Cocinar, alimentar, digerir: metáforas para creadores

La Cocina de Picasso, una exposición gastronómica sobre el artista. Infografías: Jordi Català

Cocinar, alimentar, digerir: metáforas para creadores

La Cocina de Picasso es la primera exposición mundial que revela al pintor como gastrónomo

Jordi Català

Ver Instagram

BARCELONA

02/06/2018 - 17:24h

Del 25 de mayo al 30 de septiembre, los visitantes del Museo Picasso de Barcelona podrán sumergirse en la pasión de Pablo Picasso por la cocina a través de más de 200 obras procedentes de museos, instituciones y colecciones privadas de todo el planeta.

La cocina, los alimentos y su universo se abordan a lo largo de los nueve espacios temáticos de esta exposición, única y primera en su género en el mundo. 

La muestra sigue un recorrido cronológico pero también de contenidos y formas que hace evidente la tremenda importancia de la presencia de la gastronomía en la vida del pintor.

La exposición que recibe el nombre de La cocina de Picasso forma parte de Picasso Mediterráneo, una iniciativa del Musée National Picasso-Paris.

Exposición 'La Cocina de Picasso'.

Picasso Mediterráneo es un acontecimiento cultural internacional que se celebra desde la primavera de 2017 hasta la primavera de 2019. Más de sesenta instituciones han elaborado una programación alrededor de la obra "obstinadament mediterránea" de Picasso (en palabras de Jean Leymarie).

Por iniciativa del Musée national Picasso-Paris, este recorrido por la obra del artista y los lugares que lo inspiraron ofrece una experiencia cultural sin precedentes que pretende reforzar los vínculos entre todas las orillas del Mediterráneo.

La obra muestra a la cocina como metáfora del acto creativo del artista

En los tres palacios de la calle de Montcada donde se situan los nueve tramos de la exposición se dan cita obras que hacen referencia a restaurantes, naturalezas muertas, utensilios, herramientas e ingredientes de cocina.

También hay escritos poéticos que se basan en el imaginario culinario, y la cocina como metáfora del acto creativo del artista: estos son los puntos destacados de la exposición que el espectador descubrirá desde una nueva perspectiva. 

Exposición 'La Cocina de Picasso'.

A través de la pintura, la fotografía, el grabado, la estampación, la cerámica, la escultura, y el escrito literario y teatral, Picasso nos presenta la comida como una fuente de deseos concientes e inconscientes que constituyen una multiplicidad de lenguajes, tanto formales como esencialmente metafóricos.

Emmanuel Guigon, director del Museo Picasso de Barcelona, se refirió a la muestra con estas palabras: "¿Una exposición sobre la cocina de Picasso? ¿Por qué no? La iniciativa no es en absoluto incongruente, pues la cocina es un sutil factor revelador de las artes de Picasso: pintura, grabado, escultura, cerámica, poesía, teatro.

"No hay que olvidar el papel de los restaurantes como lugar de encuentro de las vanguardias, desde Quatre Gats de Barcelona hasta el cabaré Au Lapin Agile de la colina de Montmartre, en cuyas mesas se sentaban las bohemias de la época y la pandilla de amigos de Picasso", dijo.

Exposición 'La Cocina de Picasso'.

Y añadió: "Los platos, los utensilios y los lugares relacionados con la cocina tienen un fuerte poder de evocación o asociación. Para un creador, el propio acto de comer y digerir es una metáfora. A través de lo que se puede comer e incluso de lo incomestible se da la feliz posibilidad de engullir el mundo".

Picasso posee esta afición por el mundo y lo concretó hasta hincarle de verdad el diente y cogerle el gusto: "Ya no puedo más de este milagro que es el no saber nada en este mundo y no haber aprendido nada sino a querer las cosas y a comérmelas vivas".

La muestra cuenta con la apuesta expositiva excepcional de Ferran Adrià

Sus invenciones permanentes y la euforia de su imaginario son el testimonio de un apetito insaciable. Picasso entra en escena en el ruedo de la cocina (en un cuadro aparece un plato con "toritos fritos") e inicia allí su gran ceremonial. Ya lo dijo Heráclito: "Los dioses están en la cocina".

La muestra cuenta con la apuesta expositiva excepcional de Ferran Adrià ubicada en el nuevo espacio dedicado al arte contemporáneo que inauguró el Museo Picasso el 2017, la sala Mauri. 

Info 1 - la cocina de Picasso

Adrià establece en público, por primera vez en su trayectoria, un diálogo entre el proceso creativo de Picasso y la creación culinaria contemporánea, y se formula la pregunta "¿qué es cocinar?", convencido de que la respuesta puede revelar algunas cuestiones esenciales del ser humano como ser creativo.

La sala Mauri está presidida por un texto de Picasso en que el pintor explica por qué data toda su producción: para facilitar el surgimiento de una ciencia que tome como fundamento la creatividad.

Este es el afán del equipo de elBulli que, después de cerrar el restaurante en 2011, se ha dedicado hasta ahora a la cocina de ideas, y ha elaborado una metodología, denominada "Sapiens", epicentro de esta propuesta de Adrià que sirve para comprender la creación gastronómica como una ciencia capaz de interpretarla.

Info 2 - la cocina de Picasso

Importantes paradigmas visuales asociados a "Sapiens" se alojan en esta sala, desde el catálogo razonado de elBulli con sus 1.846 platos hasta el carrusel del sistema funcional del cocinar, en sus tres dimensiones: creativa, reproductiva y experiencial, con diagramas de flujo que interconectan estos tres aspectos y otorgan al comensal un poder creativo afín al cocinero.

Los dibujos del propio Adrià para sus dos libros de ¿Cómo empezó la cocina? aparecen como dispositivos plásticos de pensamiento gastronómico que reflexionan sobre el conocimiento del ser humano y todo ello va complementado con materiales de elBulli que ayudan a entender mejor que crear es también cocinar.