Cinco rutas en bicicleta para enamorarse de Suecia

Suecia tiene cientos de kilómetros de senderos para descubrir en bicicleta. Foto: Magnus Andersson - Visit Sweden.

Cinco rutas en bicicleta para enamorarse de Suecia

El verano es la época ideal para visitar Suecia, y una forma diferente es explorarla en estas cinco rutas en bicicleta por los paisajes y pueblos del país

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

15/08/2019 - 11:58h

Mientras que España se prepara para recibir una nueva ola de calor en Suecia las temperaturas apenas superan los 25 grados. El clima suave y las largas horas de luz solar dan la oportunidad para transitar diversas rutas ciclísticas que permiten una inmersión distinta en la vida y cultura sueca.

Son trayectos para realizar en varios días, con paradas en hermosos parajes naturales o pueblos, con varios tramos en terrenos planos ideales para recorrer con tranquilidad.

Kattegattleden

El primer circuito de bicicleta de país, de 370 kilómetros, se extiende desde Helsingborg, en la provincia de Escania (en la costa suroeste), y sube bordeando el estrecho de Kattegat hacia el norte, hasta Gotemburgo.

[Para leer más: Suecia se convierte en el restaurante más grande del mundo]

Este es un hermoso recorrido a la vera del mar, con acantilados y fiordos castigados por las olas.

Kattegattleden
Kattegattleden recorre la costa oeste de Suecia.

Una opción es pedalear durante cuatro días los 100 kilómetros que separan a Helsingborg de Båstad, para ver a fondo la reserva natural de Kullaberg, donde se pueden realizar senderismo y escaladas en paredes verticales de casi 200 metros que caen al mar.

Båstad puede parecer muy tranquilo, pero tiene una oferta de restaurantes y lugares de ocio que sorprenden a los visitantes.

Sydostleden

Si el trayecto anterior sirve para explorar la costa oeste, esta propuesta es para lanzarse hacia el este, desde la ciudad de Växjö en dirección al Mar Báltico.

En el trayecto de 270 kilómetros se pasa por pueblos de pescadores y pequeñas villas rurales, donde se venden frutas y vegetales frescos.

El sendero de Sydostleden permite probar la excelente cocina del sur de Suecia, abundante en vegetales, pescados y mariscos recién capturados

Para probar los mejores pescados y mariscos recién capturados hay que parar en el restaurante Buhers, en la localidad de Kivik. Y si se trata de descansar las piernas, pues a pasar un buen par de horas en el hotel y spa Brösarps Gästgivferi.

Sydostleden x Mickael Tannus
Relax en el sendero de Sydostleden. Foto: Mickael Tannus - Visit Sweden.

Dos puntos recomendados son las sierras de Brösarp y el Parque Nacional de Stenshuvud, donde se ve una agreste naturaleza costera.

Gotlandsleden

Este sendero de 550 kilómetros se despliega a lo largo de la isla de Gotland, uno de los puntos turísticos más importantes para los suecos.

La naturaleza se extiende con playas de arenas suaves y otras de pedruscos, columnas de roca que emergen del mar, una costa escarpada y bosques que afrontan con dignidad al viento que llega desde el mar.

[Para leer más: Las diez mejores ciudades de Europa para recorrer en bicicleta]

El sendero de Gotlandsleden llega hasta Fårö, en el extremo norte de la isla (el lugar favorito de Ingmar Bergman), hasta las solitarias playas del sur, donde se encuentra la famosa formación del Anciano de Hoburg, una roca que –desde un cierto ángulo- recuerda a una cara humana.

Gotlandsleden Michael Jonsson
El trayecto de Gotlandsleden recorre la isla de Gotland. Foto: Michael Jonsson - Visit Sweden.

En todo el trayecto se pueden conocer pequeños cafés, granjas, tiendas de artesanías y mercadillos. Al atardecer el sendero parece brillar cuando el sol da en los guijarros, momentos para estar en la ciudad de Visby y ver desde las murallas medievales cómo cae el sol.

Mälardalsleden

Para quien quiera conocer un poco más de la vida urbana en Suecia se sugiere este trayecto de 440 kilómetros, que conecta a la capital Estocolmo con las ciudades de Södertälje, Eskilstuna, Enköping y Västerås.

Como gran parte del recorrido rodea al lago Mälaren el sendero es plano en su mayor parte.

El sendero de Mälardalsleden, de más de 400 kilómetros, es plano en su mayor parte y permite conocer algunas de las ciudades más importantes de Suecia

Las personas que prefieren viajar con su bicicleta tienen que pedalear 10 kilómetros desde el aeropuerto de Arlanda, cerca de Estocolmo, y ya está en la vía verde.

Mälardalsleden Werner Nystrand
El trayecto de Mälardalsleden bordea el lago Mälaren. Foto: Werner Nystrand - Visit Sweden.

Si no se ha probado el famoso fika, el café al estilo sueco con bollo, lo puede hacer en el Tant Bruns Kaffestuga, en Sigtuna. La experiencia vale la pena.

Dalslandsleden

Este trayecto rural de 360 kilómetros empieza y termina en Vänersborg, al sur de Suecia. Su trazado atraviesa el Parque Nacional de Tresticklan, un hermoso paraje de lagos glaciares y bosques, así como por el paisaje montañoso de Kroppefjäll.

Dalslandsleden x Simon Paulin
El sendero de Dalslandsleden es rural en su mayor parte. Foto: Simon Paulin - Visit Sweden.

También vale la pena pasar por el acueducto de Dalsland, donde se combinan un camino con una vía del ferrocarril y un canal acuático.

Este recorrido es sugerido para los que les gusta recorrer kilómetros en soledad, y que no tengan ganas que hacer grandes esfuerzos.