Los cinco mejores templos de la tarta Sacher en Viena

El Café Sacher, el lugar donde surgió el postre más famoso de Austria.

Los cinco mejores templos de la tarta Sacher en Viena

El postre más emblemático de Austria no puede ser probado en cualquier lugar. Estos cafés son el marco ideal para descubrir su sabor legendario

Rosa Suria

Loff.it

BARCELONA

07/05/2018 - 04:45h

La tarta Sacher está considerada como uno de los dulces más espectaculares del planeta, un manjar sólo al alcance de unos pocos, una receta inimitable que ha ido pasando con secretismo de generación en generación.

Conocida en su Austria natal como Sachertorte, se ha convertido en uno de los principales atractivos del país y en un dulce deseado por todos. Prácticamente no existe ni un solo lugar en el que no se encuentre una imitación de este riquísimo pastel de chocolate y mermelada de un tipo de albaricoque muy especial.

Pero estas imitaciones no pueden ser siquiera comparadas con la original. La tarta Sacher nació en 1832 de la creatividad de Franz Sacher, el padre del fundador del hotel homónimo ubicado en el centro de Viena, uno de los más exclusivos de la capital austríaca.

Ha sido en estas cocinas, verdaderamente mágicas, donde el secreto de la receta se ha ido escondiendo a lo largo de los años, un secreto bajo llave y bajo promesas inquebrantables.

Sin embargo, el pueblo de Viena ha logrado hacerse con los trucos necesarios para elaborar la riquísima Sachertorte y lograr ese sabor que tanto protege el Hotel Sacher. Existen una serie de cafeterías en las que tendrás la oportunidad de probar una porción de este pastel tan buena -o incluso más- como la original.

Café Central

Estamos ante uno de los cafés más conocidos de Viena, un lugar en el que no sólo podrás probar una tarta Sacher buenísima, sino que también podrás disfrutar de otros manjares de la gastronomía vienesa en un entorno único.

central

El local es una verdadera belleza, uno de esos sitios en los que entras fascinado y de los que sales enamorado. Los precios no son realmente asequibles, pero merece la pena disfrutar de un café y de una porción de tarta mientras contemplas la historia en sus muros.

Café Central : Herrengasse 14, 1010 Viena, Austria

Pastelería Demel

Es posible que no hayas escuchado hablar de esta pastelería, pero te aseguramos que la tarta Sacher que probarás allí será tan buena como la original.

demel

Y es que durante años los dueños del Hotel Sacher y de ésta se disputaron la receta original del postre, que acabó en poder de los primeros. Precisamente por esta razón, en la pastelería Demel el nombre correcto de la tarta es Eduard Sachertorte. Riquísima y con historia.

Pastelería Demel : Kohlmarkt 14, 1010 Viena, Austria

Café Sperl

Igual que ocurría con el Central, este café es uno de los más conocidos de Viena. Con más de un siglo de historia, este local ha aparecido en diferentes películas y ha visto cómo las mentes más brillantes conversaban entre sus cuatro paredes.

sperl

Todos los dulces allí están riquísimos, incluida la tarta Sacher, y lo mejor de todo es que tu bolsillo no se resentirá tras tu visita. Una parada obligatoria.

Café Sperl : Gumpendorfer Str. 11, 1060 Viena, Austria

Café Mozart

En la famosa Albertinaplatz de Viena, muy cerca del Hotel Sacher, encontramos otro de los cafés míticos de la ciudad. En él se une prácticamente todo lo típico de la capital austriaca y del país en general, sólo hay que ver su nombre.

mozart

Como no podía ser de otra manera, su versión de la Sachertorte es una maravilla que todo el mundo debería probar.

Café Mozart : Albertinaplatz 2, 1010 Wien, Austria

Café Sacher

Terminamos, como no podía ser de otra manera, con el lugar en el que surgió todo. En el Café Sacher tendrás la oportunidad de degustar la tarta Sacher original, pero en este caso la historia se paga, ya que el precio de la porción es bastante más elevado que en el resto de los locales.

sacher 2

Eso sí, si tu presupuesto es amplio, aprovéchalo. Una vez pruebes un bocado de esa maravilla comprenderás que ha merecido la pena.

Café Sacher : Philharmoniker Str. 4, 1010 Viena, Austria