Dónde ver la lluvia de estrellas más esperada

Las Perseidas iluminarán el cielo de España durante los próximos días. Ilustraciones: Jordi Català.

Dónde ver la lluvia de estrellas más esperada

Las Perseidas se podrán contemplar en diversos puntos de España en los próximos días, con la ayuda de una luna ausente

Cada año alrededor del 10 de agosto, coincidiendo con la festividad de San Lorenzo, se produce un acontecimiento astronómico nocturno conocido como ‘lluvia de estrellas’

La tradición más extendida cuenta que los meteoros que se observan en julio y agosto se deben a las lágrimas de San Lorenzo, un cristiano que sufrió martirio el 10 de agosto del 258 en Roma, cuando fue quemado en una hoguera.

Mitología y supersticiones

La mitología griega vinculó este fenómeno a la concepción de Perseo por parte de Zeus y Danae mediante una tormenta dorada que dejó a la bella Danae embarazada, a pesar de estar prisionera de su padre, el rey de Argos.

Este fenómeno estelar se origina cerca de la constelación que se conocería como de Perseo y la lluvia de estrellas “Perseidas”. Las señales visibles en el cielo, ya eran conocidas en el año 36 en textos chinos y se han atribuido a lo largo de los tiempos a sucesos insólitos, presagios, magia y brujería, que ha sido relevada en el siglo XIX por otra más seria basada en la astronomía y en la astrofísica. 

La razón científica de las Perseidas

La ciencia descubrió que el fenómeno se debe a los restos de polvo y hielo contenidos en la cola del cometa Swift-Tuttle, descubierto en 1862.

Con un tamaño aproximado de 26 kilómetros de diámetro es actualmente el mayor objeto que de forma periódica, cada 135 años, se acerca a la Tierra. 

Cada verano estos restos se cruzan en la órbita terrestre. Sus millones de partículas espaciales chocan con la atmósfera, entran en ignición y caen atraídas por la gravedad, aunque por la fricción y el rozamiento se funden en pocos segundos en trazas de distintos colores, lo que genera las estrellas fugaces que reciben el nombre científico de meteoros. 

ST LORENZO

El fenómeno se suele centrar en el 10 de agosto aunque su máxima actividad se produce entre los días 11 y 13 sobre todo, aunque normalmente sea visible desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto. 

Ocasión ideal para atrapar las estrellas fugaces

Este año, gracias a la luna nueva habrán noches muy oscuras y en los días más importantes se podrán observar una buena cantidad de meteoros, algunos de ellos muy brillantes, debido a sus altas velocidades de entrada en la atmósfera.

Las Perseidas son el paso de los restos del cometa Swift-Tuttle por la órbita terrestre

De media, se podrá ver una estrella fugaz cada dos minutos, aproximadamente, pero sólo desde puntos de observación sin contaminación lumínica, sin nubes y con horizontes despejados. 

Para poder observarlas, se sugiere colocarse en dirección opuesta a la posición a la luna antes del ocaso, y esperar.

Los mejores sitios de España para ver las lluvia estelar

En la Comunidad Valenciana, algunos de los mejores lugares son el Parque Natural de la Sierra Calderona y el de la Serra d’Espadà, en Castellón, las calas del Cabo de las Huertas en Alicante y las lagunas de La Mata y Torrevieja.

En Canarias Tenerife es una excelente alternativa, como en Las Cañadas del Teide, en el Parque Nacional, recomendada por su altura y escasa contaminación lumínica.

En Andalucía destaca la Ribera del Guadiamar, el Castillo de las Guardas, la Playa de Camposoto en San Fernando, y el Torcal de Antequera. También está la Sierra de Gredos en Ávila.

En Cataluña, Madrid y Navarra

En tanto, en Cataluña los amantes de la astronomía pueden buscar sitio en el parque de Aigüestortes y Sant Maurici, Besalú, Aiguamollos de l’Empordà, el Cap de Creus, Cadaqués y Camprodon.

En la Comunidad de Madrid están para agendar una noche en los pueblos de Buitrago, El Berrueco, Bustarviejo, Patones de Arriba, Rascafría, y Navalafuente,

así como el embalse de Riosequillo.

Si se pone rumbo a Navarra se puede hacer noche en la Reserva Natural de la Foz de Lumbier -muy cerca de Pamplona-, el barranco de Peñalén, el valle de Baztán, el Cerco de Artajona, Zugarramurdi  y Roncesvalles.