Copenhague: donde había una cervecería ahora hay un barrio de moda

Tributo a la antigua fábrica de Carlsberg: 64 habitaciones en honor a los 64 escudos de oro que habían en la fachada de la cervecería.

Copenhague: donde había una cervecería ahora hay un barrio de moda

La antigua fábrica de Carlsberg acoge un nuevo hotel, además de estudios de artistas y oficinas de empresas tecnológicas

Adrián Ortiz

Barcelona

19/04/2019 - 16:42h

El barrio de moda de Copenhague suma un integrante más. Parte de la antigua fábrica de la cerveza danesa más famosa, Carlsberg, se reconvirtió en el Hotel Ottilia, cuyo nombre hace honor a la mujer escocesa del dueño de la compañía, Carl Jacobsen.

Aunque sus instalaciones estuvieron cerradas durante una década, el hotel ha conservado parte de los detalles de la fábrica: desde las estancias donde se guardaba la malta hasta los enormes silos para almacenar la cerveza.

Este no es el único detalle que ha mantenido el hotel: las 64 habitaciones, cada una con una ventana circular incrustadas en la fachada, hacen honor a los 64 escudos de oro que sobresalían de la pared norte de la antigua cervecería.

[Para leer más: Diez sorpresas que sólo se pueden descubrir en Copenhague]

La ejecutiva de Brøchner Hotels, la compañía que dirige el hotel, Søren Brøchner-Mortensen, subrayó que fue ella misma la que decidió apostar por un hotel donde antes hubo una cervecería: “los edificios de la antigua fábrica no solo son icónicos, sino forman parte de la historia de Dinamarca”.

De esta manera, el Hotel Ottilia ha aprovechado la oportunidad de ocupar un edificio histórico, tras la marcha de la compañía Carlsberg en 2008, tras una estancia de más de 160 años.

El barrio de moda de Copenhague

El complejo industrial del que hoy forma parte el Hotel Ottilia abrió sus puertas en 2009. En ese mismo año, ya empezó a hacerse famosos pues muchos artistas daneses ocuparon sus numerosos edificios.

Aun así, no fue hasta 2012 que Carlsberg, junto a entidades públicas danesas, aprobaron un plan para convertir la zona en un barrio comercial y residencial, conocido como la Ciudad de Carlsberg.

[Para leer más: Refshaleøen: Copenhague se reinventa en un viejo astillero]

El proyecto, del cual hoy en día tan solo está acabado un tercio del total, se prevé que estará finalizado para 2024. De esta manera, el CEO de la empresa que está llevando el proyecto, Carlsberg Byen, Jens Nyus, asegura que la Ciudad de Carlsberg se quiere parecer a otras iniciativas como el Hudson Yards de Nueva York.

“El 50% del complejo, que ocupa 60 hectáreas, serán edificios residenciales, un 35% albergará oficinas y tiendas de moda y un 15% estará dedicado a instalaciones deportivas y culturales”, describe Nyus.  

El barrio está actualmente en pleno auge: a los establecimientos que ya conforman el distrito y a la conexión del tren que lleva con el centro de la ciudad, todo parece indicar a que seguirá creciendo.