Cinco pueblos de Europa que parecen extraídos de un libro de cuentos

La ciudad vieja de Český Krumlov parece la escenografía de un cuento de hadas. Foto: 012-Pixabay

Cinco pueblos de Europa que parecen extraídos de un libro de cuentos

Recorremos pequeños pueblos de España, Alemania, Austria, Francia y Chequia con sus casas pintorescas, balcones con flores y calles de adoquines

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

08/08/2019 - 18:18h

Las ilustraciones de los libros de la infancia solían situar las historias en pequeños pueblos, cercanos a algún castillo o a la vera de un bosque, con casas de colores vivos, alguna iglesia, canteros con flores y vecinos amables. Pues esos pueblos existen.

Y no hace falta viaja muy lejos para conocerlos. Algunos son muy conocidos por los españoles como Besalú. Otros son legendarios centros de peregrinación, como Rocamadour, y están los que quedaron detenidos en la Edad Media, como Český Krumlov.

Český Krumlov, República Checa

Todos los turistas que llegan a la República Checa ponen rumbo a Praga. Es lógico, la capital del país tiene un centro histórico, un castillo y puentes que quedan grabados en la retina.

Pero hay pequeñas ciudades en el interior, como Český Krumlov, que valen la pena visitar en una escapada.

cescky thfr en Pixabay
Foto: Thfr - Pixabay.

Ubicada al sudeste de la región de Bohemia, el excelente estado de conservación de su ciudad vieja le mereció ser catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Las casas e iglesias de Český Krumlov mezclan los estilos gótico, barroco y renacentista

Sus casas, iglesias (como la de San Vito, donde se organizan conciertos de música clásica) y edificios públicos construidos entre los años 1300 y 1600 se despliega un catálogo de estilos, desde el gótico al renacimiento, con pinceladas del barroco.

Un punto destacado es el castillo, que data de 1240, con jardines rococó que aportan una agradecida cuota de sombra, y donde hay un teatro giratorio que está tal como fue construido en el siglo XVIII.

Leonhard Niederwimmer en Pixabay cesky
Foto: Leonhard Niederwimmer - Pixabay.

El castillo tiene una torre que, a pesar de la cantidad de escalones, ofrece la mejor panorámica de la villa medieval.

Pero el detalle que atrae a todos los niños son los osos que viven en el foso que rodea a este conjunto monumental, que viven allí desde el 1700.

Hallstatt, Austria

El pintorequismo de Hallstatt es tan idílico que en China hay una réplica, como si hubiera sido duplicada por una impresora 3D. Residentes y visitantes aseguran que es el pueblo más bonito de Austria.

Hallstat apertura David Mark en Pixabay
Foto: David Mark - Pixabay

Ubicada al borde de un lago llamado como el pueblo, este otro sitio protegido por la Unesco mantiene la típica arquitectura del siglo XVI de los Alpes que sería la inspiración para los ilustradores de libros para niños.

[Para leer más: Innsbruck, la ciudad alpina para descubrir en 24 horas]

El lugar es un valioso reclamo turístico, por lo que hay abundancia de tiendas y cafeterías,que presumen de ser una más coqueta que la otra, ubicadas en la calle principal SeeStrasse.

La vida social y comercial gira alrededor de la plaza central, Marktplatz, donde hay casas con balcones llenos de flores y enredaderas que caen.

Al estar ubicado en una ladera, hay que estar preparado para subir las cuestas, pero las vistas que se despliegan desde los seis miradores hacen que el esfuerzo valga la pena.

hallstatt roemisches haeuser fruehling c kraft 01
Foto: Turismo de Hallstatt.

Hay un servicio de funicular que lleva a la antigua mina de Salzwelten, que atesora un lago salado subterráneo. Desde allí, siguiendo un sendero hacia el valle de Echern se descubren glaciares y la cascada Waldbachstrub.

Rocamadour, Francia

Al este de Burdeos, en la región de Occitania, Rocamadour desafía a la ley de gravedad al haberse construido sobre la ladera de un acantilado.

Además de la belleza del paisaje el lugar es famoso como centro de peregrinación, potenciado por la variedad de iglesias, abadías y santuarios.

Tras el Monte Saint-Michel, Rocamadour es uno de los lugares más visitados de Francia

Hay siete de estos lugares sagrados, como las capillas de Notre-Dame (donde hay una famosa virgen negra del siglo XII), la de Saint-Michel y la basílica de Saint-Sauveur. En el pueblo hay un palacio episcopal con un interesante museo de arte sacro.

Rocamadour  Mario Léveillé en Pixabay
Foto: Mario Léveillé - Pixabay.

El punto más alto están en las murallas medievales que rodean a la villa, que ofrece las mejores vistas del cañón de Alzou y los bosques del Parque Natural Regional de Causses du Quercy.

La ciudadela tiene una sola calle que la atraviesa, donde se concentran los restaurantes, tiendas de recuerdos y los servicios para turistas.

rocamadour Frits Kappers en Pixabay
Foto: Frits Kappers - Pixabay.

Si se programa una visita, cabe evitar fechas religiosas como la Navidad y la Semana Santa: este es el segundo lugar más visitado de Francia después del Monte Saint-Michel.

Cochem, Alemania

No importa en qué punto del pueblo de Cochem uno se encuentre: desde cualquier ángulo se divisa el imponente castillo del siglo XI encumbrado en la cima de una sierra.

cochem pixabay x Cochem
Foto: Herbert Aust.

Cualquiera diría que allí reside la doncella reglamentaria de cualquier fábula medieval, aunque cabe aclarar que fue reconstruido en 1865 en estilo neogótico.

[Para leer más: Cinco pueblos con lago italianos para caer enamorado]

Los mejores sitios para capturar con el móvil o la cámara de fotos son las casas que se asoman al río Mosela, con las tradicionales entramados de madera en el frente y pintadas de colores pastel.

Desde allí se puede tomar una excursión en barco hasta Beilstein, un minúsculo pueblo con un puñado de casas llenos de plantas.

Ronile cochem pixabay
Foto: Ronile - Pixabay.

Otra alternativa es alquilar una bicicleta y, de paso, llegar hasta alguna de las bodegas de la región que producen el famoso vino Riesling, que también se puede degustar en los bares de Cochem ubicados junto al núcleo de la Marktplatz (plaza del mercado), la iglesia de San Martín y el ayuntamiento barroco.

Besalú

El puente medieval de Besalú es la postal más conocida de este pueblo, villa que se remonta a la Edad Media.

Ubicado en el corazón de la provincia de Girona, el puente de estilo románico atraviesa el río Fluviá por medio de sus siete arcos, de los cuales el paso se franquea con una torre de defensa que tiene una puerta de hierro levadiza.

besalu pixabay Jaime Fernandez
Foto: Jaime Fernández - Pixabay.

En su larga historia el puente (protagonista de premiadas novelas) fue arrasado por inundaciones, volado en batallas y vuelto a reconstruir una y otra vez; la última luego de la Guerra Civil.

El puente medieval de Besalú fue arrasado por inundaciones y volado en guerras, pero siempre reconstruido en una y otra ocasión

Las callejuelas serpenteantes de Besalú conducen a una bonita Plaza Mayor, ideal para tomar una copa contemplando las casas medievales, uno de los conjuntos mejor conservados de esa época en Cataluña.

Besalu flickr Josep Enric
Foto: Josep Enric - Flickr.

Hay un barrio judío que también vale la pena visitar, así como varios edificios históricos como la iglesia del monasterio de San Pedro de Besalú y San Julián, el antiguo hospital de peregrinos, la casa Cornellá, la iglesia de San Vicente y la sala gótica del Palacio de la Curia Real.

Un sitio curioso es el Museo de Miniaturas y Microminiaturas, donde se pueden ver objetos extraños como una Torre Eiffel construida sobre una semilla de amapola.