El alquiler de yates de lujo pierde fuelle durante la Fórmula 1

El alquiler de yates de lujo pierde fuelle durante la Fórmula 1

Las reservas de las grandes embarcaciones y las fiestas exclusivas en alta mar se reducen a más de la mitad en el Gran Premio de Europa

Estefania Oliver

21/06/2012 - 13:53h

El yate VIP Luxury Yacht Ferreti 112
A pocos días de que los pilotos comiencen a calentar motores en Valencia, los empresarios se aprietan el cinturón y abandonan el mar para disfrutar del Gran Premio de Europa de Fórmula 1 en tierra firme. “Alquilamos yates desde hace tiempo. En ediciones anteriores se han contratado hasta seis embarcaciones pero este año sólo tenemos dos reservas”, explican desde la empresa valenciana Illuka Sailing que se dedica al alquiler de embarcaciones de lujo desde hace años.

Entre las principales razones se encuentran los elevados precios. Desde 8.000 euros, el cliente puede conformarse con un sencillo navío, mientras que por 45.000 euros puede contratar el más fastuoso, con cinco camarotes y todo tipo de detalles.

La crisis ha afectado a los bolsillos de los magnates pero no a las tarifas “que son semejantes a otros años porque los gastos de mantenimiento de los barcos no han bajado”, aseguran desde Illuka. “Una empresa que rebaja sueldos y reduce gastos, luego no puede hacer un despilfarro de este tipo”, añaden.

Derroche y caprichos


No obstatne, en tiempos de bonanza, multinacionales españolas y extranjeras --austriacas, alemanas e inglesas-- solicitaban estos servicios a pesar de su coste. “Hemos hecho fiestas privadas y cenas de galas pero este año no tenemos ninguna”, se lamentan desde Illuka.

Recuerdan como en algunas ocasiones, las excentricidades de los clientes han resultado, cuanto menos, curiosas. “Una vez nos pidieron que llenáramos el jacuzzi de champagne y otra vez que el desplazamiento del aeropuerto hasta el yate fuera en helicóptero”. Cualquier petición es poca a golpe de talonario.

Veleros de varios millones para 30 personas

Los yates que ofrece esta empresa valenciana son propiedad de importantes empresarios que lo alquilan para mantenerlo y que cuentan con una tripulación de cuatro o cinco trabajadores, entre ellos el capitán, un cocinero y los camareros. “Uno de los propietarios es un astillero de Hong Kong que sólo lo utiliza en momentos puntuales y que necesita sacarle rendimiento”.

A parte de lo que cuesta el alquiler del yate cada día, hay que sumarle el coste del catering y la gasolina. “Muchos de estos navíos vienen de Palma de Mallorca e Ibiza donde están atracados todo el año y esto supone otros 10.000 euros de combustible por el traslado”.

Además, el fin de semana de la Fórmula 1, el precio de los atraques también es más elevado. "Tiene que ser mínimo de una semana a 3.500 euros por día para un yate de 30 metros de eslora". Por contra, cualquier otro sábado y domingo en la capital del Turia reservar un atraque para un yate de las mismas características puede salir a mitad de precio porque sólo es necesario contratarlo por jornada.