Un delicioso paseo: los shotengai más auténticos de Tokio

Ueno Ameyoko Shotengai, Tokio.

Un delicioso paseo: los shotengai más auténticos de Tokio

Ueno Ameyoko y Togoshi Ginza son dos de las zonas comerciales más tradicionales, excelentes para degustar la gastronomía local sin artificios

Los shotengai, como se conoce a las zonas comerciales típicas de Japón, son calles cubiertas y peatonales que ofrecen establecimientos de todo tipo: desde restaurantes a puestos de comida rápida, lugares donde jugar al pachinko o cantar en el karaoke, librerías y todo tipo de tiendas.

Así, si en los modernos grandes almacenes podemos encontrar tiendas de alimentación y restaurantes de alta gastronomía, los shotengai nos ofrecen la otra cara de la moneda: tiendas tradicionales que han pasado de generación en generación, especializadas en un producto en particular.

Son lugares auténticos donde muchos japoneses realizan su compra diaria de productos básicos como verduras, carne, pescado, tofu y arroz. Los mismos ingredientes, sencillos pero llenos de sabor, que componen las propuestas gastronómicas que nos sorprenden en cada rincón.

Ueno Ameyoko Shotengai

Es una de las calles singulares de la capital japonesa, caracterizada por un ambiente tradicional y por poseer una enorme variedad de productos, concentrados en un recorrido total de 500 metros.

Ueno Ameyoko Shotengai es el sitio perfecto para probar el kaisedon (bol de arroz acompañado de abundante marisco), elaborado con katsuobushi (bonito seco) como ingrediente esencial

Ubicada en el barrio de Ueno, la calle discurre en paralelo a la línea Yamanote entre las estaciones de Okachimachi y Ueno. Antiguamente estaba especializada en tiendas de marisco y pescado fresco, si bien hoy encontramos todo tipo de tiendas de alimentación, especias, ropa, complementos y también, y muy interesantes, de dulces y chocolates.

AmeyokoShotengai2
Los shotengai son lugares perfectos para hacer la compra y degustar la comida tradicional a precios ajustados.

Es un sitio especialmente indicado para degustar comida japonesa tradicional a un precio muy económico. Por ejemplo, para probar el popular plato kaisedon (bol de arroz acompañado de abundante marisco), elaborado con katsuobushi (bonito seco) como ingrediente esencial.

También recomendable es degustar los platos takoyaki (buñuelos hechos con una masa de harina, huevo y agua, y rellenos de pulpo), realizado con marisco y pescado fresco del mercado de Tsukiji y el honkare-katsuo bushi, es decir, bonito seco de alta calidad. 

Togoshi Ginza Shotengai

El shotengai más largo de Tokio, con una longitud aproximada de 1,3 kilómetros y alrededor de 400 establecimientos, es el lugar ideal para empaparse de la cultura japonesa y mezclarse con los residentes que realizan sus compras del día a día.

Su característica más peculiar es que es un shotengai con historia: se construyó durante el periodo Taisho, impulsado por un grupo de comerciantes del centro de Tokio cuyos negocios habían sido afectados por el gran terremoto de Kanto de 1923 y de otras áreas cercanas a Yokohama que vieron oportunidades en este distrito, así como por la apertura de la estación Togoshi Ginza.

Entre los grandes hallazgos de Togoshi Ginza Shotengai se erigen las croquetas, que preparan alrededor de 20 establecimientos diferentes

Entre los grandes hallazgos de esta calle se erigen las croquetas. La zona es conocida por los locales por ser la meca de las croquetas caseras, que preparan alrededor de 20 establecimientos diferentes.

Sunamachi Ginza Shopping Street 03
Las propuestas gastronómicas se suceden a lo largo de los shotengai.

Además, destaca su variada propuesta de tiendas gourmet, así como su oferta de restaurantes dirigidos por jóvenes propietarios con propuestas innovadoras; y porque en ella se encuentra Togoshi Ginza Onsen, unos baños termales de agua negra natural.

El sentō Togoshiginza Onsen fue renovado en 2007 y ofrece una experiencia espectacular, con aguas termales naturales, saunas y un rotenburo o baño al aire libre en madera de ciprés japonés.

Uno de los baños tiene una pintura del monte Fuji obra de Nakajima Morio, mientras que al otro lado hay una preciosa pintura de los Siete dioses de la fortuna con el monte Fuji al fondo.