Si hay una ciudad donde homenajear a Beethoven, es Viena

Viena despliega sus galas para homenajear a Beethoven. Foto: Peter Rigaud-Turismo de Viena

Si hay una ciudad donde homenajear a Beethoven, es Viena

La capital de Austria fue residencia de Beethoven durante 35 años. Su legado se descubre en sus residencias, los teatros y en museos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/12/2019 - 14:56h

Toda Europa se prepara para festejar los 250 años del nacimiento de Ludwig van Beethoven, pero si hay una ciudad protagonista de las celebraciones es Viena, donde el genial músico vivió gran parte de su vida y que presenció los estrenos de sus obras más famosas.

En el 2020 una serie de conciertos únicos, así como las casas-museos y los grandes teatros presentarán toda clase de actividades para homenajear a su legado; incluso con el uso de nuevas tecnologías que sorprenderán a residentes y visitantes.

La ciudad adoptiva de Beethoven

Beethoven nació en 1770 en Bonn y a los 17 años se dirigió a Viena para estudiar con Mozart, pero tuvo que regresar a su tierra por problemas familiares.

Cuando volvió cinco años más tarde, ya para aprender de la mano de Haydn (el genio de Salzburgo había fallecido), Beethoven tomó a la capital de Austria como su nuevo hogar, y se quedaría hasta su muerte.

Piano de Beethoven en la casa Pasqualatihaus. Foto: Hertha Hurnaus-Museo de Viena

Piano de Beethoven en la casa Pasqualatihaus. Foto: Hertha Hurnaus-Museo de Viena

Una de sus viviendas se encuentra en el barrio de Heiligenstadt, que en aquella época estaba fuera de los muros de la ciudad.

El Museo Beethoven, en el barrio de Heiligenstadt, permite conocer cómo fue la vida y obra del genial músico alemán

La pequeña vivienda de 40 m2 se convirtió en el Museo Beethoven, de 265 m2, que cuenta con 14 salas de exposición donde se puede conocer la historia del inmueble, la llegada del músico en su juventud, y cómo fue su proceso compositivo con el amor por la naturaleza, los problemas económicos, su revolución del lenguaje musical y sus tormentosas relaciones personales.

Huevos para descargar la furia

Entre las rarezas se pueden ver antiguos audífonos y la caja de apuntador que le permitía amplificar sonidos mientras la sordera avanzaba sin pausas.

[Para leer más: Beethoven te acompaña en este crucero de lujo]

Un detalle divertido: los huevos en exposición recuerdan los ataques de furia de Beethoven, que los arrojaba a las paredes en sus explosiones de mal carácter.

Una serie de dispositivos interactivos permiten sabe qué sentía Beethoven mientras los sonidos se iban alejando, cada vez más, por el avance de la enfermedad.

Llave del ataúd de beethoven. Foto: Museo de Viena.

Llave del ataúd de beethoven. Foto: Museo de Viena.

Las casas de Beethoven

No muy lejos se encuentra la taberna Mayer am Pfrarrplatz, donde Beethoven era habitué porque hacia 1817 vivía en la casa que estaba en las plantas superiores. Allí se sirven vinos de excelente calidad, vale la pena probarlos.

Otra de sus residencias se encuentra en el centro de la ciudad, en la casa Pasqualatihaus, donde el músico vivió día sí día no entre 1804 y 1815. Allí creó obras como ‘Fidelio’ o la sonata de piano ‘Para Elisa’, y desde ese lugar se puede contemplar lo que hace dos siglos veía Beethoven, con los tejados de las casas de la Ringstrasse y de la Universidad.

Rutas temáticas por sus teatros y óperas

En Viena hay rutas temáticas por sus principales escenarios musicales relacionados con Beethoven, como el Theater an der Wien, donde se estrenó ‘Fidelio’; la Sala Heroica del Museo Austríaco del Teatro, el Palacio Lobkowitz (donde se presentó la sinfonía Heroica) y el salón de fiestas de la Academia Austríaca de Ciencias.

Uno de los numerosos monumentos en su homenaje. Foto: Turismo de Viena.

Uno de los numerosos monumentos en su homenaje. Foto: Turismo de Viena.

Estos puntos se pueden conocer con la app #RelatedToAustria, que ofrecen un tour de realidad aumentada con gafas especiales diseñadas por Bose, con fragmentos de las obras que allí se presentaron.

La agenda de los 250 años de Beethoven

Para el año que viene se realizarán presentaciones en su homenaje. La citada Fidelio será protagonista en la Ópera Estatal, en la versión original dirigida por Amélie Niermeyer (1 al 14 de febrero); y en otra puesta en escena de Otto Schenk de la edición de 1814 (22 de abril al 22 de mayo).

Y hay una tercera adaptación a cargo del actor Christoph Waltz en el Theater an der Wien.

La única ópera de Beethoven, ‘Fidelio’, se presentará en tres versiones distintas

El 13 de junio, en el salón Mahler de la Ópera se presentará un ciclo de música de cámara dedicado al artista de Bonn; mientras que Andris Nelsons dirigirá una serie de conciertos temáticos en el Musikverein, del 23 de mayo al 7 de junio.

La Sinfónica de Viena tiene programados nada menos que 36 conciertos para esta temporada con piezas de Beethoven.

Friso de Gustav Klimt en honor a Beethoven. Foto: Paul Bauer-Turismo de Viena.

Friso de Gustav Klimt en honor a Beethoven. Foto: Paul Bauer-Turismo de Viena.

Arte y música

Y hay más: la Biblioteca Nacional de Austria organiza la exposición ‘El mundo del hombre y las chispas de los dioses’, sobre las complicadas relaciones personales de Beethoven con las mujeres, los músicos, los mecenas y su sobrino, de quien tenía la custodia legal.

En el Museo Leopoldo se presentarán, del 30 de mayo al 21 de septiembre, una serie de pinturas basadas en la Sinfonía 6 ‘Pastoral’, creadas en 1899 por Josef Maria Auchentaller.

En tanto en el museo interactivo La Casa de la Música se podrán ver, del 10 de junio al 19 de agosto, artículos de la primera puesta en escena de Fidelio; así como la influencia del creador en la obra de Leonard Berstein (del 3 de octubre al 10 de enero).