Colau expulsa a las discotecas del Port Olímpic

El ayuntamiento de Barcelona quitará las carpas en el sector inferior del Port Olímpic.

Colau expulsa a las discotecas del Port Olímpic

El futuro Port Olímpic reducirá los locales de ocio y reforzará las actividades náuticas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

06/02/2018 - 13:46h

Los bares y discotecas del Port Olímpic que cada noche prometen fiesta y diversión a bajo coste tienen los días contados: el ayuntamiento decidió no renovar sus licencias, que caducan en el 2020, y emprenderá una profunda reforma de este sector que reducirá la actual oferta de ocio y turismo.

Esta zona del Paseo Marítimo es uno de los puntos más conflictivos de la convivencia entre turismo y vecinos. Cada noche miles de personas, en su mayoría turistas jóvenes, desfilan por los bares y discotecas que hay en el sector inferior del puerto.

La posibilidad de entrar gratis en los establecimientos convoca a un tipo de turismo de bajo coste, que en verano se multiplica con la presencia de personas que pasan las horas en las escalinatas y los espigones con cervezas y botellas de alcohol.

Cuatro años de obras

El ayuntamiento quiere cambiar la cara de este sector y anunció un plan de reformas que, además de no renovar las licencias a diversos locales de ocio, comprende la duplicación de la superficie dedicada al espacio público, para pasar de los actuales 24.000 metros cuadrados a 48.000.

El espacio público en el Port Olímpic se duplicará hasta llegar a los 48.000 metros cuadrados

La transformación urbanística finalizará en el 2022, costará 39 millones de euros y será financiada con el alquiler de amarras y la comercialización de locales. Los restaurantes que se encuentran a lo largo del muelle del Gregal seguirán abiertos, pero desde el ayuntamiento buscan que presenten una oferta gastronomía más enfocada en la cocina mediterránea.

port olimpic2
El proyecto del Port Olímpic contempla urbanizar el espigón de la Marina.

Más espacios para actividades náuticas

La idea, describió la alcaldesa Ada Colau en la presentación del plan, es que el Port Olímpic sea un espacio dedicado a la náutica, el mar y la divulgación, un concepto que también dirige la renovación del extremo sur del Paseo Marítimo. Para ello anunciaron que se ampliará el actual Centro de Vela y se crearán dos nuevos espacios: el Centro Municipal de Deportes Náuticos y el Centro de Divulgación de Conocimiento del Mar.

Los cambios también comprenden pacificar el eje de la Marina, con el desvío del tránsito y urbanizar el espigón, que actualmente está infrautilizado. En el espacio público al nivel del mar se proyecta eliminar los aparcamientos al aire libre y construir plazas subterráneas, además de eliminar las terrazas y mejorar la conexión con el nivel superior.