Conserjes y personal de limpieza entrenan para evitar atentados

La policía de Nueva York realiza un entrenamiento especial para el personal de hoteles. Foto: NYPD

Conserjes y personal de limpieza entrenan para evitar atentados

Tras la masacre de Las Vegas, la policía de Nueva York asesora cómo detectar armas y comportamientos sospechosos

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

04/10/2017 - 15:43h

La masacre de Las Vegas, en la que un hombre mató a 59 personas e hirió a otras 500, se ejecutó desde una habitación del hotel Mandalay Bay, un gigantesco complejo con 3.309 cuartos y un casino. Cuando la policía encontró al agresor Stephen Paddock suicidado en el piso, hallaron un arsenal de 23 armas de diferente calibre.

La pregunta surgió inmediatamente: ¿cómo es posible que haya acaparado tantas armas y nadie en el hotel se haya dado cuenta?

Los grandes hoteles reconocieron que enfrentan un nuevo peligro, y para evitar que se vuelva a repetir una masacre de esta magnitud, el Departamento de Policía de Nueva York anunció que entrenará al personal de recepción y de limpieza para saber cómo enfrentar una situación similar.

La Oficina de Inteligencia del Departamento de la Policía neoyorquina ha señalado que, aunque el personal de los hoteles ya recibe formación para detectar comportamientos sospechosos entre los huéspedes, es necesario que sepan distinguir indicios de un posible ataque con armas.

"Todo el mundo sabe cómo es un rifle", ha aseverado el vicecomisionado de la Policía John Miller. "Pero, ¿cómo se prevé un posible ataque con armas en vez de un equipaje normal y corriente?", ha señalado.

Pesadilla para la seguridad

El modus operandi del agresor de Las Vegas plantea una pesadilla para los encargados de la seguridad de las grandes ciudades. Nueva York, San Francisco, Los Ángeles, Miami, Washington o Chicago cuentan con cientos de rascacielos que, desde las alturas, tienen un gran ángulo de visión y sin obstáculos. “Ninguna ciudad en este país es inmune a atentado de estas características”, reconoció el comisionado de la policía neoyorquina James O'Neill a Bloomberg.

La policía de Chicago ha elevado el grado de alerta ante la maratón anual que se realizará este domingo y que congregará a 45.000 personas, mientras que la organización del festival Austin City Limits, que se realizará del 6 al 15 de octubre en el centro de la ciudad, también ha extremado las medida de seguridad tras el antecedente de Las Vegas.