosas cascadas de Dettifoss y Goðafoss, conocida como la ‘cascada de los dioses’, la región del norte es el territorio de la aventura y la naturaleza por excelencia en el país, y Akureyri es el punto de partida perfecto para descubrir sus tesoros.

En la bahía de Skjálfandi se encuentra Húsavík, la capital del avistamiento de ballenas en Islandia, donde es fácil divisar magníficos ejemplares, y donde se encuentra también el Museo de la ballena, que custodia un esqueleto de ballena azul.

A una hora en coche de la ciudad está también la cueva volcánica de Grjótagjá, con una laguna termal en su interior. Además, las formaciones geológicas como Ásbyrgi, con fascinantes rutas de trekking, o la isla plana de Drangey, son parte del atractivo de esta región.

Husavik es la capital del avistamiento de ballenas de Islandia.
Húsavik es la capital islandesa del avistamiento de ballenas. Foto Inspired by Iceland.