Diez planes en Shoreditch, el barrio de moda de Londres

El arte urbano nos sorprende a cada paso en Shoreditch. Foto Ambitius Creative | Rick Barrett | Unsplash

Diez planes en Shoreditch, el barrio de moda de Londres

Tiendas de diseño en viejos contenedores de barco, cocinas de todo el mundo, tesoros vintage o el arte urbano más rompedor: nos vamos al East End

Mar Nuevo

Madrid

12/11/2019 - 19:23h

Hay quien dice que Shoreditch tuvo su momento y que los cazadores de tendencias de Londres están ya en otros distritos. Pese a ello -o precisamente por eso- volvemos al corazón del East End para saber qué hay de nuevo en el que sin duda sigue siendo uno de los barrios más fascinantes de la ciudad.

Además de un magnético y electrizante ambiente, animado por mezclas de culturas y cocinas de todos los rincones del mundo -también en versión callejera-, Shoreditch nos sorprende con sus fantásticas muestras de arte urbano desplegadas por cualquiera de sus rincones, un mercado de flores, espacios creativos como Blue Mountain School o Rich Mix, o un decadente cine donde relajarse con una copa de vino.

Nos zambullimos en el triángulo que conforman Old Street, Great Eastern Street y Shoreditch High Street para descubrir los mejores planes con los que saborear este otoño en Londres.

En el barrio de Shoreditch se instaló la primera galería comercial en formato pop up (o efímero) del mundo: BoxPark

[Para leer más: De compras por el exclusivo barrio londinense de Knightsbridge]

Arte urbano

A diferencia del resto de Londres, donde el arte descansa en galerías y museos, en esta parte de la ciudad la calle es el mejor lugar para buscar manifestaciones artísticas de todo tipo. Una buena forma de acercarse al arte en el East End puede ser acercarse caminando hacia Shoreditch desde Brik Lane, donde nos toparemos con algunos de los murales más impresionantes.

Shoreditch, Londres. Foto: Toa Heftiba | Unsplash.
Diferentes tours muestran las mejores muestras de arte urbano en el barrio. Foto: Toa Heftiba | Unsplash.

También podemos optar por una visita guiada de Shoreditch Street Art Tours que nos llevará directamente a las más impresionantes muestras de pinturas con plantilla, con spray o a mano alzada, arte político y reivindicativo y, por supuesto, las obras firmadas por artistas de renombre como Banksy, Shepard Fairey, Eine o Roa, entre otros.

BoxPark

En Bethnal Green Road nos espera una galería comercial muy especial, posiblemente la primera en formato pop up (o efímero) del mundo: BoxPark. Un conglomerado de viejos contenedores marítimos sobre las vías de una estación de tren acoge ahora todo tipo de propuestas gastronómicas, especialmente con comida orgánica como CookDaily, con su oferta de platos veganos de todo el mundo, o Soft Serve Society, para disfrutar a la hora del postre con uno de sus batidos, tés o cafés -sí, también algún pecado dulce-.

En el apartado de compras encontramos boutiques de diseñadores independientes y todo tipo de firmas exclusivas de gafas, calzado urbano, complementos o decoración, como Absence of colour, Astrid & Miyu, Couco Eyewear, One o Eight o Sprayground.

ParkBox. Foto: Toa Heftiba | Unsplash.
ParkBox. Foto: Toa Heftiba | Unsplash.

Boxpark también organiza todo tipo pde festivales y eventos que lo convierten en un refugio perfecto tras un largo día de visitas y compras.

Zambúllete en un mercado de flores

Otra parada interesante en Shoreditch es Columbia Road Flower Market, uno de los mercados de fin de semana más populares de toda la ciudad (todos los domingos entre las 8.00 y las 15.00 horas).

En una estrecha calle nos esperan vendedores con todo tipo de productos que van desde plantas de interior a generosos ramos de flores, pasando por hierbas de todo tipo. Además de curiosear entre los puestos, podremos escuchar un poco de jerga cockney, como se denomina popularmente a los residentes de los bajos fondos del East End londinense.

Columbia Road Flower Market. Foto: VisitBritain.
Columbia Road Flower Market. Foto: VisitBritain.

Arte ecléctico

Ecléctico y también cool, en Shoreditch encontramos algunos de los lugares de arte independiente más animados de Londres, entre ellos Rich Mix, que se ofrece como plataforma para artistas emergentes, pero también músicos y humoristas, que encuentran un lugar donde crear junto a un cine que continúa en funcionamiento.

Si lo que queremos es disfrutar de una película pero con un extra debemos dirigirnos a Electric Cinema y dejarnos atrapar por uno de sus cómodos sofás, con mantita y hasta una copa de vino.

Sala de cine en el Rich Mix, Shoreditch.
Sala de cine en el Rich Mix, Shoreditch.

El nuevo restaurante de moda

Dentro de Blue Montain School, una institución multidisciplinar donde lo mismo te encuentras una exposición de video arte que un restaurante de estrella Michelin.

De hecho, es hogar de Mâos, el nuevo restaurante de moda de Londres gracias al cual el chef Nuno Mendes consiguió recientemente una estrella Michelin.

Solo hay una mesa para dieciséis comensales, lo que hace imprescindible la reserva. La recompensa viene de la mano de su excelente propuesta de fusión japonesa y portuguesa.

Solo hay una mesa disponible para cenar en Mãos. Foto: Blue Mountain School.
Solo hay una mesa disponible para cenar en Mãos. Foto: Blue Mountain School.

Comida callejera de altura

Por supuesto en cualquier recorrido por el barrio no podemos dejar de lado Brick Lane, la calle más famosa del barrio y en la que se suceden los mercadillos, como los de Old Spitafields o el Sunday Market- y donde se dan cita algunos de los mejores lugares para saborear la comida callejera de cualquier lugar del mundo que podamos imaginar.

También auténticas instituciones como Beigel Bake (exquisitos bagels) y Preem & Prithi donde sirven -dicen- el mejor curry de Londres.

Beigel Bake es una institución en Brick Lane. Foto: VisitBritain.
Beigel Bake es una institución en Brick Lane. Foto: VisitBritain.

Los mejores clubes

Si hay algo por lo que siempre se ha conocido este barrio es por sus opciones de entretenimiento nocturno. Sin embargo, lo que un día fue territorio de burdeles y teatros ahora es el hábitat de todo tipo de clubes, desde los exclusivos Cargo y Xoyo hasta opciones más asequibles como The Book Club y Hapiness Forgets, un bar oculto en un sótano de Hoxton Square y donde es fácil codearse con celebrities disfrutando de uno de sus cócteles, que compiten en fama con los de Callooh Callay.

Si preferimos algo más tranquilo podemos optar por uno de sus pubs, sin renunciar a un toque de modernidad, claro, como el Brewdog, en Bethnal Green Road.

¿Te apetece un cóctel? Pásate por The Book Club.
¿Te apetece un cóctel? Pásate por The Book Club. 

Ruta de compras

Desde templos de ropa vintage a tesoros y gangas para coleccionistas de prácticamente cualquier cosa que podamos soñar, este barrio es un auténtico paraíso para las compras.

Pero además de los mercadillos, numerosas firmas exclusivas y artesanos se han establecido también en el East End londinense, especialmente en calle Redchurch, que aglutina marcas de ropa y cosméticos, y Shoreditch High Street, poblada por tiendas de artículos para el hogar, accesorios o libros.

Algunas paradas interesantes las encontramos en Labour & Wait, que esconde tras su fachada de azulejos verdes objetos de diseño para el hogar, desde cubos y cepillos a vajillas y papelería.

La marca de ropa parisina APC, donde comprar camisas perfectas y jeans de corte impecable; Hostem Archive, que aglutina marcas independientes como Atelier baba y Andrew Driftwood, con sede en Osaka; la firma escandinava Aida; la tienda de exquisitos muebles vintage Elemental; Milk, con todo tipo de piezas de diseño, desde casitas para gatos a joyas y grabados; y Present, de complementos para hombre, deben estar en la ruta.

Ambiente en las calles de Shoreditch. Foto: VisitBritain.
Ambiente en las calles de Shoreditch. Foto: VisitBritain.

¿Futbolín o ping-pong?

Y porque hay vida en los bares más allá de la barra, en Shoreditch hay dos muy originales para pasar una tarde diferente. Bounce, que abrió en primer lugar en Farringdon, desembarcó también en Shoreditch llevando consigo un buen puñado de mesas de ping-pong que llenan prácticamente el espacio. Además, ofrece un buen brunch todos los domingos.

Otro lugar para poner a prueba las habilidades es Kick, que cambia las raquetas y las pelotas por mesas de futbolín, así como grandes pantallas de televisión que proyectan sin cesar todo tipo de deportes en vivo.

Nobu Hotel. Voto VisitBritain.
La exclusividad de Nobu Hotel está también en Shoreditch. Foto: VisitBritain.

Nobu Hotel

La presencia de la firma Nobu no hace sino reafirmar esta zona como meca de tendencias en Londres. Como en el resto de establecimientos de la cadena, Robert de Niro es uno de los socios del hotel en el que tampoco falta su correspondiente restaurante supervisado por el ya mítico Nobu Matsuhisa que cuenta, además, con una impresionante terraza adornada con cerezos.