Colau frena el aluvión turístico en la Boquería

El acceso a la Boquería colapsa en la primavera y el verano.

Colau frena el aluvión turístico en la Boquería

El ayuntamiento limita el ingreso de grupos de más de 15 personas, y prohibirá que los visitantes coman en el interior del mercado

Más frenos al turismo: el ayuntamiento de Barcelona prohibirá la entrada al mercado de la Boquería a los grupos organizados de más de 15 personas. Esta limitación se implementará durante los viernes y sábados desde abril a octubre, una temporada en que el tradicional mercado de Las Ramblas suele colapsar por los visitantes.

Otra medida que propondrá el gobierno de Ada Colau es prohibir el consumo de alimentos dentro del recinto. Para ello, se tendrá que aprobar una modificación de la ordenanza municipal de mercados, o que un nuevo reglamento interno de la Boquería sea aprobado por la mayoría de los ediles.

El teniente de alcalde Jaume Collboni dijo que desde el ayuntamiento se quiere prohibir “que haya bares encubiertos, con paradas que colocan sus instalaciones para comer directamente lo que se compra”. En la entrada de la Boquería hay puestos que venden tarrinas con trozos de fruta, frutos secos o helados, y los cientos de turistas que se congregan para degustarlos bloquean el acceso.

El consistorio no permitirá que se abran nuevos bares en el mercado, y exigirá que los productos elaborados se vendan envueltos y precintados. Además, establecerá un porcentaje mínimo de los alimentos frescos que deberá tener cada parada.

“Queremos que la Boquería sea un mercado de proximidad, de barrio, y ponerlo al servicio de todos, incluido el turismo, pero no al revés”, dijo Collboni, quien anunció que el gobierno municipal destinará 3,5 millones para realizar diversas mejoras en el mercado.