Critican a la Generalitat por' afear' una iglesia románica del siglo XII

Critican a la Generalitat por' afear' una iglesia románica del siglo XII

La rehabilitación de Santa María de Agramunt incorpora canalizaciones 'futuristas'

I.J.

Barcelona

19/01/2015 - 19:21h

El departamento de Cultura defienda una intervención "necesaria".
Un medievalista ha afeado a la Generalitat por la rehabilitación de la iglesia de Santa Maria de Agramunt (Lérida). El historiador constata que las obras de reforma del templo incluyen unas canalizaciones de lluvia "agresivas".

La queja ciudadana se refiere a las canalizaciones de agua en los ábsides del templo. "Se debería haber hallado una solución menos invasiva. Es un desastre absoluto", constata el historiador del Arte Albert Velasco.

La intervención finalizó el departament de Cultura de la Generalitat en 2014, con fondos procedentes del programa Romànic Obert (Románico Abierto). Según el alcalde de la localidad, nadie había expresado su descontento hasta ahora.

Image and video hosting by TinyPic

"Se podrá estar más o menos de acuerdo, pero el proyecto lo supervisó la delegación del departamento de Cultura de la Generalitat en Lérida", ha recordado Bernat Solé, primer edil.

Proteger la fachada

Efectivamente, los servicios de Cultura han defendido la intervención. "Las canalizaciones son parte de un proyecto que recibió un informe positivo del departamento. Su función es proteger de la filtración de agua una fachada muy frágil", ha indicado un representante.

Según este profesional, "las piedras de la fachada están orientadas al norte y no reciben conservación. Las canalizaciones eran necesarias".

Asimismo, la Generalitat recuerda que el proyecto fue expuesto públicamente. "Se trata de un tema utilitario: era necesario proteger la fachada. A partir de aquí, toda opinión es subjetiva", ha concluido el experto.