Cinco laberintos para perderse en la primavera

El Laberinto d’Horta, en Barcelona, uno de los cinco laberintos para perderse en la primavera. Foto: Wikicommons/CC0

Cinco laberintos para perderse en la primavera

Estos cinco laberintos españoles ponen a prueba la orientación de los más aventurados

Rusticae

02/05/2018 - 04:30h

Laberintos ya los hubo en las antiguas civilizaciones de Egipto, Grecia o Roma. Fueron llevados a la fama por las historias mitológicas sobre el Minotauro y el palacio del rey Minos en la isla de Creta, y sus imprevisibles pasillos arbolados nos han acompañado desde la infancia. Adentrarnos en alguno de ellos nos hace sentir como Alicia en el País de las Maravillas.

Son muchos los sentimientos que nos despiertan los laberintos. Por un lado, sus altas paredes vegetales nos desconectan del mundo exterior y hacen que todos nuestros sentidos se concentren en el camino.

Por otro, sus caminos nos confunden y resulta muy fácil perderse, por lo que llegar a la salida supone un gran reto. Y entre medio, otras muchas sensaciones: espiritualidad, fantasía, meditación, serenidad, diversión...

En definitiva, los laberintos son como un juego a escala humana que ponen a prueba nuestra orientación. Si buscas dónde perderte, te enseñamos cinco impresionantes laberintos en España que parecen sacados de un cuento.

Laberinto de la Gran de San Ildefonso

5 Laberinto de la Gran de San Ildefonso -- Segovia

La ciudad de la Granja de San Ildefonso es un lugar increíble por su cultura, su gastronomía y sus atractivos turísticos. No dejes de pasar la posibilidad de pasear por sus jardines y perderte por su elegante laberinto francés.

Fue diseñado en 1713 por Dezalliear d’Argenville y tiene un tamaño de dos campos de fútbol. Sus calles intrincadas serán un gran reto personal. A pocos kilómetros encontrarás el hotel Finca Fuente Techada, una preciosa casa de campo familiar al pie de la Sierra de Guadarrama.

El laberinto de Tentegorra, en Cartagena

4 Laberinto de Tentegorra -- Murcia

El laberinto de Tentegorra, en Cartagena, es otro de los más grandes de España y del mundo. Fue inaugurado en 2013 y está conformado por una variedad de cipreses de Leyland de dos metros de alto.

Lo que lo hacen diferente son sus puertas que permiten configurar el recorrido a la voluntad de cada uno, existiendo un itinerario fácil y otro más complicado para los que quieren un mayor desafío.

Además de salir, el objetivo es llegar al mirador central para contemplar el recorrido y sus espirales. Nuestra recomendación de alojamiento es la Hospedería Bajo el Cejo, en el Parque de Sierra Espuña, un entorno único para disfrutar de una bonita escapada.

Laberinto d’Horta, Barcelona

3 Laberinto d’Horta -- Barcelona

En el distrito de Horta-Guinardó de Barcelona puedes visitar un laberinto histórico y muy elegante, que comenzó como un jardín neoclásico y ha terminado convirtiéndose en un lugar donde pasar un ratito romántico con tu pareja o vivir momentos divertidos como la familia o los amigos.

A pocos kilómetros de este laberinto, en pleno Passeig de Gràcia, se sitúa el Hotel Margot House, un hotel minimalista donde predomina el blanco. Será tu remanso de paz para el descanso. Fuera, disfrutarás del centro de la ciudad, son sus monumentos, restaurantes, tiendas y zonas de ocio.

Laberinto del Alcázar de Sevilla

2 Laberinto del Alcázar -- Sevilla

Sevilla no le hace falta una excusa para ser visitada. La capital hispalense rezuma vida, buen ambiente y ofrece lugares tan inspiradores como la Plaza de España, el Puente de Triana, la Torre del Oro o el barrio de Santa Cruz.

En tu próxima visita a Sevilla puedes añadir otro lugar con encanto: el laberinto de los jardines del Alcázar. Y para descansar, un hotel con carácter es el Hotel Alcoba del Rey, junto a la Basílica de la Macarena, una auténtica explosión de colores y ambientes.

Laberinto de Villapresente (Cantabria)

1 Laberinto de Villapresente -- Cantabria

Es el más reciente y el más grande de España. Un vecino de Villapresente, operario de montes y vendedor de pinos, encontró la solución para dar salida a sus árboles ante la baja demanda: crear un enorme laberinto.

Tiene 5.000 metros cuadrados y sus 4.000 pinos forman casi cuatro kilómetros de calles. Se podrá visitar a partir del 8 de abril. ¿Te apuntas? Aprovecha la escapada para visitar Santillana del Mar y Suances, con su espectacular playa de los Locos.

En Cantabria podrás descansar en hoteles con encanto como El Jardín de Carrejo, con un magnífico jardín para disfrutar con la llegada del buen tiempo.