Diez escaleras para rozar el cielo en Noruega

Las escaleras de Flørli tienen 4.444 escalones. Foto: Thomas Rasmus Skaug | Visit Norway.

Diez escaleras para rozar el cielo en Noruega

Para vislumbrar algunos de los paisajes más espectaculares del mundo solo necesitas tus piernas (y el mapa de estas escaleras noruegas)

Mar Nuevo

Madrid

10/09/2019 - 17:11h

Impresionantes barrancos, acantilados y fiordos se conjuran en Noruega para crear algunos de los más espectaculares paisajes del mundo. A los cruceros, carreteras panorámicas, escultóricos miradores y senderos se une una red de imponentes escaleras que ofrece, desde lo alto de las montañas, algunas de las vistas más increíbles que se pueden obtener.

A veces tras horas de ascensión -quedarse sin palabras cobra aquí el mayor de los sentidos-, estas escaleras permiten obtener panorámicas únicas a través de recorridos más fáciles y seguros que los antiguos senderos, pero además protegen los delicados entornos naturales.

Para la creación de algunas de estas escaleras se contraró a sherpas procedentes de Nepal

[Para leer más: Noruega: fiordo, carretera y manta (y miradores)]

¿Una curiosidad? Stibyggjaren, la compañía encargada de la creación de estos senderos y caminos, con más de 300 proyectos realizados en los últimos años, contrata a sherpas nepalíes para la construcción de escaleras de montaña. Geirr Vetti, su director, recomienda algunas de las más espectaculares.

1. Escaleras de Flørli

Sobre el fiordo Lysefjord se elevan las escaleras de Flørli, unas de las más largas del mundo construidas en madera, con un total de 4.444 escalones que parten desde el lago Ternevatnet y ascienden de 740 metros.

Escaleras de Flørli. Foto: Thomas Rasmus Skaug | Visit Norway.
Escaleras de Flørli. Foto: Thomas Rasmus Skaug | Visit Norway.

Una vez arriba, tras respirar el aire más puro que se pueda imaginar y deleitarse con vistas sobrecogedoras, se puede seguir la centenaria ruta de Rallarstien, el camino empleado por los antiguos trabajadores de la línea del ferrocarril para regresar a Flørli.

No muy lejos se encuentra la famosa Preikestolen o la roca del Púlpito, a 604 metros sobre el fiordo Lysefjord, y uno de los atractivos más conocidos del país.

2. Midsundtrappene

Al noroeste del páis, los 2.200 escalones de piedra que se levantan sobre la isla de Otrøya conducen a lo alto de la montaña Rørsethornet, 659 metros por encima del nivel del mar.

Con tramos bastante empinados, toda la ascensión proporciona unas impresionantes vistas panorámicas del mar y del archipiélago.

Más sencillo, la cercana montaña de Digergubben ofrece otras escaleras, en este caso de ‘solo’ 1.400 peldaños, para ascender hasta 527 m sobre el nivel del mar.

Midsundtrappene. Foto Torundd Dyrkorn | Visit Norway.
Midsundtrappene. Foto Torundd Dyrkorn | Visit Norway.

3. Helgelandstrappa

Viajamos ahora al norte de Noruega para conocer las escaleras de Helgelandstrappa, en Mosjøen, que serán las más largas cuando se complete su construcción, prevista para este otoño

Con 2.500 escalones, la ascensión nos lleva a la cima de la montaña Øyfjellet, de 818 mde alto, en Helgeland. Para bajar se puede optar por deslizarse a través de una larguísima tirolina que cruza el Vefsna, un conocido río salmonero. A nuestra llegada, nada mejor que recuperar fuerzas en el jardín del hotel Fru Haugan, el más antiguo del país.

4. Ruta de Prestholtstien

Las montañas de Hallingskarvet, próximas a Geilo, se levantan como una gigantesca mole de piedra sobre la también imponente Hardangervidda, una de las mesetas montañosas más extensas de Noruega.

A poca distancia de la ruta de Prestholtstien se encuentra el recorrido de senderismo de Madonnasstien, el más popular de Noruega

Partiendo de la idílica granja de montaña de Prestholtsetra, alrededor de 2.500 escalones de piedra se extienden a lo largo de un -extenuante- kilómetro.

Una vez arriba y tras disfrutar de las vistas, se puede regresar por esas mismas escaleras o continuar a través de la ruta de 6,5 km de Prestholtet.

A menos de dos horas de distancia, en Eggedal, se encuentran las escaleras de la ruta de Madonnastien, posiblemente el recorrido de senderismo más popular de toda Noruega.

5. Fykantrappa

En la costa de Helgeland se alzan unas históricas escaleras construidas hace más de cien años por los rallar (que podríamos traducir por peones camineros) encargados de la construcción y mantenimiento de las líneas ferroviarias de entonces.

Fykantrappa. Foto: Visit Norway.
Fykantrappa. Foto: Visit Norway.

Ascendiendo 300 m, los escalones de Fykantrappa se abren camino a través de la pared montañosa de la localidad de Glomfjord para desembocar en Rallarbrakka, que cuenta con un pequeño establecimiento donde recobrar fuerzas.

6. Oppstemten

Aunque existe un telecabina para ascender a la cumbre de la montaña Ulriken, en Bergen, recomendamos aquí los 1.300 escalones que salvan 290 m. Para bajar, eso sí, se puede optar por el citado telecabina o por una tirolina que acabará con nuestros restos de adrenalina.

Una alternativa, solo ligeramente más sencilla, es la que ofrece la ruta empedrada de Stoltzekleiven hacia la cumbre de Sandviksfjellet, con solo 800 escalones.

7. Vegatrappa

Los vecinos de las islas Vega, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, construyeron los casi 2.000 escalones de madera de Vegatrappa.

Tras subir 450 m, recuperaremos el aliento en la cima del monte Ravnfloget, que ofrece unas espectaculares vistas panorámicas del mar y de las islas frente a la costa de Helgeland.

Escaleras del sherpa, en Tromso. Foto Gunnar Magne Verg Visit Tromso.
Escaleras del sherpa, en Tromso. Foto Gunnar Magne Berg | Visit Tromso.

8. Sherpatrappa

Las ‘escaleras del sherpa’, en Tromsø, integran 1.300 escalones de piedra que conectan Fløyvegen, a 85 metros sobre el nivel del mar, con la estación del teleférico de Fjellheisen, a 421 metros de altitud.

Tras la ascensión podemos detenernos en alguno de los interesantes museos de la localidad de Tromsø, que además cuenta con una animada vida cultural. También está cerca de hermosas zonas acondicionadas para actividades al aire libre, como Lyngen, Sommarøy, Kvaløya o Senja.

9. Reinebringen

Desde luego, no apto para quienes padecen vértigo es el exigente recorrido hacia la verdadera joya de la corona de Reine, en el extremo sur de Lofoten, con cientos de empinados escalones que nos permiten subir entre agrestes picos de montaña.

Una vez arriba la recompensa llega en forma de fantásticas vistas del Vestfjord y de las pequeñas aldeas de pescadores de Reine y Hamnøy.

Vistas Lofoten. Foto: Mattias Fredriksson Visit Norway.
Vistas Vestfjord, Lofoten. Foto: Mattias Fredriksson | Visit Norway.

10. Ruiplassen

Entre Dalen y la antigua granja de Rui, en Telemark, se despliega una empinada escalera de piedra de 810 escalones que, además, cuenta con un plus de historia.

En la granja vivieron toda su vida dos peculiares hermanas que solo abandonaron una vez su pueblo y fue para conocer al mismísimo rey noruego.

Más allá de Rui, en Eidsborg, se puede visitar el Museo de Telemark Occidental (o Vest-Telemark) y la iglesia medieval de Eidsborg. El recorrido completo, solo ida, de Dalen a Eidsborg, es de unos cinco kilómetros.

De vuelta en Dalen, nada como relajarse en la sauna panorámica Soria Moria, abierta en 2018 y literalmente en medio del lago Bandak, a la que se accede por una pasarela de madera.

Foto: Soria Moria Sauna.
Foto: Soria Moria Sauna.

Un lugar perfecto para descansar tras una larga y exigente caminata y que se inspira en un cuento de hadas local sobre un gran palacio de oro en las montañas llamado Soria Moria.