Claves para descubrir la riqueza gastronómica de Montreal

Uno de los postres elaborados por Normand Laprise, uno de los chefs estrellas de Montreal. Foto: Restaurante Toqué!

Claves para descubrir la riqueza gastronómica de Montreal

Fusión es la palabra que describe la cocina de la capital francófona de Canadá, entre el culto al brunch, la avanzada vegetariana y la tradición gala

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

19/05/2020 - 17:52h

Fusión es un término demasiado usado en la gastronomía, pero es difícil de hallar un sinónimo que describa la vibrante y dinámica escena culinaria de Montreal, donde la herencia francesa se combina con la identidad forjada por la cultura británica.

Y si a ese panorama le sumamos ingredientes como las influencias inmigratorias, las tendencias de chefs de vanguardia y las costumbres locales el resultado es una ciudad moderna amante de las tradiciones, de gustos y aromas tan diversas que es difícil elegir.

Radiografía del Montreal gastronómico

Un par de cifras para retratar a Montreal: la ciudad más importante de Quebec (pero que no es su capital) cuenta con casi 6.000 locales gastronómicos, que en los barrios turísticos alcanzan una densidad de 82 bares y restaurantes por kilómetro cuadrado.

Los 6.000 bares y restaurantes de Montreal presentan una interesante mezcla de sabores de las influencias que tuvo la ciudad

En una década los restaurantes vegetarianos se multiplicaron por cinco, y como en otras partes del mundo, las tiendas de cerveza artesanal se expandieron hasta llegar a 50 locales exclusivos, que comparten su nuevo prestigio con unas 300 tiendas de delicatesen.

Restaurante Europa

La elaborada preparación de Jérôme Ferrer en el Restaurante Europa. Foto: Turismo de Montreal

La primera línea de la cocina

Las primeras espadas de la gastronómica montrealesa están encarnados por chefs como Normand Laprise (Toqué!), Jérôme Ferrer (del restaurante Europa, de Relaix & Chateaux), Martin Picard (Au Pied du Cochon), Antonin Mousseau-Rivard (Le Mousso) y Laurent Godbout (Chez L’Épicier), que exhiben sus talentos en una interesante competencia por saber quién encarna mejor a la tendencia culinaria.

[Para leer más: Así es Montreal: la ciudad más francesa de Canadá]

Si no se quiere entrar en terrenos sofisticados hay que empezar desde el punto básico: el desayuno. Y en pocos lugares como en Montreal un panificado tan popular como el baguel tiene una dimensión, digamos, artística.

Foto Le Mouso

Menú degustación en Le Mouso. Foto: Le Mouso

Para cafés y brunchs

Rellenos de salmón y queso crema, y acompañado de huevos benedictinos y zumo de frutas, hay que probar los brunchs que preparan en locales como Hoogan & Beaufort, Les Affamés, La Fabrique o Le Cartet.

Para socializar o comer algo ligero, las cafeterías fuera de las franquicias -llamada indies- presentan una nueva generación de baristas especializados en café gourmet, como los que se presentan en el Cardinal Tea Room, en el Crew Collective, en el St-Henri o en el Cafe Olimpico.

Baguel foto Turismo de Montreal

Montreal se puede considerar como la patria del baguel. Foto: Turismo de Montreal

Montreal tiene una sólida y deliciosa tradición de brunches, donde el baguel es una de sus piezas clave

También se pueden destacar las vinerías, que además de un extenso catálogo cuentan con espacio para degustaciones, catas y curos, como los que se presentan en Anabel, Cul-Sec o Pullman; o si la opción pasa por elegantes cócteles, el rumbo de las preparaciones más innovadoras se encuentran en Agrikol, Bar Le Lab, Big In Japan, Mimi La Nuit o La Champagnerie.

Barrio por barrio

Para conocer más en profundidad el panorama gastronómico de Montreal, podemos dividir la ciudad en barrios.

Rosemont-La Petite-Patrie se caracteriza por sus casas residenciales y por su interesante oferta de restaurantes que se encuentran, sobre todo, a lo largo de la calle Beaubien Est.

Bar Le Lab

Copas y espectáculo en el Bar Le Lab.

Entre los de esa arteria y los de otros puntos del barrio destacan Hoogan & Beaufort, Dinette Triple Crown, Labarake, Caserne à Manger, Madre Sur Masson y La Récolte, Espace Local; pero si hay una especialidad para sintetizar a estas calles, son las reposterías, aunque las tiendas de embutidos no tienen nada que envidiar para los paladares exigentes.

Herencia italiana

La Petite Italie es uno de los ejemplos de las influencias de la inmigración en la cultura de Montreal. A lo largo del boulevard Saint-Laurent se amontonan las trattorias y los cafés con acento italiano, aunque el panorama está cambiando con la llegada de locales más trendy como las cervecerías artesanales.

[Para leer más: Ocho motivos para enamorarse de Toronto]

Si es por elegir, se puede optar por las propuestas de Quincaillerie Dante, Impasto, Primo Secundo, Épicerie Milano y Kitchen Gallery.

Mercado Jean Talon

Espacio gastronómico del mercado Jean-Talon.

En este barrio se encuentra el mercado de Jean-Talon, que atraen a residentes y visitantes desde 1933. Además de ver su clásica oferta de frutas y verduras hay que recorrer las paradas con especialidades como quesos, aceites, carnes y reposterías de diferentes rincones del Quebec.

Otras opciones

Con un poco más de sofisticación se encuentran los restaurantes de Mile End – Outremont, zona donde abundan los locales de diseñadores textiles y los parques, y los de Plateau Mont-Royal, barrio residencial pero con una recomendada vida comercial.

Para conocer el panorama culinario de estos barrios se puede pasar por Provisions 1268, Île Flottante y Dieu Du Ciel en el primero, o La Binerie Mont-Royal, Quartier Général y  Chez Victoire en el segundo.

Un toque más exclusivo

En el Perles et Paddock o el Bistró Licence IV de Griffintown, Saint-Henri y Petit Bourgognee se pueden probar platos elaborados con pasión, un programa recomendado tras pasear por el canal Lachine.

Brasserie Lucile

Carnes en la Brasserie Lucille's

Una alternativa más exclusiva, con platos como sushis, ostras o bistecs de ganado japonés se degustan en los locales del barrio de Westmount, como Brasserie Lucille’s o Le Gladstone.

En el barrio de Village se encuentran algunos de los restaurantes más innovadores y divertidos de Montreal

Pero si la idea es contar con sabores más alternativos hay que pasar una jornada por Village, sede de los clubes gay de Montreal y hogar de innovadores restaurantes como De Farine et d’Eau Fraîche, La Graine Brûlée, Le Blossom, Brasserie Central o el Tavern On The Square.

La abundancia en De Farine et d’Eau Fraîche

La abundancia y variedad en De Farine et d’Eau Fraîche

Con tantos restaurantes, tendencias, sabores y aromas para conocer, quizás tanta variedad sea un problema cuando se trata de comer en Montreal: uno no sabe por cuál decidirse.