Cuando el surrealismo se metió hasta el salón de casa

¿Dónde acaba el arte y dónde empieza el diseño? Foto: Quique García | EFE.

Cuando el surrealismo se metió hasta el salón de casa

La exposición ‘Objetos de deseo’ de CaixaForum explora el diseño, en clave surrealista, de muebles y objetos de uso cotidiano en los últimos 100 años

Mar Nuevo

Madrid

06/03/2020 - 13:18h

Hacer real lo fantástico para convertirlo así en algo más real que lo que existe de verdad. La frase, de Salvador Dalí, ilustra a la perfección la simbiosis entre surrealismo y diseño que llevó este movimiento artístico a lo más profundo de los hogares a través de objetos cotidianos que alteró e hizo más fantasiosos, oníricos y emocionales.

Precisamente en el impacto que tuvo el surrealismo sobre el diseño bucea la exposición que, con el nombre de ‘Objetos de diseño: surrealismo y deseo’ podrá verse hasta el 7 de junio en CaixaForum y que incluye un total de 285 obras de arte y objetos de artistas como Salvador Dalí, René Magritte, Joan Miró, Marcel Duchamp, Lee Miller, Le Corbusier o Antoni Gaudí.

La exposición, procedente del Vitra Design Museum de Alemania, se ha enriquecido con varias obras en Barcelona, donde podrá verse hasta el 7 de junio

[Para leer más: La mayor muestra sobre el misterioso Banksy llega a Barcelona]

Ceci n’est pas une exposition

No es una exposición. Una declaración de intenciones preside una de las paredes de la sala principal de la muestra, que se divide en cuatro espacios y propone otros tantos recorridos cronológicos por temáticas, como el mundo de los sueños, el subconsciente, el erotismo, las obsesiones, el azar o el pensamiento caótico.

Surrealismo y diseño. Foto Quique García EFE.

Surrealismo y diseño. Foto: Quique García | EFE.

Con objetos que proceden de colecciones y museos de todo el mundo y en colaboración con el Vitra Design Museum de Alemania, la muestra sin embargo trasciende el periodo surrealista y lo extiende hasta la contemporaneidad, para mostrar cómo el impacto que tuvo sobre el diseño este movimiento, especialmente a partir de la II Guerra Mundial, llega incluso a nuestros días.

Surrealismo en lo cotidiano

Multitud de objetos prueban ese intercambio en ambas direcciones entre surrealismo y diseño, por ejemplo a través de una quesera de Magritte, con un óleo de un trozo de queso encerrada en ella. Otro es la mesa móvil montada sobre ruedas de bicicleta, obra de la arquitecta Gae Aulenti.

Hacer lo fantástico real, como decía Dalí, se traduce también en un sofá con la forma de los labios de Mae West, o en un sombrero coronado por una manzana, obra de Roberto Matta.

Los surrealistas quisieron volve a una dimensión más humana. Foto Quique García EFE

Los surrealistas quisieron volver a una dimensión más humana. Foto: Quique García | EFE.

Para la directora general adjunta de la Fundación La Caixa, Elisa Durán, la relación va más allá: “Diseño y surrealismo son inseparables”, asegura. Las obras trascienden así el ámbito de mobiliario y el interiorismo para abarcar la moda, el cine, la fotografía o el diseño gráfico.

Es por ello que encontraremos en la muestra pinturas, esculturas, carteles, revistas, libros, películas históricas y vídeos firmados por una extensa lista de artistas y diseñadores que también incorpora a Shiro Kuramata, Ray Eames, Carlo Mollino, Claude Cahun, Achille Castiglioni, Man Ray, Giorgio de Chirico, Roberto Matta, Isamu Noguchi y Meret Oppenheim, entre otros.

[Para leer más: Rafael vuelve a reinar en Roma]

Una silla que provoque

El comisario de la exposición (y director del Vitra Museum), Mateo Kries, propone una segunda lectura, que pasa por “demostrar que la funcionalidad no es tan solo práctica”.

Por eso una silla, además de servir de asiento, puede también buscar provocar.

Surrealismo y diseño. Foto Quique García EFE

Surrealismo y diseño. Foto: Quique García | EFE.

También, afirma Kries, servir de escape a un mundo racionalista e industrial que había impuesto el movimiento de la Bauhaus. “La gente estaba cada vez más rodeada por objetos técnicos” y, frente a ello, los surrealistas reivindicaron la conexión con las emociones, con los sentimientos, pero también con “objetos tradicionales que incorporan muchos recuerdos y aspectos subconscientes”. Como si el mundo de objetos técnicos y la modernidad les agrediera, estos artistas “llevaron a cabo una contrarreacción mediante el mundo del surrealismo”, apunta.

Con su actitud influyeron en el arte y la arquitectura posteriores, impulsaron formas orgánicas y pusieron el acento en la forma y la dimensión más humana.

Una exposición en ruta

Las obras de la exposición proceden de museos y colecciones internacionales como la Fundación Gala – Dalí, el propio Vitra Design Museum, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, el Museo Casa Mollino, la Fundación Achille Castiglioni, la Fundación Giorgio e Isa de Chirico o el Design Museum Den Bosch, entre otros.

Surrealismo y diseño en CaixaForum. Foto Quique García EFE.

Surrealismo y diseño en CaixaForum. Foto: Quique García | EFE.

Ya exhibida en Alemania, la muestra ha sido enriquecida en Barcelona con un Dalí procedente del museo de Figueres o con un Miró de la colección La Caixa.

Tras su clausura, el 7 de junio, ‘Objetos de deseo. Surrealismo y diseño (1924-2020)’ viajará al CaixaForum Madrid y, posteriormente, a Sevilla y Palma.