Colau, por medio de Collboni, reclama recaudar toda la tasa turística

Jaume Collboni, teniente de alcalde de Barcelona. / EFE

Colau, por medio de Collboni, reclama recaudar toda la tasa turística

Actualmente la Generalitat le devuelve a Barcelona el 42% de los 22 millones recaudados. El ayuntamiento aprueba diversos planes con 900.000 euros provenientes de esta tasa

Equipo Cerodosbé

Barcelona

04/08/2016 - 13:36h

La difusión de los nuevos proyectos financiados con la tasa turística es aprovechada por el teniente de alcalde de Empresa, Cultura e Innovación, Jaume Collboni, para reclamar que la ciudad recaude el 100% del impuesto que se cobra a los turistas que pernoctan en hoteles y apartamentos turísticos, “y no sobre el 33% de lo que se recauda, como pasa actualmente”.

Toda Cataluña recauda 43,5 millones de euros por este impuesto, de los cuales 22,2 salen de los establecimientos de Barcelona. Pero de este monto, la ciudad ha recibido 7,5 millones, de los que “excepcionalmente” se agregaron dos millones más gracias a un convenio firmado con la Generalitat en diciembre. O sea, contando este aporte extra, la ciudad recibe el 42% de lo que recauda.

El cobro íntegro de esta tasa, para Collboni, “servirá para compensar a aquellos barrios que padecen al turismo en forma más intensiva, y para mejorar la accesibilidad al patrimonio cultural”.

Las mejoras proyectadas para la ciudad

Gracias a la recaudación de 897.153 euros del impuesto a los establecimientos turísticos (IEET), el ayuntamiento de Barcelona realizará una serie de mejoras en las playas de Barcelona, en sus parques y zonas verdes, y en la descomprensión del turismo en las zonas más concurridas.

Por ejemplo, se busca integrar mejor las nuevas tecnología (TIC) para impulsar el turismo sostenible, con la creación de una aplicación para realizar rutas verdes urbanas, como la que ya existe en Montjuic, o implementar la plataforma contactless para que el usuario, por medio de la captura del código QR, tenga información sobre los parques de la ciudad.

También se mejorarán las prestaciones de las fuentes de Plaza Cataluña, con un simulador de coreografías, y mejorar la sonoridad de la fuente mágica de Montjuic.

En las playas de Bogatell, Mar Bella, Nova Mar Bella y Levante, se proyecta mejorar el sistema de megafonía y rehabilitar los puntos de información y atención al público con nuevos equipamientos tecnología y dotar de nuevas señales en la zona.

En Gràcia se ‘pacificará’ (o sea, reducirá el tránsito de coches) la calle Carolines, donde se encuentra la Casa Vincenç (diseñada por Antoni Gaudí), y donde es frecuente que los turistas se planten en medio de vía para hacer fotos.

Y también se han puesto sobre la mesa diversos proyectos para realizar visitas turísticas a los barrios de Sants, Hostafrancs y La Bordeta, para descomprimir el volumen de visitantes a los puntos tradicionales.