Del Caribe al Pacífico: un viaje por las mejores playas de Costa Rica

Playas Escondida y Manuel Antonio. Foto: Atanas Malamov | Unsplash.

Del Caribe al Pacífico: un viaje por las mejores playas de Costa Rica

El país de la ‘Pura Vida’ es sinónimo de naturaleza desbordante, también la que vibra junto a sus playas, conformando auténticos paraísos en la tierra

Mar Nuevo

Madrid

20/08/2019 - 18:16h

Nos gustan las ciudades y los barrios; nos pasaríamos horas boquiabiertos frente a los proyectos arquitectónicos más audaces y pateando hasta el último rincón de un mercado gastronómico a la caza del sabor perfecto. Pero a veces, también, nos gusta encontrar una playa perfecta y disfrutar únicamente de los rayos de sol, la arena blanca y las aguas turquesas.

Costa Rica, con 51.000 km2 en el corazón de Centroamérica y hasta dos océanos que bañan sus costas, nos plantea todo un reto: encontrar las mejores playas para una escapada de desconexión total. Y las hemos encontrado.

Entre el Pacífico y el Caribe, Costa Rica cuenta con más de cien playas reconocidas con la bandera azul ecológica 

[Para leer más: Estas son las mejores playas de España (según The Guardian)]

Las aguas ticas del Pacífico

También en su vertiente más vacacional, el país de la ‘Pura Vida’ apuesta por la sostenibilidad. Más de 100 de sus playas están reconocidas con la Bandera azul ecológica, un sello de calidad que reconoce la labor de las comunidades costeras en relación a la sostenibilidad del entorno natural próximo a las playas.

Playas de Guanacaste. Foto: Turismo de Costa Rica.
Playas de Guanacaste. Foto: Turismo de Costa Rica.

Porque la naturaleza, el exuberante despliegue de vida que protagonizan plantas, árboles e infinidad de especies animales, llega también a la playa.

La costa que baña el Pacífico se divide en Pacífico Central y Pacífico Sur. El primero de ellos, localizado a poco más de dos horas de San José, entraña el destino perfecto para disfrutar tranquilamente de la calma, es decir, ponerse ‘vuelta y vuelta’, nadar, bucear, navegar y observar los bellos entornos naturales que le acoge.

Pese a su pequeño tamaño, el Parque Nacional Manuel Antonio cuenta con cuatro maravillosas playas: Escondida, Playita, Espadilla Sur y Manuel Antonio

También en la zona, Puntarenas destaca como puerto preferido de cruceros, así como por una cocina plagada de delicias gastronómicas como los mariscos y el ceviche.

Playa Hermosa, Puntarenas. Foto: Max Bottinger | Unsplash.
Playa Hermosa, Puntarenas. Foto: Max Bottinger | Unsplash.

Los amantes del surf encontrarán su paraíso particular en las playas de Jaco, mientras que quien prefiera la naturaleza más salvaje debe dirigirse a los parques nacionales de Carara o Manuel Antonio.

En este último, entre iguanas, perezosos y monos ardilla encontramos cuatro maravillosas playas: Escondida, Playita, Espadilla y Manuel Antonio, la que da nombre al parque y que ostentó el título, en 2013, de mejor playa de Centroamérica según los Traveller Choice de Tripadvisor.

Playa Escondida. Foto: Atanas Malamov | Unsplash.
Playa Escondida. Foto: Atanas Malamov | Unsplash.

En el Pacífico Sur, nos embarcamos hacia la isla de Caño, rodeada de arrecifes de coral ideales para el buceo, pero también las playas de Golfo Dulce y la península de Osa, protegidas por las reservas biológicas.

En el Parque Nacional del Corcovado observaremos, entre cientos de especies, a los guacamayos y perseguiremos con nuestros prismáticos a las ballenas jorobadas desde Playa Uvita, en el Parque Nacional Marino Ballena.

Con su propio estilo (y su propio ritmo, marcado por el calypso como banda sonora) nos reciben las playas del Caribe 

 

Mirador del Golfo Dulce. Foto: Turismo de Costa Rica.
Mirador del Golfo Dulce. Foto: Turismo de Costa Rica.

Playas caribeñas

En un ambiente totalmente diferente, impregnado de espíritu caribeño, pero también de ritmos y sabores propios, nos dirigimos a las playas del Caribe.

Cahuita y Puerto Viejo, al sur, nos esperan con una magnética combinación arenas blancas y negras en sus playas, mientras que la marcada influencia afro-caribeña nos da la bienvenida con un cóctel de cultura y arquitectura que rebosa autenticidad y, sobre todo, sabor, el de especialidades como el arroz con frijoles, el pollo con coco, el rondón y la platintá.

Parque Nacional de Cahuita. Foto: Turismo de Costa Rica.
Parque Nacional de Cahuita. Foto: Turismo de Costa Rica.

El ritmo del calypso pone la banda sonora a nuestra visita mientras que el desove de las tortugas verdes que se produce entre junio y octubre en las playas del Parque Nacional de Tortuguero nos regala una experiencia que guardar para siempre en la memoria.

Playas de Guanacaste

Guanacaste, al noroeste de la isla y limitando con el Pacífico, es una de las zonas costeras más conocidas, con playas de aguas turquesas como Tamarindo, la playa Samara -posiblemente una de las más hermosas de toda Costa Rica con su arena dorada y su área de manglares-, Nosara y Guiones, donde un paisaje idílico invita a actividades como el yoga.

Playa Suecos. Foto: Turismo de Costa Rica.
Playa Suecos. Foto: Turismo de Costa Rica.

Islas paradisíacas

Además de sus zonas costeras, encontramos hermosos arenales en algunas de las islas que conforman el país, como la del Coco, alejada 330 millas y rincón perfecto para bucear entre tiburones ballena, tiburones de punta blanca, atún, peces loro, corales, moluscos y el tiburón martillo.

En la costa pacífica, la isla Tortuga es muy popular para realizar deportes acuáticos, mientras que la isla del Caño propone casi un viaje a la historia precolombina del país y las Islas del Golfo de Nicoya, muy de moda, próximas a Puntarenas, destacan para el avistamiento de aves y el buceo.

Isla Tortuga. Foto Atanas Malamov. Foto: Unsplash.
Isla Tortuga. Foto Atanas Malamov. Foto: Unsplash.