Como en casa pero mejor: el despegue de los clubes privados

Around Madrid es el primer club privado enfocado a millennials.

Como en casa pero mejor: el despegue de los clubes privados

El concepto de club privado renace con nuevas fórmulas: espacios para socializar o hacer contactos profesionales en un marco sereno y sofisticado

Mar Nuevo

Madrid

21/11/2018 - 19:03h

No son nuevos y, de hecho, beben de la tradición anglosajona de los siglos XIX y XX, que los reservaba a las élites sociales, financieras o políticas. Sin embargo, los nuevos clubes privados han modernizado sus propuestas para convertirse en puntos de encuentro intergeneracionales donde socializar o hacer contactos profesionales formando parte, eso sí, de un comunidad exclusiva.

En los últimos años, el concepto de club privado asiste a una revolución con la aparición de nuevos espacios atractivos y confortables que conectan más fácilmente con un nuevo perfil de usuarios.

En los nuevos clubes privados se interactúa con otros socios para alimentar inquietudes sociales, políticas o culturales y se puede trabajar, tomar una copa, comer o descansar

Se presentan como lugares donde interactuar con otros socios y alimentar inquietudes sociales, políticas o culturales; lugares donde se genera contenido y conversación, se asiste a charlas o a presentaciones de libros, se puede trabajar, tomar una copa o descansar en mitad de la jornada.

Por supuesto, se mantiene cierto carácter de exclusividad, ya que en la mayoría es necesario superar un proceso de selección más o menos exigente, contar con avales de otros socios o pagar cuotas de muy diferente cuantía. Eso sí, prometen haber derribado cualquier restricción por estatus, profesión o género.

Around Madrid
Desde leer a trabajar, debatir o echarse la siesta, el club privado quiere ser tu segunda casa. Foto Around Madrid.

Desde los que están enfocados fundamentalmente a mujeres, como el club Alma, hasta los dirigidos a millennials, como el recién inaugurado Around Madrid, pasando por Matador o Soho House Barcelona, los clubes privados asisten a un auténtico renacer.

Around Madrid

Ubicado en pleno Paseo de la Castellana, Around Madrid se presenta como el primer club privado asequible, con una cuota que oscila entre los 576 y los 1.776 euros anuales.

En Around Madrid aplican un estricto proceso de selección basado en un cuestionario sobre gustos y estilo de vida, así como un minucioso análisis de redes sociales

Su principal apuesta pasa atraer a un público millennial con muchas “inquietudes y valores”, según afirman, por lo que aplican un estricto proceso de selección basado en un cuestionario sobre gustos y estilo de vida, así como un minucioso análisis de redes sociales.

A cambio, promete, los socios tienen un perfil muy similar, lo que favorecerá la socialización. Sus espacios están diseñados pensando en la comodidad para lograr que cada persona se sienta como en su segunda residencia.

Leer un libro arropado con una manta en el sofá, celebrar un cumpleaños, tomar una ducha, maquillarse en el tocador –espacio especialmente instagrameable, destacan-, ver un partido en televisión o echar una siesta son algunas de las posibilidades.

En Around Madrid es posible echarse la siesta, maquillarse o ducharse.
En Around Madrid es posible echarse la siesta, maquillarse o ducharse.

Además, sus socios, entre los que destacan y profesionales liberales (abierto a finales de octubre y con una capacidad para 1.000 socios, ha recibido ya un total de 1.300 solicitudes), pueden también usar las diferentes salas para celebrar reuniones y todo tipo de encuentros.

Uno de los objetivos de los nuevos clubes del siglo XXI es convertirse en referentes culturales y sociales, por lo que organizan presentaciones de libros, catas, talleres culinarios, veladas musicales o conferencias

Otro de los objetivos de los nuevos clubes del siglo XXI como Around Madrid es convertirse en un referente cultural y social, por lo que organiza diferentes eventos, desde la presentación de libros a catas o talleres culinarios, pasando por veladas musicales y conferencias.

La gastronomía es otro de sus puntos fuertes. Gestionado por la compañía Black Bee Hospitality, especializada en la gestión de hoteles boutique y restauración, el club permite degustar platos y bebidas, en un sistema de autogestión y autoservicio, comercializados por tiendas gourmet como Aquí Santoña, o probar vinos únicos por copas.

Hedges Club

También de nueva apertura es Hedges, uno de los clubes más famosos de Londres que aterrizó el pasado mes de marzo en Barcelona.

Hedges Club busca mantener la esencia de los clubes privados británicos.
Hedges Club busca mantener la esencia de los clubes privados británicos.

Con una cuota de membresía de 900 euros, mantiene un estilo típicamente inglés, tanto en su concepto como en su oferta de actividades, entre las que prima la ceremonia del té de las cinco. Entre sus socios, personas “con influencia”, no tanto personas “con dinero”, según precisan sus responsables, sino “importantes para la sociedad”.

En Hedges señalan que no aceptan políticos porque su presencia “no encajaría con el espíritu del club”

Además, remarcan, no aceptan políticos porque su presencia “no encajaría con el espíritu del club”.

El club se divide en tres áreas: la sala Regent, que funciona como punto de reunión para los negocios; el Carnaby Bar, ideado para tomar una copa de champagne, whisky o vodka acompañado de una ración de caviar o algún otro delicatesen; y la sala Burlington, decorada con amplios sillones, mesas ratonas y libros y dirigida a socializar y cerrar negocios.

Alma Sensai

Especialmente para mujeres, aunque no excluyente, es Alma Sensai, ubicado en un palacete de más de 1.500 metros cuadrados en el corazón del barrio de Salamanca, también en Madrid.

Con una cuota anual de 1.800 euros y un estricto proceso de selección, acoge a empresarias, abogadas, catedráticas, escritoras o actrices en un ambiente de diseño y cosmopolita cuidado hasta el más mínimo detalle.

Especialmente para mujeres, aunque no excluyente, es Alma Sensai, un club privado ubicado en un palacete de más de 1.500 metros cuadrados en el corazón del barrio de Salamanca, en Madrid

Su máxima es la de inspirar a sus socios y por ello organizan todo tipo de eventos (conciertos, proyecciones de cina, desfiles de moda o exposiciones de pintura) y cuentan con salón de belleza y espacio de restauración para degustar exquisitos menús que cambian a diario.

Welkhome Club, Madrid.
Welkhome Club, en Madrid, revoluciona el concepto de club de amigos (y el de bar).

También en Madrid Matador y Club 567, o en Barcelona The Wild Bunch y Soho House son referentes de este nuevo modelo de club privado.

Welkhome Club

Con un concepto totalmente diferente llega a Madrid Welkhome Club, que aspira a convertirse en un auténtico club de amigos, donde hay que estar inscrito pero no se exige el pago de una cuota de membresía.

En Welkhome Club, que no exige el pago de cuotas, se parte de la idea de bar y se suprimen la barra, el bartender y la estaticidad de una carta fija y se ofrece, en cambio, una experiencia dinámica e interactiva

Partiendo de la idea de un bar se suprimen la barra, la figura del bartender y la estaticidad de una carta fija y se ofrece, en cambio, una experiencia dinámica e interactiva, que introduce el concepto del pago de copas al peso.

Baos en Welkhome Club.
Baos en Welkhome Club.

El objetivo es que cada cliente pueda personalizar su bebida con total comodidad, sin interrupciones y sin esperar a ser atendido.

Amigos, parejas, ejecutivos, profesionales independientes en busca de inspiración o startups que lo eligen para sus reuniones o presentaciones han encontrado su hábitat en este club, con un botellero más que generoso, buffet de botánicos y una carta de platos finger food que se sirve en horario ininterrumpido desde el mediodía hasta la madrugada.