Curro, el envidiado por todos los currantes, se fue al Caribe hace 20 años

Curro, el envidiado por todos los currantes, se fue al Caribe hace 20 años

El legendario anuncio de Halcón Viajes ha supuesto un hito en la historia del turismo español

Sonsoles Vázquez

Madrid

29/04/2016 - 17:22h

Juan José Hidalgo, en 1996, con el actor que interpretaba a Curro

A mediados de los 90, los viajes a Cuba, Cancún o República Dominicana eran escasos, costosos y largos. Pero Halcón Viajes tenía Air Europa y a Curro, y pudo hacer el milagro. Ese simpático representante del español medio, abrumado por la crisis económica y la hipoteca, nos convencía de que algunas aspiraciones y sueños podían ser una realidad.

¿Dónde está Curro?

En el anuncio, un jefe extrañado preguntaba "¿Dónde está Curro?" y alguien respondía: "En el Caribe". Entonces aparecía el actor Pepe Frías con gafas, aletas  y tubo de buceo, riendo de felicidad. "Presume de vacaciones de lujo desde 59.900 pesetas" decía entonces una voz en off tras dejar clara la envidia insana que producía esa imagen entre sus compañeros de trabajo.

Ese Curro que dio en la diana en 1996 fue creado por la agencia Tapsa, entonces dirigida por el gran publicista Fernando Ocaña. Como explicaba Fernando García Gascón, presidente de Halcón Viajes en aquellas fechas, "en la calle se habla de crisis económica e hipotecas, y tenemos que devolver la ilusión de viajar a la gente".

Tapsa se lució además en el casting. Los gestos del actor, sus rasgos y su campechanería conectaron al instante con el público. Era el típico treintañero español, con mucho desparpajo, ni demasiado guapo ni demasiado feo, y con una sonrisa embaucadora.

Se busca...

Después de unos años de ausencia, Halcón Viajes resucitó en 2008 al popular oficinista, esta vez de la mano de la agencia Grupo Eñe, con un nuevo actor (Ignacio Redondo) y en una campaña diseñada en dos fases. En la primera, se utilizó radio, prensa y cartelería en las 1.050 oficinas de Halcón Viajes para anuncios intrigantes con sabor a western que decían "Se busca. ¿Sabes dónde puede estar?", y que dirigían a los consumidores a la web www.dondeestacurro.com para que pudieran ganar un viaje.

Después llegó la campaña en televisión, con un 'spot' protagonizado por un Curro con las mismas señas de identidad que el de 1996, pero algo actualizado. Si en los años 90 el personaje quería reflejar a un amplio sector de la población española que no solía viajar al extranjero, el de 2008 recordaba que no hacía falta ser rico para disfrutar del Caribe.

Un publicista actual resume las claves del éxito de las dos campañas: "El personaje tenía enorme carisma y los eslóganes calaron profundamente. Es uno de los hitos publicitarios de los últimos años, como la chica Martini o el calvo de la Lotería. Curro se convirtió en el mago de los viajes económicos, y su sonrisa, en la varita capaz de mandar al Caribe a toda la clase media".