Consejos para no meter la pata cuando viajas al extranjero

Las propinas puede ser una fuente de incomodidad en varios países.

Consejos para no meter la pata cuando viajas al extranjero

Propinas, saludos, modales en la mesa y consumo de alcohol: no conocer las diferencias culturales en el mundo pueden jugar una mala pasada

Juan Santiago Castro

BARCELONA

22/12/2017 - 04:55h

Lo que puede parecer natural y normal en un país puede ser desaprobado o incluso ilegal en otros. Hay conductas que pueden ser intrascendentes como los saludos o gestos con las manos, pero que pueden causar más de un dolor de cabeza si no se conocen las costumbres locales. En otros ya el viajero debería estar prevenido, como las regulaciones sobre el alcohol y la vestimenta en los países musulmanes.

Si se viaja a un país de costumbres lejano o de costumbres diferentes, conviene tener en cuenta estas diferencias para evitar sofocos, desaprobaciones, o inclusive, multas y llamadas de atención por parte de la Justicia.

Lenguaje gestual

Varios gestos que los occidentales están acostumbrados a realizar con las manos, o cualquier parte del cuerpo, pueden ser malinterpretados en varias partes del mundo. La clásica señal del pulgar hacia arriba que para europeos y americanos es normal y enfatiza un “ok”, se considera ofensivo en algunos países de África Occidental y Oriente Medio, incluido Irán, donde se le llama bilakh, y que literalmente significa “siéntate aquí”.

Indicar una dirección o un objeto con un dedo también puede ser ofensivo en otros países. Es por eso que en Malasia, por ejemplo, se suele señalar con el puño completo y el pulgar en la parte superior indicando la dirección.

Para señalar, los filipinos, mueven sus ojos hacia el objeto o lo destacan con un gesto de los labios.


Thumbs up
El gesto del pulgar es ofensivo en algunas partes del mundo. 

Propinas

En la mayor parte del mundo las propinas son opcionales y necesarias solo en contextos específicos. En la cultura norteamericana se deja un estándar de propinas casi obligatorio de entre un 10 o 20 % del total de la cuenta. En la mayoría de países europeos solo se redondea el pago. Pero también difiere mucho de país a país, por ejemplo en Alemania y Reino Unido es casi obligatoria, mientras en países del Mediterráneo depende del servicio y la calidad del lugar.

En Asia también difiere un poco entre países, pero tiende hacia la gratuidad del servicio. En China, Japón, Corea del Sur, Filipinas, Malasia, o Singapur se toma casi como insulto dejar algo de propina. En India o Indonesia se deja algo de gratificación en ciertos puntos, sobre todo en los lugares turísticos. Mientras tanto, en Australia se han aceptado las propinas en las últimas décadas.

propinas1
Las propinas pueden ser tomadas como un insulto en varios países asiáticos. 

Normas en la mesa

En muchos países del mundo no se suelen complicar con tantos cubiertos en la mesa. En la mayoría de culturas musulmanas, las personas solo usan su mano derecha y evitan la cubertería. Si se le llega a caer el pan de la mesa, lo mejor es hacer lo que hacen los locales: recogerlo, besarlo y ponerlo nuevamente en el plato; esto indicará un respeto por la comida y por el trabajo de quien lo realizó.

En Japón y China sorber lo populares fideos significa un aprecio por la comida y no se ve como un acto de mala educación. Dejar algo de comida en el plato se recomienda al igual en estos países asiáticos, porque simboliza que ha tenido suficiente y reconoce la generosidad de su anfitrión. Al contrario, no hacerlo puede dar el mal mensaje que se ha quedado con hambre.

Dejar los palillos clavados en posición vertical es un agravio en Japón y China.

En la India chuparse los dedos muestra al anfitrión cuánto se disfrutó de la comida, y aquí lo mejor es no dar las gracias al terminar de comer, lo mejor es devolver el favor invitando a cenar a la próxima.

comer con la mano
En varias culturas orientales se come con la mano derecha y la izquierda se destina a la higiene. 

Leyes contra el alcohol

Mientras que el alcohol es legal en la mayoría de los países, la prohibición sigue viva en algunas naciones. Un veto defendido por motivos religiosos que a menudo tiene consecuencias legales, sobre todo en países musulmanes.

Por lo general los turistas occidentales no tienen restricciones en algunos lugares, como hoteles de cuatro o cinco estrellas, pero no se les vende la cantidad que están acostumbrados en sus países.

En Afganistán el parlamento permite castigos estrictos para los locales atrapados consumiendo alcohol. Venderlo o beberlo puede resultar en una multa, encarcelamiento o incluso recibir 60 latigazos.

prohicion de alcohol
Anuncio en Afganistán donde se prohibe la venta de alcohol a locales. 

En Bangladesh también por cuestiones religiosas está prohibido, pero los cristianos pueden consumir vino para la Sagrada Comunión. En el sultanato de Brunei los no musulmanes pueden traer al país dos botellas de vino o 12 latas de cervezas, siempre que sean declaradas a las autoridades de aduana.

En el mundo varía la edad mínima de consumo de alcohol, 18 o 21 años lo más común. En India también dependerá la edad legal según el Estado y puede ser desde los 18 hasta los 25 años.

Países como Pakistán o Irán tienen prohibido la bebida y comercialización del alcohol. Para conseguirlo los turistas recurren a pequeñas mafias que comercializan con bebidas que, seguramente, serán bastante perjudicial para la salud.