Los diez destinos que marcan tendencia en Europa

Israel fue, según la OMT, el tercer destino europeo que más creció en 2017.

Los diez destinos que marcan tendencia en Europa

Francia, España e Italia se alzan como los destinos europeos más visitados, pero estos diez son los que marcan tendencia

Con 86,9 millones de turistas en 2017, Francia se coronó de nuevo como el destino europeo preferido para los turistas seguido de España (81,8 millones) e Italia (58,3 millones). Frente a estos destinos maduros, con poco margen adicional de crecimiento, se erigen países que, como Georgia, Turquía, Islandia, Macedonia o San Marino crecieron a un ritmo superior al 20% interanual.

Según los últimos datos de la Organización Mundial de Turismo (OMT) relativos a 2017, el turismo francés creció el 5,1%. San Marino, sin embargo, registró un incremento del 31,1% de variación interanual y una cifra de 78.000 visitantes el pasado año.

Según los últimos datos de la OMT, el turismo francés creció el 5,1% en 2017. San Marino, sin embargo, registró un incremento del 31,1% de variación interanual 

En su último informe, el organismo señala los destinos que marcan tendencia en Europa y que, pese a lo que pueda pensarse como consecuencia del desconocimiento, cuentan con un vasto patrimonio, una larga historia o una oferta cultural y de naturaleza diversa.

10. Armenia (+18,65%)

Ubicado en el Cáucaso sur y sin salida al mar, Armenia posee atractivos que van desde Ararat -donde se dice que el Arca de Noé tocó tierra, hasta la encantadora capital, Ereván, y sí, sus descendientes culturales más famosos son los Kardashians.

Los viajeros que decidan optar por este destino visitarán destilerías de brandy, conocerán a los fabricantes de alfombras, escucharán cánticos espirituales en monasterios antiguos y aprenderán a hacer lavash (un tipo de pan plano local) con una familia armenia.

9. Bosnia y Herzegovina (+18.66%)

Croacia y Montenegro ya son populares para el grueso de los europeos, pero el pasado año despuntó con fuerza la demanda en Bosnia y Herzegovina. Como su vecina Croacia, se enfrenta al exceso de turismo (alcanzó el récord de 15 millones de llegadas el año pasado).

Entre sus atractivos destacan sus mezquitas del siglo XVI, la arquitectura otomana y la vibrante escena del arte callejero. Aunque muchos viajeros realizan excursiones de pocos días a la pintoresca Mostar, es un destino con mucho que ofrecer, incluida la capital, Sarajevo, las imponentes cataratas de Kravica o el pueblo de Lukomir.

8. República de Moldavia (+19,6%)

El fuerte crecimiento porcentual del turismo en Moldavia refleja una realidad incipiente: esta pequeña república, con una población de 2,5 millones, vio cómo el turismo dio un vuelco en los últimos años.

El turoperador de lujo Intrepid Travel cita un resurgimiento cultural marcado por una floreciente escena del vino y una belleza natural intacta como principales razones. De hecho, el país cuenta con algunos de los viñedos más prometedores del continente, incluido un viñedo que se encuentra sobre más de 200 km de túneles de bodegas subterráneas en lo que se considera la colección de vinos de mayor calidad del mundo.

Flamer Towers, Baku.
Azerbaiyán ofrece una fascinante combinación de tradición y vanguardia.

7. Azerbaiyán (20%)

Incluido por la OMT en Europa central en su informe, Azerbaiyán es otro de los destinos que más crecen. La capital del mar Caspio, Bakú, es una mezcla fascinante de tradición y modernidad, con un coqueto casco antiguo que contrasta con el centro Flame Towers, una maravilla arquitectónica moderna.

Que la ciudad sea en algunos entornos calificada como el ‘nuevo Dubai’ no es un accidente: es un centro rico en petróleo y de rápido crecimiento en la intersección de Europa, Asia y el Medio Oriente.

6. Macedonia (+23,5%)

También en la zona de los Balcanes se alza Macedonia, cuya antigua fama procede del héroe local Alejandro Magno. Como Moldavia, sus cifras turísticas son aún modestas, en 2017 registró 631.000 visitantes, lo que prueba que es uno de los destinos desconocidos en Europa.

Los operadores turísticos lo suelen ofrece en combinación con algunos de sus vecinos, como Croacia y Montenegro. Entre las visitas obligadas destaca la iglesia bizantina del siglo X, Sveti Naum, situada en lo alto de un acantilado cerca del lago Ohrid.

5. Islandia (+24,11%)

El país multiplicó sus visitas un 450% desde 2010, un crecimiento que, de momento, no muestra signos de desaceleración. Al calor de las llegadas de turistas aumenta la infraestructura hotelera y también la oferta de experiencias, que van desde habitaciones con suites secretas a baños en aguas termales, pasando por meditación en cuevas glaciares o heliyoga en la cima de un volcán.

Islandia
¿No has ido a Islandia? El turismo creció el año pasado un 24,11%. 

4. Turquía (+24,14%)

Tras bruscas caídas consecuencia de la agitación política y problemas económicos, la industria turística turca vive un resurgir con un incremento interanual del 24,14% en 2017.

Playas, nuevos hoteles, lagos helados y montañas cubiertas de nieve y atractivos culinarios protagonizan las escapadas más originales en el país, más atractivas aún para los visitantes extranjeros gracias a la caída de la lira turca.

3. Israel (+24,6%)

También sorprende que la OMT incluya a Israel entre los destinos europeos pero no tanto el ascenso del turismo en este pequeño destino, con tradiciones culinarias convertidas en grandes atractivos que se suman a su importancia histórica y religiosa, con paisajes y ciudades que, literalmente, dan vida a la Biblia.

2. Georgia (+27.9%)

Quizás uno de los destinos emergentes más inesperados de Europa y, sin embargo, tiene sentido. Solamente la gastronomía justificaría un viaje a este rincón del viejo continente que, además, ofrece una buena cantidad de hoteles y restaurantes. Entre sus novedades, Stamba, lo nuevo de Design Hotels en Tbilisi, y un nuevo casino inspirado en el legendario Orient Express.

1. San Marino (+31.1%)

La pequeña república de San Marino se alzó como el destino que más incrementó sus visitantes en 2017 según la OMT. Ubicado al norte de Italia, en las laderas del monte Titano y a 10 km del mar Adriático, se jacta de ser el estado soberano más antiguo del mundo.

El año pasado, el microestado de San Marino recibió más de dos visitantes por cada uno de sus 33.000 residentes, con un total de 78.000 llegadas.

Prima torre, San Marino.
En 2017, San Marino recibió más de dos visitantes por cada uno de sus 33.000 residentes.