Sí, Picasso también fue poeta. Y se descubre en Barcelona

'Busto de mujer con blusa amarilla' y 'El centollo', algunas de las obras de Picasso relacionadas con su faceta literaria. Foto: Toni Albir-EFE.

Sí, Picasso también fue poeta. Y se descubre en Barcelona

Dos exposiciones en el Museo Picasso de Barcelona exploran la relación del pintor con el poeta Paul Éluard y revela escritos inéditos del artista malagueño

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

07/11/2019 - 12:24h

Pablo Picasso fue un artista total, que además de la pintura, la escultura y la cerámica también se animó a la poesía. Gran amigo del escritor Paul Éluard, el artista malagueño experimentó diversas formas de escritura y participó en la fundación de revistas literarias.

La relación entre el pintor y Éluard se puede conocer en una de las dos exposiciones que el Museo Picasso organiza en Barcelona hasta el 15 de marzo, que en realidad se pueden ver como una unidad. Luego estas muestras viajarán al Musée National Picasso-Paris y el Musée d’Art et d’Histoire de Saint Denis.

La amistad entre Picasso y Éluard

Tras la muerte del poeta, novelista y ensayista francés Guillaume Apollinaire, muy cercano a Picasso, el poeta Paul Éluard entró en la vida del artista español.

Entre Picasso y Éluard, además de la amistad, se forjó un interesante intercambio de favores artísticos entre la pintura y la literatura

Vinculado a los movimientos dadaísta y surrealista, entre uno y otros se forjó una sólida amistad que alcanzó a sus respectivas profesiones: Éluard desempeñará un papel de embajador itinerante del pintor y escribirá numerosos poemas sobre él, mientras que Picasso ilustrará muchos libros de su amigo francés.

Detalle de la obra de Pablo Picasso %22Retrato de Eluard%22, de 1940
Detalle de la obra de Pablo Picasso "Retrato de Éluard", de 1940. Foto: Toni Albir-EFE

La muestra en el Museo Picasso

La exposición presenta un recorrido temático y cronológico de los dos personajes a partir de libros y poemas, obras ilustradas, retratos y dibujos de Eluard y su mujer Nusch.

[Para leer más: La Cocina de Picasso: metáforas para creadores]

También hay objetos de la colección que reunió el poeta así como fotografías de Man Ray y Brassaï, y correspondencia y películas documentales en las cuales se relatan los encuentros entre las dos personalidades.

También cabe destacar los retratos de Dora Maar, musa y compañera de Picasso que fue presentada, precisamente por Éluard.

Sala por sala

La primera sala, dedicada a la Guerra Civil española, recuerda que el primer poema de compromiso político de Éluard fue 'Novembre 1936, motivado por el bombardeo del ejército franquista sobre Madrid.

Este poema influyó a Picasso para la realización de los grabados de 'Sueño y mentira de Franco', y que después alimentaría el poema 'La victoire de Guernica', del francés mientras Picasso dibujaba 'Guernica'.

Además de la relación amistosa entre Éluard y Picasso se forjó un interesante intercambio de actividades artísticas

La segunda sala refleja los veranos que ambos artistas disfrutaron durante tres años en el hotel Vaste Horizon en Mougims, en los años ’30. Allí fue donde Picasso realizó retratos de la esposa de Éluard, Nusch; y de su hija Cécile; así como del pintor en ‘Arlesiana amamantando un gato’.

[Para leer más: ¿Qué tiene que ver Toulouse-Lautrec con Picasso?]

La tercera está centrada en la Segunda Guerra Mundial, cuando se encontraron en París, dando lugar a joyas como el poema 'Liberté', de Éluard.

La cuarta sala abarca los años de la posguerra, cuando Picasso se afilió al Partido Comunista Francés en un acto con Éluard y Louis Aragon, teniendo después ambos amigos una actitud muy activa plasmada en las icónicas palomas de la paz picassianas.

palomas picasso
Las diferentes palomas de la paz firmadas por Picasso. Foto: Toni Albir-EFE.

En una pequeña sala se muestra la amistad entre ambos a través de su correspondencia, mientras que en un espacio se proyecta la película 'Gernica', de Alain Resnais y Robert Hessens, con guión de Éluard.

El Picasso poeta

La exposición ‘Picasso poeta’ destaca la importancia de la escritura poética en el proceso creativo del malagueño y recoge en un contexto más amplio los estrechos vínculos que hay entre escritura y pintura; el trabajo del texto (collage, repeticiones, variaciones), donde resuena el trabajo pictórico, y, sobre todo, su contenido autobiográfico.

Picasso se animó a escribir en su juventud, y su prosa abundanba en construcciones complejas, revelan los comisarios de la muestra

Aquí se pueden ver cinco de las 11 variaciones de su poema dibujado "Nieve al sol" (1934); la tinta china "La mujer que llora" (1937), el "Retrato de la marquesa de culo cristiano echándole un duro a los soldados moros defensores de la Virgen" (1937), el poema litografiado "Trozo de almíbar" (1939) o "Le Chant des morts" (1948), así como 43 poemas de Pierre Reverdy iluminados por Picasso con 125 litografías a la manera de los manuscritos medievales.

Pablo Picasso %22Retrato de Emile Marguerite Walter%22, de 1939
"Retrato de Emile Marguerite Walter", de 1939. Foto: Toni Albir-EFE.

Para una de las tres comisarias de esta exposición, Claustre Rafart, “el Picasso escritor, que nace ya en su juventud, es más intimista, porque el artista abre su alma” y su poesía está “llena de mestizaje, con temas referentes a su vida, su obra, sus recuerdos de infancia y juventud, que se mueven, como toda su creación, entre la cultura popular y lo culto”