Cruceros para contentar el paladar

Cruceros para contentar el paladar

La gastronomía toma cada vez más protagonismo en las ofertas para recorrer el mundo por mar

Europa Press

21/04/2013 - 12:55h

Las ofertas gastronómicas van desde degustaciones a clases didácticas | EP
Comer bien es una prioridad para muchos viajeros, y optar por unas vacaciones en el mar no choca con este objetivo. Las compañías se han dado cuenta de que la gastronomía es una de las temáticas que más viajeros llaman a bordo y han sumado a chefs de prestigio internacional a su flota.

Además de contentar al paladar, enseñan a preparar sus mejores platos a lo largo de los viajes e invitan a degustar los mejores vinos para acompañarlos.

Rodeados de expertos

La compañía Holland American Line tiene su propio Centro de Artes Culinarias. Se trata de un programa en el que los pasajeros de cualquier barco pueden asistir a una clase práctica de cocina de la mano de grandes expertos, así como a demostraciones y seminarios, catas o degustaciones de vino y mixología. Todo, acorde con la región por la que navega el barco y los sabores locales.

Entre los chefs destacados, cada crucero cuenta con un maestro y una especialidad. George Geary, antiguo chef pastelero y periodista culinario, viajó en el MS Ámsterdam el pasado 21 de marzo. En ese mismo barco pero el 9 de abril, Chris Smith, participó como orador motivacional sobre un estilo de vida saludable. El 6 de abril, Jonathon Sawyer demostraró que es un incansable defensor del movimiento ecológico en el MS Zaandam.

De Alaska al Caribe

Cuando el crucero es por Alaska, el programa ofrece Flavors of the Northwest y Fresh Ketch, una clase en la que le enseñarán a preparar una cena con mariscos salvajes como el salmón rey de Alaska, halibuts o cangrejo real. Los pasajeros que viajen por el Caribe aprenderán a preparar pollo especiado y camarones, mientras que los que lo hagan por el Mediterráneo podrán preparar pastas con chorizo o un crostini caliente con caponata clásica y mozarella.

En cualquier crucero también se puede aprender a preparar cócteles de nivel mundial con el Programa de coctelería de autor o realizar degustaciones de vinos de la mano del maestro de la bodega y del organizador de fiestas.

La hora del té

La compañía Celebrity Cruises no se centra exclusivamente en las ofertas económica, pero su plan de actividad, el Celebrity Life, tiene propuestas para satisfacer a los paladares más exigentes.

Las iniciativas van desde poder disfrutar del Té de las cinco mientras escucha a un suave cuarteto de cuerda tocando de fondo a ser testigo y protagonista de una competición de cocina entre dos chefs estrella, que mostrarán sus mejores habilidades culinarias con su ayuda.

También incluyen en su porfolio un programa para aprender a preparar el mojito perfecto y los cócteles más originales. Además de cursos para aprender qué vino casa mejor con un plato y cómo cambia el sabor del caldo dependiendo de la copa que se use.

Ir al mercado

En algunos cruceros, la compañía SilverSea pone al servicio de sus pasajeros la escuela de cocina Relais & Chateau L'École des Chefs.

Los turistas podrán ver cómo los profesionales preparan los platos que luego degustarán, participar en concursos culinarios o, en determinados puertos, vivir la experiencia de acudir al mercado a escoger los mejores ingredientes frescos para preparar las especialidades regionales.

La escuela también permite realizar visitas privadas opcionales a diferentes viñedos y bodegas, como un famoso château en la región Médoc de Burdeos (Francia) o una bodega en la región australiana de Barossa Valley.

Crucero didáctico

Aunque si se busca un crucero didáctico, también se debe considerar la oferta de Princess Cruises y su programa Scholar Ship Sea.

No se centra exclusivamente en la gastronomía, las actividades formativas van desde la cerámica a la informática, pero el arte culinario tiene una presencia destacada. Tanto profesionales externos como la propia tripulación realizan una gran variedad de demostraciones, se puede participar en clases y llevarse las recetas a casa, así como acudir a seminarios de cata de vinos.