Colau usa las cenas de Jordi William para vengarse de Collboni

Imagen de archivo de Jordi William, hasta ahora director de Barcelona Turisme. EFE

Colau usa las cenas de Jordi William para vengarse de Collboni

El hasta ahora director general de Turisme de Barcelona presenta alegaciones a todos las facturas sospechosas identificadas por el Ayuntamiento

JUAN PEDRO CHUET-MISSÉ | CARLES HUGUET

Barcelona

06/02/2018 - 04:55h

Y tras más de dos años de tensiones, Jordi William Carnes dimitió de su puesto como director general de Turisme de Barcelona. La aparición de unas pagos sin justificar en el consorcio y de gastos con la tarjeta Visa otorgada por la organización acabaron por forzar su dimisión. Una salida de un histórico dirigente socialista que se produce pocos meses después de la ruptura del pacto entre PSC y Barcelona en Comú al frente del consistorio en una de las áreas más conflictivas de la gestión de la ciudad.

En una auditoría sobre las cuentas de 2016 realizada por el Ayuntamiento, los interventores encontraron al menos 5.815 euros de la tarjeta de crédito del directivo sin justificar. Se trataba especialmente de comidas y cenas justificadas "de forma negligente", señaló el lunes el concejal de Empresa, Agustí Colom. En algunos casos, la falta de un documento que acreditara el tipo de cambio del día en que se hizo la cena. En otros, faltaba la motivación o la autorización.

En el paquete también había un viaje a Mallorca y otro a Dubái en el que el único comprobante que se presentó era el extracto bancario. No obstante, William ya ha presentado alegaciones "a todas las supuestas facturas mal justificadas", explicó el presidente de Turisme de Barcelona, Joan Gaspart.

Con el pacto de gobierno al frente del Ayuntamiento caducado, el exsocialista Jordi William ya no tenía sostén

Si bien el directivo ya barajaba su marcha desde hacía meses por los constantes encontronazos con la administración liderada por Ada Colau, las "cenas" --especialmente a este capítulo se refirió Gaspart-- sirvieron en bandeja de plata la venganza de Barcelona en Comú contra el PSC de Jaume Collboni por haber roto el pacto de gobierno al frente de la ciudad.

Fuentes del consistorio ya hablaban desde hace meses de la posibilidad de hacer saltar al exconsejero de Agricultura y exconcejal socialista. El acuerdo entre ambas formaciones blindaba a William, pero tras el apoyo del PSC a la aplicación del artículo 155 las hostilidades se desataron, y Barcelona en Comú rompió el acuerdo que mantenía con las fuerzas socialistas.

Después de la negativa de Collboni a apoyar los presupuestos y ante las diferencias de criterio al frente de la cartera de turismo, Colau estará ahora en posición de negociar con la Cambra de Comerç de Barcelona la imposición de un director general más cercano a sus postulados, con una promoción no tan agresiva y más dedicado a la gestión de las externalidades de la actividad económica.

 

Gastos de viaje

Durante el 2016 Turisme gastó 548.910 euros en gastos de viaje de su personal, de los cuales un 20,6% (unos 113.000 euros) fueron analizados en una muestra aleatoria. Por otra parte, también auditaron el 24,3% de los 221.222 euros gastados en hoteles y restaurantes durante el 2016.

De estos montos, al menos unos 83.000 euros, entre los que se encuentran gastos realizados por William Carnes, no han sido correctamente justificados, precisa la auditoría. Por ejemplo, a finales de abril e inicios de mayo, el directivo había pagado 5.815 euros con la tarjeta Visa de Turisme en comidas, un viaje a Mallorca y otro viaje a Dubái, pero el único comprobante que presentó era el extracto bancario.

También faltan las autorizaciones que el consorcio debería haber dado luz verde a los gastos de estancias en un hotel (1.995 euros) y varios pasajes a Dubái (10.673 euros), Pekín (3.395 euros), y a una serie de billetes adquiridos a Vueling por un programa de intercambio, por 55.0000 euros.

La ausencia de autorizaciones también comprende a las facturas presentadas por diferentes gastos de restaurante, como 18 menús en el Restaurante Windsor (por 810 euros) o la comida de Navidad para 250 comensales en La Cuina del Ninot (14.949 euros), y las estancias en varios establecimientos de AC Hotels (4.630 euros).

En las conclusiones, la auditoría precisa que las liquidaciones de viajes y gastos de representación de William, usando la tarjeta Visa del consorcio, no hay constancia de la motivación de los gastos ni la autorización respectiva.  En una carta firmada el 26 de octubre, el director de Turisme se comprometía a registrar el documento de las propuestas de viaje aprobadas.