Colau pone el cerrojo a la fiebre hipster de Sant Antoni

El mercado de Sant Antoni, eje de la vida comercial del barrio, se reabrirá en primavera.

Colau pone el cerrojo a la fiebre hipster de Sant Antoni

Barcelona limita la apertura de bares, gimnasios y locales para alquilar bicicletas en Sant Antoni

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

23/02/2018 - 16:34h

El barrio de Sant Antoni se ha convertido en la nueva meca hipster de Barcelona. En los últimos años numerosas tiendas de barrio han dejado su lugar a barberías, tiendas de diseñadores, locales para alquilar bicicletas y bares que homenajean al pasado obrero de sus calles, pero con una calidad gastronómica superior.

Este cambio de rumbo ha repercutido en un aumento de los alquileres de pisos y locales comerciales, lo que está cambiando velozmente la fisonomía de este barrio del Eixample.

Nuevo plan urbanístico

La Comisión de Gobierno de Barcelona ha aprobado inicialmente el nuevo Plan de Usos del barrio, en donde se limita la apertura de nuevos bares, locales de juego de azar, gimnasios y locales para alquilar vehículos para turistas.

El objetivo, indicaron en el Ayuntamiento, es que la apertura del mercado de Sant Antoni en primavera y la llegada de una supermanzana (similar a la del 22@, en Poblenou) “afecten negativamente a la calidad de vida del barrio”.

Para ello, el nuevo plan limita locales de concurrencia pública y algunos establecimientos comerciales, mediante criterios de densidad, distancia y el ancho de la calle, para evitar que se expulse la actividad económica y los negocios de proximidad del barrio.

Freno a los locales de azar y bares

El proyecto prohíbe la apertura de nuevos locales de juegos de azar, así como de establecimientos que incluyan máquinas expendedoras de alimentos. Otro comercio que cae con esta normativa son los ‘meublés’, hoteles que ofrecen alojamiento por horas.

El Ayuntamiento restringe la apertura de nuevos bares, restaurantes y heladerías si ya hay cinco establecimientos en un radio de 50 metros, o hasta 15 locales en una franja de 100 metros (pero en este caso también se incluyen bares musicales, de autoservicio, platos preparados y comercios con degustación).

Límites a las discotecas y el alquiler de vehículos

A las nuevas discotecas y bares musicales también se les aplica el cerrojo: no podrán habilitarse nuevas si hay otra a menos de 400 metros lineales; en tanto no se permitirán más locutorios y gimnasios en un radio de 200 metros lineales.

Los locales que alquilan vehículos para turistas (sean bicicletas, patinetes eléctricos o segway) no podrán abrirse si se encuentran a menos de 400 metros de otro del mismo tipo.