Cinco restaurantes para viajar por el mundo sin moverte de Madrid

De la cocina china más loca al sándwich gourmet, sigue esta ruta para reencontrarte con Madrid. Foto: HongKong70.

Cinco restaurantes para viajar por el mundo sin moverte de Madrid

No te dejes arrastrar por el síndrome postvacacional; Madrid es tan emocionante que te permite viajar a todo el mundo solo a través del paladar

Macarena Escrivá

Madrid

02/09/2019 - 12:35h

¿De vuelta en Madrid? No te preocupes, aunque hayas sido uno de los miles que huyen cuando suben las temperaturas, la ciudad no te guarda rencor. Es más, te espera con ánimos renovados, una escena vibrante y muchos planes para que te sacudas eso que llaman depresión postvacacional.

Así que stop dramas. Mientras acabas de guardar al fondo del armario bañadores, pareos y sandalias, vamos a disfrutar la capital a ritmo tranquilo, vamos recargar las pilas para la vuelta y a descubrir o redescubrir todo lo que hay para ti.

Madrid siempre tiene novedades que, a veces vuelven a sus raíces y, otras, nos llevan a los rincones más apasionantes del planeta

[Para leer más: Seis restaurantes para disfrutar de la cocina al carbón en Madrid]

Si acabas de volver y ya te parece que quedan lejos las vacaciones, sigue leyendo; apenas hace falta un viaje en metro o taxi para comernos lo mejor del mundo en la ciudad.

Gamba roja ibicenca con hinojo en bruonise y encurtido. Foto: Sa Brisa.
Viajar con el paladar también es viajar. En la foto, gamba roja ibicenca con hinojo en bruonise y encurtido  Sa Brisa.

México, Perú, China, India, Ibiza... Suena exótico, ¿verdad? Vamos a viajar con el paladar y lo vamos a hacer con un puñado de buenos restaurantes. Pasajeros, abróchese los cinturones. Despegamos en un viaje alrededor del globo sin movernos de Madrid.

Primera parada: China

Nos vamos a una de las calles más castizas de Madrid, Toledo. Allí se encuentra Hong Kong 70 (Toledo, 28). Traspasas sus puertas y, en un pis pas, estás de pronto en una de las ciudades más locas del globo.

Precisamente una de las calles más castizas de la capital, Toledo, acoge una de las nuevas propuestas gastronómicas más exóticas

La estética está de lo más conseguida ya que evoca un clásico pai dong, un puesto callejero donde probar la mejor street food china y a veces un local de los años 70 chinos -de ahí su nombre- en el que las mesas cuentan con piezas de Mahjong -juego de mesa-, las sillas son de terciopelo y la cocina está a la vista.

La cocina china más loca en Madsrid. Foto: HongKong70.
La cocina china más loca en Madrid. Foto: HongKong70.

Todos los que allí trabajan vienen directamente de Hong Kong y no podía ser mejor noticia. En la carta te espera una cuidada selección de platos genuinos y especialidades que no puedes dejar de pedir. Es el caso de sus dim-sum hechos a mano o los sui mai de cangrejo con gambas y huevas de pez volador, los asados ‘Hong Kong style’, como los de panceta, carne charsiu cantonés (cerdo macerado en soja y miel), pollo...

Otro de los hits del restaurante es el pato asado estilo Pekín, acompañado de sus crepes, salsa, pepino y cebolleta para que lo prepares tu mismo.

Cocina india que no es como las demás

De aquí damos otro salto en el continente asiático y nos vamos a la India. Concretamente al restaurante Bangalore Modern Indian Cuisine (Diego de León, 63). Aquí despuntan a través de su decoración y cocina.

Un auténtico festín indio. Foto: Bangalore.
Un auténtico festín indio. Foto: Bangalore.

Con otros restaurantes a sus espaldas como Purnima, el empresario Delwar Mozumder, abría su tercer espacio evocando la 'ciudad jardín de la India'. El interior no puede ser más sofisticado, con mesas de mármol, lámparas hechas con pai-pai...

Y está pensado ad hoc para lo que sirven, recetas tradicionales indias, puestas al día. Es el caso de sus samosas de vegetales, carne o pescado, especialidades cocinadas al horno Tandoor y una buena colección de curry con pollo, cordero o pescado y salsas Korma, Tikka Masala, Madrás, Balti... Cuenta, además, con una coqueta terraza decorada con infinidad de plantas, donde la ‘vuelta al cole’ se hace de lo más llevadero.

Bangalore, Madrid.
El sofisticado interiorismo define la propuesta de Bangalore.

[Para leer más: Nuevos restaurantes de Madrid que tienes que conocer ya]

Escala en Ibiza

¿Una escala en Ibiza antes de dar el salto a la otra parte del Atlántico? Sí, nos gusta. Ya sabes aquello que dicen de 'Si Mahoma no va a la montaña...' y si no puedes hacer una última escapada a la isla blanca, ella viene a ti.

Y lo hace en uno de los barrios gastronómicos más divertidos da la ciudad, El Retiro. ¿El lugar? Sa Brisa (Menéndez Pelayo, 15). Se trata de la sede madrileña del restaurante homónimo en Ibiza, que nos trae lo mejor de los productos y elaboraciones ibicencos a Madrid -y sin necesidad de coger un avión-.

¿No fuiste a Ibiza en vacaciones? La isla viene a ti en Madrid. Foto Sa Brisa.
¿No fuiste a Ibiza en vacaciones? La isla viene a ti en Madrid. Foto: Sa Brisa.

Con el chef Gonzalo Aragüez a los fogones, revisan el recetario tradicional de la isla, dándole un toque de rabiosa modernidad. Si nunca has probado ingredientes de la Pitiusa, como la gamba de Ibiza, el porc negre o la sirvia, esta es la excusa perfecta para hacerlo.

Churros de yuca rellenos de sobrasada ibicenca, empanadas de sofrit payés, embutidos de porc negre, bullit de peix, ceviche de sirvia, pescados de roca... Y, para maridarlo, vinos de la isla como los de la bodega Can Rich o Ibizkus y cócteles refrescantes. ¡Ah! Y no te olvides de pedir un chupito de hierbas ibicencas para terminar.

Destino México

“Señores pasajeros, el vuelo con destino México está a punto de embarcar”. Ahora ponemos rumbo al país del color, de los sabores picantes y alegres y... ¡del tequila! Nos espera Santita (Fuencarral, 74 y Virgen de los Peligros, 10).

Santita bodegón
Imposible la apatía con semejante explosión de sabor. Foto: Santita.

Y es que los hermanos Capel, creadores de conceptos como Ôven y Steakburger, son los creadores de este rincón mexicano genuino. Del local al plato, todo aquí destila alegría mexicana. Y lo hace en sus dos locales basados en cocina mexicana tradicional, pero traída a nuestros tiempos a través del carbón, el hilo conductor de su propuesta.

Guacamole, tacos de mollejas y de atún rojo, el ti-kin-xic de corvina al carbón o un suculento machete del matarife, una costilla de ternera adobada y cocinada al horno, que terminan al carbón, son algunas de las propuestas de su carta.

Se añaden novedades como los Ignacios, una cazuelita de queso con chorizo, o tacos al pastor y otras opciones más refrescantes como su Dis-tinto de verano, con vino tinto, zumo de piña, triple seco y soda de pomelo o helados con sabores mexicanos como el chocolate de metate, que se elabora moliendo chocolate con una piedra llamada metate o el Xcaret de coco. ¡Como si estuvieses en una playa de Tulum!

Santita, Madrid.
Foto: Santita Madrid.

Perú gourmet

¿Última parada? El país de los Andes y del Machu Picchu, Perú. El cocinero Mario Céspedes, creador de los exitosos Ronda 14 y Cilindro, abre Apura (General Oraá, 45), su concepto más canalla.

Y queremos olvidar el síndrome postvacacional entre sus creaciones, que no son otras que la más genuina cocina callejera peruana y un concepto inspirado en las famosas sangucherías de su Lima natal.

Pero ¿qué es una sanguchería? Un lugar donde lo que más se venden son sándwiches, conocidos popularmente como sánguches. De este modo, en Apura encontrarás una carta con piqueos, tapas y platillos para compartir como sus croquetas de carabinero o un guacamole con totopos y rocoto.

Brioche de carrillera ibérca, sésamo y hierbabuena. Foto Apura.
Nunca has probado un sándwich así. Foto: Apura.

Pero sin duda, los protagonistas aquí son los sánguches. No sabemos si quedarnos con el de chicharrón de cerdo con camote frito y salsa criolla o con el de pavo asado con crema de ají y boniato. Difícil decisión.

Al cocinero no se le olvida que está en Madrid y ha creado otras recetas como el sánguche de calamar en tempura con rocoto, al modo del bocata de calamares castizo. Lo mejor de todo es que abre de 12 del mediodía a 12 de la noche y los fines de semana hasta las 2:30 horas.