La historia de Zaragoza se cuenta a través de su arquitectura

Nuestra señora del Pilar, la construcción barroca más grande de España y símbolo de Zaragoza.

La historia de Zaragoza se cuenta a través de su arquitectura

Casi dos milenios marcan la historia de Zaragoza, diferentes edificios son testigos del paso del tiempo por la ciudad del Ebro

La ribera media del río Ebro, donde se localiza la ciudad de Zaragoza, ha sido el lugar de emplazamiento de varias culturas a lo largo de la historia. Íberos, romanos, visigodos y musulmanes, entre otros, han impreso su sello particular en la arquitectura de la capital aragonesa.

Zaragoza cuenta con más de 2.000 años de historia. Ya en el siglo III a.C, Plinio el Viejo hablaba en sus libros sobre un asentamiento ibérico llamado Salduie. Con la expansión del imperio romano se construyó la ciudad de Caesaraugusta, con un periodo de esplendor a inicios del siglo II y de la que aún quedan vestigios en la actualidad.

Su nombre es un homenaje al emperador Caesar Augusto (o Augusto a secas), que cumplía 50 años el día de la fundación.

Las calles de Zaragoza cuentan con diversos edificios de estilo mudéjar, renacentista y los restos de una antigua ciudad romana

El itinerario de visita de Caesaraugusta (una visita guiada por cuatro museos) está diseñado para los amantes de la antigua Roma, de su arquitectura, y de la vida comercial, económica, política, cultural y religiosa de esa época. Se trata de un paseo por el centro político y los edificios públicos más emblemáticos e importantes de la antigua ciudad.

Caesaraugusta la Zaragoza romana

El recorrido por el pasado romano de Zaragoza inicia en el museo del Forum. Situado bajo el subsuelo de la actual Plaza de la Seo, el complejo muestra los cimientos de lo que en tiempos de Augusto y Tiberio fueron el foro urbano, un mercado, una cloaca principal, canales y tuberías de agua potable.

Restos excavados y encontrados entre 1988 y 1989 de ánforas, platos y cuencos, acompañados de varias maquetas que representan la estructura urbana de la ciudad, remontan al pasado primario de Zaragoza.

La ruta sigue su camino hacia el Museo del Puerto Fluvial. Un espacio localizado en la Plaza San Bruno que muestra el antiguo puerto de la ciudad, ya que en épocas romanas el río Ebro era navegable en casi todo su curso, y el puerto de Caesaraugusta era considerado el tercero más importante de Hispania tras el de Logroño y el de Dertosa (Tortosa).

Teatro Romano de Caesaraugusta
Ruinas del Teatro romano de Caesaraugusta rodeado por un barrio residencial de Zaragoza. 

Sobre la calle San Jorge, en el número 12, se encuentran las ruinas del que fuera el espacio de ocio más importante de la antigua ciudad, el Teatro Romano. Una parte de sus instalaciones la sobreponen casonas de la época medieval, renacentista y barroca, además de algunos terrenos de la antigua judería zaragozana. Este es uno de los mejores ejemplos del crisol de culturas que pasaron por la ciudad y que se pueden detallar gracias a su notable arquitectura.

El centro de descanso y relax de los pobladores de la antigua Caesaraugusta por excelencia eran las Termas. Entre las calles de San Juan y San Pedro se pueden contemplar los relictos de las letrinas, las basas de algunas columnas y las paredes compuestas por una maravillosa decoración, característica de la época.

El estilo mudéjar y barroco de Zaragoza

Con la llegada del siglo VIII Caesaraugusta pasa a ser un importante centro de cultura musulmán conocido como la Medina Albaida Sarakosta. La Zaragoza islámica fue la capital de la Marca Superior de Al-Ándalus y el mejor testigo del paso mozárabe por esta parte del Ebro con la Aljafería también conocido como el Palacio de la Alegría, sede de las Cortes de Aragón.

palacio de la alegria
Aljafería o Palacio de la Alegría una de las construcciones mudéjar más importantes de Zaragoza. 

El arte mudéjar en Zaragoza es sencillo pero notable a simple vista. Arabescos y diseños geométricos componen las fachadas e interiores de las iglesias de la Magdalena, San Miguel, San Gil y San Pablo.

Con la llegada del siglo XVI y la extensión del barroquismo en España, Zaragoza tiene una nueva etapa de esplendor en su arquitectura. Fachadas sobrias de ladrillo, bóvedas decoradas con yeserías y portales adornados con estatuas, son el nuevo estilo de las construcciones zaragozanas.

Símbolos de la ciudad

La Catedral-Basílica de Nuestra Señora del Pilar es una de las mayores muestras de arquitectura barroca de España. Considerado como el primer templo dedicado a la Virgen María en el mundo, la catedral es uno de los símbolos arquitectónicos y culturales de la ciudad. Además de su imponente estructura, los visitantes podrán apreciar en su interior obras de los hermanos Bayeu y de Francisco de Goya.

Zaragoza fue sede en 2008 de la Exposición Internacional que tuvo como eje temático el desarrollo sostenible y el agua. Un evento que se extendió por 93 días y que dejó nuevos símbolos modernos para la ciudad, como el Pabellón Puente, la Torre del Agua o el Puente del Tercer Milenio. 

Puente del Tercer Milenio
Puente del Tercer Milenio sobre el río Ebro visto desde la terraza del Hotel Celebris.