EEUU, Alemania y Reino Unido: “viajar a Cataluña es peligroso”

Las protestas independentistas en Cataluña frenan la llegada de turistas. EFE-MP

EEUU, Alemania y Reino Unido: “viajar a Cataluña es peligroso”

Las administraciones de los tres países alertan a sus ciudadanos sobre los riesgos de viajar actualmente a Cataluña

Los gobiernos de Donald Trump, Theresa May y Angela Merkel han comunicado a sus ciudadanos que viajar a Cataluña, especialmente con la proximidad de la Diada (11 de septiembre) y el aniversario del 1-O, puede resultar peligroso, lo que podría generar un impacto negativo para el turismo.

Así lo han difundido durante esta semana la embajada estadounidense, la Foreing Office británica y el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán. La causa, según estos gobiernos, son las tensiones que experimenta Cataluña y las grandes manifestaciones que se esperan en las próximas semanas.

La Foreing Office señala que es probable que se produzcan más manifestaciones y que algunas, pese a ser pacíficas, pueden provocar cancelaciones y retrasos en el transporte público

Clima de tensión

El Ministerio de Asuntos Exteriores alemán advirtió a sus ciudadanos que se esperan en las próximas semanas grandes movilizaciones en un clima de “creciente tensión” ante el que hay que mantenerse precavido en tanto que, añade el departamento, el conflicto en Cataluña sigue sin resolverse, según recoge el diario Expansión.

La Foreing Office, por su parte, alerta de que ha habido grandes concentraciones de personas en Barcelona y otras zonas de Cataluña relacionadas con el devenir de la situación política.

La embajada estadounidense ha pedido a sus turistas que mantengan las precauciones ante la alerta terrorista

Además, señala que es probable que se produzcan más manifestaciones –con o sin aviso- y que algunas, pese a ser pacíficas, pueden provocar cancelaciones y retrasos en el transporte público. Así las cosas, la administración británica aconseja extremar la precaución.

La embajada estadounidense, por su parte, recuerda en un comunicado el incidente yihadista que tuvo lugar la pasada semana en la localidad de Cornellá de Llobregat e insiste a sus ciudadanos en que mantengan las precauciones ante la alerta terrorista.

Las alertas coinciden con un momento de caída de las llegas de visitantes internacionales a Cataluña; solo en julio la facturación hotelera se desplomó un 10% en Barcelona

Caída de las llegadas de visitantes

Las alertas se enmarcan en un momento de descensos en las llegadas de visitantes a Cataluña. Solo en Barcelona, la facturación hotelera se desplomó un 10% el pasado mes de julio, según datos del Gremio de Hoteles de Barcelona (GHB).

Por su parte, la ocupación hotelera en Barcelona bajó en julio un 3%, hasta situarse en el 84%.

Park Güell, uno de los destinos favoritos de los turistas internacionales en Barcelona. EFE-QG
La ocupación en Barcelona cayó un 3% en julio hasta situarse en el 84%.

El director general de la patronal, Manel Casals, achacó las caídas a un conjunto de factores que empeoran la imagen de la ciudad, entre los que destacó “las huelgas y retrasos en el aeropuerto, el aumento de vendedores ambulantes, el incremento de robos o el conflicto protagonizado por los taxistas en julio”.

La patronal hotelera de Barcelona achaca las caídas de visitantes a factores como huelgas y retrasos en el aeropuerto, el aumento de vendedores ambulantes, el incremento de robos o el conflicto del taxi, pero no al conflicto politico

En declaraciones a Efe, Casals negó que la imagen de Barcelona se haya visto afectada por el conflicto político.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) apuntan en esta misma dirección y señalan un retroceso de las pernoctaciones hoteleras de visitantes internacionales del 6,2% en el conjunto de Cataluña, cifra que se eleva al 7,2% atendiendo a los viajeros españoles.

Aún así, Barcelona fue el destino que registró más pernoctaciones del país en julio por parte de visitantes extranjeros, con una cifra de 1,8 millones de noches.

Fuga de alemanes y británicos

Entre los extranjeros que visitan España, los turistas alemanes y británicos están protagonizando las caídas más acentuadas. En concreto, el pasado julio, los turistas alemanes disminuyeron un 11% respecto al mismo mes de 2017, llegando a un total de 878.976 visitantes. Las pernoctaciones se desplomaron un 11,4% hasta situarse en 5,6 millones.

Alemania y Reino Unido son los dos mercados emisores de turismo más importantes para España y Cataluña es uno de sus destinos preferidos, por lo que las alertas podrían acarrear nuevos golpes al sector turístico

Respecto a los turistas británicos, sus llegadas el pasado julio fueron un 6% menores que en el mismo mes del año 2017. En total, se registró la llegada de 1,19 millones de visitantes procedentes de Reino Unido, que redujeron sus pernoctaciones en un 2,5%, hasta alcanzar un total de 7,1 millones.

Tanto Alemania como Reino Unido son los dos mercados emisores de turismo más importantes para España. Cataluña es uno de sus destinos preferidos, por lo que las alertas de sus respectivos gobiernos pueden acarrear nuevos golpes al sector turístico.