Colau se enzarza en una guerra de cifras con los hoteleros

El Ayuntamiento asegura que hay menos presión de visitas en el verano en Barcelona.

Colau se enzarza en una guerra de cifras con los hoteleros

El Ayuntamiento de Barcelona asegura que los turistas alojados en hoteles de la ciudad aumentaron el 4,6% en el verano

El Ayuntamiento de Barcelona salió a rechazar las “visiones catastrofistas” sobre el desempeño del sector turístico, según dijo el responsable del área Agustí Colom. El concejal aseguró que en julio y agosto los turistas alojados en hoteles aumentaron el 4,6%, un incremento que también se reflejó en otros tipos de alojamientos, aseguró.

Según Colom, los hoteles recibieron 2,2 millones de turistas y 5,9 millones de pernoctaciones en verano (+0,6%).

Contraste de cifras

El Gremi d’Hoteles de la ciudad había dicho que en el verano la ocupación descendió el –0,85%, y peor, que la facturación se derrumbó el 14% entre julio y agosto, sobre todo en el sector del lujo, con un descenso del –18,5%.

Esta entidad había indicado que desde enero a agosto la ocupación fue de un 2,5% menos que en el mismo período de 2017, y que los ingresos cayeron el –9,6%.

Polémica por la facturación

Colom dijo que no se debían confundir la caída de la facturación con la disminución de viajeros. El primer factor lo adjudicó a un descenso en el precio de la habitación, “después de que el pasado verano subieran más de un 10%”.

El responsable de Turismo sostuvo que sus cifras pertenecen a las estadísticas del INE, que también suman los alojamientos en otro tipo de establecimientos, como los apartamentos vacacionales.

En este sentido, el número de turistas alojados en pisos turísticos legales subió el 0,95%, pero las pernoctaciones bajaron el -5,4%, según datos del estudio encargado por el Ayuntamiento y la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur) a la Universitat Rovira i Virgili.

Romper la estacionalidad del verano

Los 4,6 millones de turistas en julio y agosto representan al 30% del total de visitantes que llegan a la capital catalana, lo que a ojos del Ayuntamiento demuestran la desestacionalización del sector en la ciudad.

Colom dijo que el modelo turístico basado en un crecimiento indefinido está "agotado" y que éste debe gestionarse para distribuir los beneficios y minimizar las externalidades negativas “para hacerlo más compatible con la vida en la ciudad”.

Freno entre los residentes españoles

Barcelona ha tenido un freno en las visitas de los residentes españoles. El mayor volumen, por lejos, son los turistas internacionales, con un 84,3% del total de pernoctaciones.

Este colectivo creció un 5,5% respecto al primer semestre de 2017, mientras que los residentes en el resto de España descendieron el 0,4%.

Por procedencias, han incrementado especialmente los turistas de Estados Unidos (18,2%), Francia (12%), China (12%) y Brasil (12%), entre otros, mientras que han disminuido los procedentes de Suecia ( -14%) y Noruega (-17%), en parte por la ola de calor que afectó a Europa, así como Japón (7%) y Australia (6%).