Egipto afirma que ningún turista extranjero ha sufrido daños desde el inicio de la primavera árabe en enero

Abu Simbel, en Egipto

Egipto afirma que ningún turista extranjero ha sufrido daños desde el inicio de la primavera árabe en enero

El destino ha experimentado una caída de un 40% de viajeros en el acumulado del año

CRISTINA NAVEDA

14/10/2011 - 19:23h

A pesar de que el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha desaconsejado esta semana viajar a El Cairo y Alejandría, a raíz de unos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los cristianos coptos, Egipto ha querido lanzar un mensaje a los turistas minimizando estos disturbios y dejando claro que desde el pasado 25 de enero no ha habido ningún incidente grave contra extranjeros, más allá de la delincuencia común que puede haber en cualquier otro país.

En declaraciones a 02B, el consejero de Turismo de Egipto para España, Magued Abou Sedera, ha señalado que entiende la necesidad de Exteriores de proteger a los ciudadanos españoles, pero aclara que la situación en el país es de “estabilidad”. Los mensajes que emite el organismo no reflejan la realidad de lo que está pasando en el destino egipcio, porque “no hay peligro”, según el responsable.

En relación a los incidentes del pasado domingo, causados por unas manifestaciones en una iglesia, el representante de Egipto ha querido destacar que se trató de algo “muy puntual”, ya que la tranquilidad y la calma volvieron a la capital a la mañana siguiente.

“Construcción de la democracia”

Además, Magueb ha indicado a este medio con optimismo que la caída de un 40% en llegadas de turistas extranjeros en el acumulado del año no es una cifra “tan mala”, si se tiene en cuenta que en enero, febrero y marzo (temporada alta del país) no viajó nadie al destino por la inestabilidad geopolítica.

Después de las elecciones parlamentarias en noviembre, con la “construcción de una democracia”, Egipto se plantea recuperar la confianza de los turistas, por lo que desarrollará una campaña junto con los medios y el sector turístico (mayoristas y compañías de cruceros) con este mensaje de estabilidad.