Las ciudades enemigas del Photoshop

Una explosión de colores en las calles y fachadas de varias ciudades, como en Burano.

Las ciudades enemigas del Photoshop

Estas ocho ciudades no necesitan filtros ni controles de saturación: despliegan una explosiva combinación de colores

Juan Santiago Castro

BARCELONA

27/11/2017 - 04:55h

El color es sinónimo de alegría, y en varias ciudades alrededor del mundo se respira otro ambiente gracias a sus calles y paredes que desprenden varias tonalidades, como si hubieran sido decoradas con una caja de crayones.

Capturar una mala imagen en estas fotogénicas ciudades es casi imposible. Los amantes del Instagram pueden considerar la siguiente lista de ocho ciudades para realizar sus próximas tomas. Y sin tener que aplicar ningún filtro.

St. Johns, Canada

8 St. John's -- Terranova, Canadá


La característica más notable de la capital de la provincia de Terranova en Canadá es la fila de casas coloridas de estilo victoriano que atraviesa el centro de la ciudad. Conocidas como las “casas de gelatina” debido a sus atractivos tonos rojos, amarillos, verdes y azules, estos edificios brindan ciertos toques de fantasía a la fría ciudad. Los colores en las fachadas de St. John's empezaron a aparecer en 1970, y se dice que fue una propuesta para incentivar el centro urbano que se encontraba en decaimiento. Sin duda se trató de una buena estrategia para llamar la atención de visitantes y darle otro dinamismo a la ciudad. Las casas son una chispa multicolor que enciende los ánimos de la isla, especialmente en los días grises que despliega el otoño canadiense. 

Balat Streets

7 Balat -- Estambul, Turquía


Balat era el barrio judío de la época bizantina de Estambul. Se trata de un mosaico de edificios rojos, verdes, y azules, apilados entre sí. El tiempo ha convertido a este vecindario en uno de los lugares más visitados de la ciudad, incluso en el marco de la Bienal de Diseño de Estambul se revela como la cuna de inspiración de varios diseñadores que visitan la capital económica y turística de Turquía. Sus calles, además de coloridas y laberínticas, poseen una amplia oferta de entretenimiento, en las que se incluyen boutiques, galerías, cafés y bares.

Bo Kaap, Cape Town

6 Bo-Kaap -- Ciudad del Cabo, Sudáfrica


Conocido anteriormente como el barrio malayo por la cantidad de esclavos procedentes de ese país, los edificios brillantes de Bo-Kaap destacan entre las estructuras más tradicionales de Ciudad del Cabo. Se trata de uno de los vecindarios más antiguos de la ciudad, que data de inicios del siglo XI. Hace más de un siglo en un acto de libertad y celebración del Ramadán, sus residentes pintaron las fachadas de sus hogares con diferentes colores vibrantes. Las casas y las mezquitas de este colorido barrio sudafricano son un deslumbrante arcoíris de tonos azules, fucsias, verdes y amarillos. 

Valparaiso

5 Valparaíso -- Chile


El colorido encanto que destila Valparaíso es fuente de inspiración de varios artistas, como el poeta Pablo Neruda. Las fachadas multicolor, desiguales y algunas veces discordantes, son el lugar de una vibrante oferta cultural, dotada de clubes, restaurantes, tiendas y boutiques. Los artistas callejeros colaboran brindando un aire de modernidad a la ciudad y de a poco han convertido las calles e incluso el popular funicular en galerías al aire libre.     

Pelourinho Salvador

4 Bahía -- Salvador, Brasil


El barrio de Pelourinho en Salvador fue el hogar de uno de los primeros mercados de esclavos en América. Con la abolición de la esclavitud en Brasil en 1888, la ciudad empezó a caer en decadencia. En 1985, la Unesco lo declaró como Patrimonio de la Humanidad por su significado histórico, y con este nombramiento llegó un proceso de transformación en la ciudad. La cultura en Pelourinho se despliega como multifacética y vibrante, y sus fachadas –entre ellas las cientos de pequeñas iglesias coloniales- la dotan de un ambiente aún más especial. Los turistas que llegan a la ciudad acuden directamente al centro histórico para comer, bailar y visitar el Museo Afro Brasileño

Willemstad curacao

3 Willemstad -- Curazao


Curazao es uno de los lugares con más encanto de todo el Caribe y su multicultural capital, Willemstad, es la joya de la corona. Las fachadas coloridas de las casas de esta ciudad juegan con el reflejo del mar. Según la tradición de la población, en pleno siglo XIX el gobernador de la colonia holandesa decidió eliminar el color blanco de las casas, porque decía que le causaba migrañas. Gracias a este decreto la ciudad goza de la designación de ser Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

burano italia

2 Burano -- Italia


Burano es fácilmente visible desde el mar. Es la isla más colorida de todas las que conforman el archipiélago de la laguna de Venecia, y las casas funcionan como un faro diurno, que es precisamente para lo que estaban destinadas a ser. Según la tradición, los pescadores de la isla empezaron a pintar sus casas con tonos brillantes (naranjas, rojizos y amarillos) para poder distinguirlas cuando pescaban en la niebla. Ahora esta práctica se ha convertido en una ley. Todas las casas deben ser de un color diferente al blanco, y es el mismo ayuntamiento de la ciudad quien selecciona el tondo de las paredes. 

juzcar spain

1 Júzcar -- España


La explicación del particular colorido de las casas de este pueblo malagueño es un tanto más moderna que las anteriores, y se debe al poder de Hollywood. En 2011, los ejecutivos de Sony Pictures, en una campaña de publicidad para la película de los Pitufos 3D, preguntaron al municipio de Júzcar si podían pintar sus fachadas del color característico de los personajes de este film.

Ya pasaron 6 años y los pobladores se acostumbraron al nuevo tono de las casas y a los curiosos turistas (y sus euros). Cuando se les cuestionó sobre volver al blanco original prefirieron conservar el azul claro. En la ciudad se realizaban guías y visitas relacionados con la película hasta agosto de este año, ya que no se llegó a un acuerdo en cuanto a los derechos de los personajes. Sin embargo los hongos que –vaya casualidad- crecen en el área han dado un valor añadido a la ciudad como reclamo turístico.