Descubre lentamente las diez calles más bonitas del mundo

Las calles de Agueda, una de las más bonitas del mundo, se transforman con sus coberturas de paraguas.

Descubre lentamente las diez calles más bonitas del mundo

Desde Tokio a Barcelona, y desde París a Búzios, recorremos sin prisas estas diez calles que sorprenden por su diseño, belleza y arquitectura

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

05/12/2019 - 18:34h

Una de las actividades más bonitas de los viajes es contemplar la vida en una calle. Hay algunas que son más especiales que otra, ya sea por su arquitectura, porque los vecinos se esmeraron en decorarla o pintarla de colores intensos, por su carga histórica o por el extraño diseño de su trazado.

Es muy difícil precisar cuáles son las calles más bonitas del mundo, pero al menos podemos aportar una idea con esta selección de diferentes países del mundo. Aunque muchas solo existan como motivo turístico, vale la pena recorrerlas lentamente.

Lombard St, San Francisco

Lombard Street es una calle de 182 metros que, para sortear la pendiente de 27 grados, tiene ocho giros en zigzag, que obliga a los coches a transitarla a no más de ocho kilómetros por hora.

Lombard Street, en San Francisco, tiene ocho curvas para sortear la pendiente de 27 grados.
 

Rodeada de canteros de flores, parece como una serpiente de ladrillos rojo en medio del barrio Russian Hill.

[Para leer más: La calle más famosa de San Francisco cobrará peaje]

Su popularidad, catapultada por películas en las décadas pasadas y por el postureo en Instagram en esta, lleva a que sea visitada por dos millones de personas al año.

El Camino del Filósofo, Kyoto

A lo largo del canal que corre entre Ginkaku-Ji y Nanzen-Ji, el Camino del Filósofo es una de las arterias más pintorescas de Japón, gracias a los cerezos que flanquean su recorrido.

kyoto
 

La época recomendada para caminar bajo sus ramas es en la sakura, el período de floración del cerezo, que se inicia a principios de abril y que dura dos semanas.

En abril el Camino del Filósofo se convierte en una calle rosada por la floración de los cerezos

Su nombre homenajea a Nishida Kitaro, el filósofo nipón que solía meditar mientras caminaba cada día por esta calle.

Umbrella Sky, Agueda

Desde el 2011, las cuatro calles principales de Agueda, una ciudad de Portugal, se transforman tres meses al año cuando cientos de paraguas de colores son colgados de cables que cruzan de casa a casa.

[Para leer más: Troia y Comporta: el paraíso está más cerca de lo que imaginas]

Esta puesta en escena forma parte del proyecto Umbrella Sky, que se impulsó por el festival de arte de Agitagueda.

agueda
 

La iniciativa sigue año a año, y además de atenuar el calor del verano, otorga una bonita postal a las calles.

Square de Montsoris, París

Si hay alguna calle que parezca extraída de una obra de arte impresionista, esa es Square de Montsoris.

La rue du square Montsouris
 

En realidad es un pasaje entre el Parque de Montsoris y la Avenida Reille. Allí las casas de estilo art-decó y art-noveau están invadidas por abultadas enredaderas, que le otorgan una presencia idílica, reforzada con sus mosaicos y vitrales.

The Dark Edges, Condado de Antrim

En Irlanda del Norte este antiguo camino está rodeado de viejas hayas que, como si fueran manos, se entrelazan en medio de la carretera.

El camino The Dark Eyes fue usado por la producción de Juego de Tronos para retratar al Camino Real

Los árboles forman un túnel natural que fue aprovechado por la producción de Juego de Tronos, lo que ayudó a convertir a este paraje en uno de los sitios más fotografiados del Ulster.

Dark Hedges near Armoy, Co Antrim ()
 

El origen está en la construcción de una mansión en 1775, donde su propietario ordenó la plantación de 150 hayas para crear una mayor sensación de grandiosidad.

Vía Baldassare Galuppi, Burano

Esta calle está rodeada de casas centenarias pintadas en colores, tradición que se remonta a la Edad Media para distinguir a una vivienda de otra.

Venezia Via Baldassare Galuppi 1
 

La Vía Baldassare Galuppi es la más céntrica de las pequeñas arterias de la isla, rodeadas de restaurantes y heladerías, así como de casas que venden tejidos de hilo y encaje, una ancestral tradición de Burano.

Desde hace siglos las casas de Burano se pintan de colores vivos. La leyenda dice que era una estrategia de los pescadores para distinguir sus casas entre la niebla

Esta isla es una interesante opción frente a la masificación de Venecia, que se puede combinar con una visita a la cercana Murano.

Rua das Pedras, Búzios

"Imagina una calle donde se pueda encontrar a los amigos, conversar tranquilamente, discutir profundamente, enamorar deliciosamente” dice el cantante Paulo Novaes para presentar a esta breve calle de Búzios, en Brasil.

Son 600 metros que en las últimas décadas se han llenado de restaurante, discotecas y tiendas.

rua das pedras
 

Pero el lugar conserva su encanto, con su suelo de piedras, que desemboca en la plaza Orla Bardot, donde una estatua de bronce de Brigitte Bardot mira hacia el mar.

Gemeindestiege, Hallstat

Esta pequeña ciudad de Austria parece extraída de un libro de cuentos infantiles. Situada al borde del lago Hallstat, en su centro se encuentran casas de dos plantas con balcones de madera siempre lleno de flores y enredaderas.

hallstat marktplatz 508
 

[Para leer más: Cinco pueblos de Europa que parecen extraídos de un libro de cuentos]

Si es por elegir una calle, puede ser Gemeindestiege, que cuando se camina pareciera que quedó detenida en el siglo XVI, en un paisaje alpino de belleza impactante.

Calleja de la Flores, Córdoba

Esta breve y angosta calle de Córdoba se convirtió en motivo de postal en el siglo XX y de posteo en Instagram en la actualidad.

El paseo se inicia en un capitel incrustado en la pared, en donde el blanco de las casas contrasta con el azul intenso de las macetas con sus geranios rojos.

calleja flores
 

Quedan pocos vecinos esta calle andaluza, que fue invadida por comercios dedicados al turismo, que han desvirtuado el espíritu original. Pero si uno visita Córdoba, es imposible no caminar por ella.

Paseo de Gràcia, Barcelona

Esta señorial avenida es una de las más elegantes y exclusivas de España. En su trazado de 1,6 kilómetros se concentra una tienda de lujo al lado de la otra, pero lo más bonito es su imponente legado modernista, que brilla con algunas de las obras cumbres de Antoni Gaudí, como La Pedrera y la Casa Battló.

paseo de gracia2

Esta última se encuentra en la Manzana de la Discordia, un tramo de 100 metros donde convive con la Casa Lleó Morera y la Casa Amatller, dos interesantes ejemplos de este estilo.

En el Paseo de Gràcia se encuentran algunas de las obras más conocidas de Gaudí, como La Pedrera y la Casa Battló

Las farolas de Pere Falqués con sus bancos de trencadís y las señoriales fachadas de otros edificios como el Palacio Malagrida o la Casa Rocamora son ejemplos de por qué a esta avenida hay que recorrerla lentamente.