Cinco lugares para sentirse como los últimos Jedi

Lugares naturales escenarios para Star Wars.

Cinco lugares para sentirse como los últimos Jedi

No hace falta irse a una galaxia muy muy lejana: viajamos por el mundo para descubrir cinco localizaciones claves del último film de Star Wars

Juan Santiago Castro

BARCELONA

16/12/2017 - 04:55h

Es la idea: muchos de los paisajes que se despliegan en Star Wars: El Último Jedi parecen provenir de una lejana galaxia. Si bien muchos de los escenarios de la película se filmaron en los estudios de Pinewood Studios en Londres, son varios los lugares naturales que se utilizaron para la filmación de varias escenas.

Estos son los sitios clave en la última entrega de la saga galáctica, que por supuesto, están en diferentes puntos del planeta Tierra

Skellig Michael, Irlanda

La película comienza donde finalizó Star Wars: El Despertar de la Fuerza, y la isla irlandesa de Skellig Michael vuelve a aparecer como sitio en el que se ambienta Ahch-To, la misteriosa isla donde se esconde Luke Skywalker.

El sitio es considerado Patrimonio Mundial de la UNESCO, y se encuentra en el lado oeste de la península de Iveragh, en Irlanda. Cuenta con un monasterio que data del siglo VI al que se puede llegar subiendo 600 escalones.

Skellig Michael Irlanda
Skellig Michael, el refugio de Luke Skywalker en Star Wars. 

Salar de Uyuni, Bolivia

El Salar de Uyuni, en Bolivia, es el desierto de sal continuo más grande del mundo, con una extensión de más de 10.000 kilómetros cuadrados, muy cerca de la ciudad de Potosí. Este lugar sirvió como escenario para Crait, un pequeño planeta mineral ubicado en una sección remota de la galaxia que una vez fue sede de un puesto de avanzada de la Alianza Rebelde durante su rebelión temprana contra el Imperio.

En el salar más grande y a la vez más alto del mundo se encuentran los restos de un lago prehistórico que se secó y dejó atrás una enorme corteza de sal. Cuando llueve, la extensa planicie se transforma en un gran espejo que refleja el firmamento y todo lo que se encuentra alrededor, para crear un impresionante espejo natural.

Salar de Uyuni
Paisaje del Salar de Uyuni, lugar con las reservas de litio más grandes del mundo. 

Dubrovnik, Croacia

Una de las localidades mediterráneas más populares en la actualidad, Dubrovnik, ha sido sede de varias películas y series exitosas. Además de ser el escenario de Juego de Tronos para recrear Desembarco del Rey, la ciudad croata sirvió para dar vida al refugio de la Ciudad Casino de Canto Bight.

Algunos lugares populares dentro de Dubrovnik que aparecen en la película incluyen su casco antiguo, una ciudad medieval preservada que alberga arquitectura antigua y muros de piedra que datan del siglo XVI. La escarpada costa de esta ciudad es una de las más bellas del Mar Adriático.

dubrovnik
Panorámica del centro histórico medieval del Dubrovnik. 

Bonneville Salt Flats, Utah, EE.UU

Otro de los lugares utilizados para mostrar la superficie del planeta de Crait fue Bonneville Salt Flats en Utah, EE.UU. Otro salar con paisajes espectaculares, pero con menores proporciones que el de Uyuni en Bolivia.

Varios turistas de muchas partes de los EE.UU y del mundo se ven atraídos por este lugar en el que se realizan varios eventos de velocidad. En el Bonneville Speedway, se ven coches, motocicletas y camiones compitiendo velozmente a lo largo de las salinas y rompiendo marcas.

Bonneville Salt Flats
Paisaje del desierto salado de Bonneville Salt Flats. 

Ceann Sibéal, Irlanda

Uno de los parajes finales en los que se filmó El último Jedi fue en la Península de Dingle, Irlanda, en el promontorio de Ceann Sibéal. En este lugar se construyeron cabañas en forma de colmenas para darle vida al templo Jedi donde Rey desarrolla su percepción de la Fuerza.

El promontorio está rodeado de altas montañas y desde allí se puede disfrutar de vistas sobre toda la península de Dingle, así como de las pequeñas aldeas de pescadores que salpican el terreno, un lugar propicio para la recreación del mundo de Ahch-To

En esta localidad se encuentran los Dingle Golf Links, uno de los campos de golf más famosos de Irlanda, los que se encuentran más al oeste del país. 

Ceann Sibéal
Construcción del templo Jedi en el promontorio de Ceann Sibéal.