Corea del Norte abre una rendija de sus puertas al turismo

Corea del Norte abre una rendija de sus puertas al turismo

La agencia de viajes china Koryo Group volverá a llevar grupos reducidos de turistas al país

REDACCIÓN

30/12/2011 - 12:11h

Estatua del líder norcoreano Kim Jong Il
Corea del Norte reactivará sus ‘estrictas’ visitas turísticas a partir de enero, según ha anunciado la agencia de viajes china Koryo, especializada en el turismo del país comunista y una de las pocas compañías de viajes a las que se les permite el acceso a la nación considerada más hermética del mundo.

Koryo Group volverá a llevar grupos reducidos de turistas a Corea del Norte a partir del 10 de enero, después de que interrumpiera sus actividades desde el 17 de diciembre debido al fallecimiento del líder norcoreano Kim Jong Il.

Expertos internacionales aseguran que la sucesión en el poder por su hijo Kim Il Un no supondrá un cambio "drástico" a corto plazo en el régimen de Pyongyang, "al menos en cuanto a relaciones con otros países se refiere".

Así las cosas, "lo previsible" es que solo algunas agencias de viaje especializadas --Asociación de la Amistad Coreana, Chugai Travel, Korea Konsult, Koryo Tours y New Korea Tours, entre otras pocas-- continúen ofreciendo sus servicios turísticos, caracterizados por su alto número de restricciones y prohibiciones.

Regulaciones “no negociables”


La propia agencia Koryo Yours advierte en su página web de las dificultades que pueden encontrar los ciudadanos surcoreanos o los periodistas para entrar en Corea del Norte, mientras que solo sus vecinos chinos disponen del 'privilegio' de visitar una de las ciudades fronterizas sin el permiso expreso de Pyongyang.

Los turistas que visitan Corea del Norte han de ser conscientes de que se encontrarán "estrictas regulaciones que no son negociables". Por ejemplo, no es posible pasear por cualquier sitio sin acompañamiento del guía oficial, existen restricciones sobre qué se puede fotografiar, mientras que las videocámaras están totalmente prohibidas.

Asimismo, la agencia china avisa de que "realizar fotografías a soldados, puntos de control o situaciones de pobreza" sin pedir permiso "puede acarrear serios problemas".