El arte latinoamericano más rebelde vive en estos museos

El Malba, en Buenos aires, cuenta con 400 obras de artistas latinoamericanos. Foto:  Throgers-Flickr

El arte latinoamericano más rebelde vive en estos museos

Un recorrido por cinco museos esenciales para conocer lo mejor del arte contemporáneo de Latinoamérica, desde Buenos Aires y São Paulo hasta México y Lima

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

20/02/2020 - 18:49h

El arte latinoamericano en muchas ocasiones encandiló a Europa. Grandes creadores como Diego Rivera, Frida Kahlo, Fernando Botero, Roberto Matta, Antonio Seguí, Luis Felipe Noé, Cándido Portinari y una larga selección de pintores y escultores exhiben sus talentos en colecciones, galerías y museos del Viejo Continente y el resto del mundo.

Las expresiones artísticas del continente se nutren de una mezcla de influencias entre las escuelas europeas, la fascinación por la modernidad de EEUU y la rebeldía latente por las crisis sociales y económicas de sus países.

En este recorrido por Ciudad de México, Bogotá, Buenos Aires, Lima y São Paulo descubrimos algunos de los museos más importantes para fascinarnos con el arte contemporáneo de Latinoamérica.

Casa de Frida Kahlo-Ciudad de México

La capital mexicana cuenta con numerosos museos dedicados al arte, como el Museo de Arte Moderno, el Nacional de Arte, el de Arte Popular, el Palacio de Bellas Artes y los modernos Tamayo y Soumaya.

Pero en vez de ver grandes galerías y salas tras salas proponemos una visita más íntima, la de la casa de Frida Kahlo en el barrio de Coyoacán.

[Para leer más: Pistas para descubrir el aire de vanguardia de Ciudad de México]

La Casa Azul fue el hogar en el que nació y murió la artista mexicana más universal, donde además de sus obras se pueden conocer detalles de su vida personal y social, al recorrer las habitaciones, salones y dependencias de la casona.

Frida Kahlo andrew hasson getty images 116 970x597

Frida Kahlo mira en su casa-museo. Foto: Andrew Hasson-Getty Images

Allí se exponen objetos de su pasión coleccionista, como relojes, mariposas, platos pintados y obras precolombinas; así como su caballete (dicen que fue un regalo de Nelson Rockefeller), muletas y los corsés que usó tras su accidente.

En su casa-museo también se pueden ver algunas de sus creaciones como Viva la Vida (1954), Frida y la cesárea (1931) y Retrato de mi padre Wilhem Kahlo (1952).

Museo de Arte Latinoamericano-Buenos Aires

La valiosa colección del financista Eduardo Constantini encontró hogar en 2001 con la apertura de un moderno edificio de piedra caliza y vidrio en el elegante barrio de Palermo, en Buenos Aires.

El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires se nutre de la colección de 400 obras del financista Eduardo Constantini

Allí se alojaron 400 obras, entre pinturas, esculturas, fotografías y objetos decorativos de los artistas latinoamericanos más destacados del siglo XX, como la citada Kahlo, Joaquín Torres-García, Antonio Berni, Jorge de la Vega, Tarsila do Amaral, Lygia Clark, Pedro Figari y Guillermo Kuitca, entre otros 200 talentos de la región.

malba

Visita guiada al Malba. Foto: Malba.

Más que un museo, el Malba es un centro cultural con una importante participación vecinal, que se traduce en la organización de ciclos de cine (con un archivo fílmico que crece día a día) y eventos de literatura como presentaciones, seminarios y debates.

Museo de Arte Contemporáneo-Lima

Este es el museo más importante de este tipo de arte en la capital de Perú. Ubicado en el barrio de Barranco, que en los últimos años se convirtió en la meca del arte en la ciudad, cuenta con tres salas de 100, 200 y 1000 m2 dedicadas al arte de los siglos XX y XXI en el continente.

[Para leer más: 48 horas en Lima: arte urbano, moda, ceviches y pisco]

El MAC Lima heredó la colección del Instituto de Arte Contemporáneo, que incluye trabajos de Ramiro Llona, José Tola, Sonia Prager, Elda Di Malio, Enrique Polanco, Fernando de Szyszlo y Eduardo Eielson, así como de los latinoamericanos Beatriz González, Carlos Cruz Diez, Jesús Rafael Soto, René Portocarrero, Antonio Seguí y Wifredo Lam, entre otros.

Exposicion materia comun MAC Lima

Exposición Materia Común. Foto: MAC Lima

También hay un espacio destacado para impulsar a los artistas del país emergentes, como Claudia Coca, Kukuli Velarde, Patricia Bueno y Angie Bonino.

La moderna arquitectura del edificio y sus amplios jardines son el marco ideal para organizar eventos musicales, performances y otras expresiones artísticas.

Museo Botero-Bogotá

En el coqueto barrio de La Candelaria, en Bogotá, una antigua casona de estilo colonial aloja gran parte de la colección de Fernando Botero, uno de los artistas colombianos de mayor trascendencia, sobre todo por su obsesión en dibujar y crear esculturas de personas, animales y objetos de gran volumen. O sea, gordos.

El Museo Botero de Bogotá presenta gran parte de la colección personal de este artista, famoso por sus figuras obesas

La colección de Botero incluye un centenar de trabajos propios y 85 de grandes talentos de la pintura universal, con obras de Picasso, Klimt, Matisse, Degas y Monet, entre otros.

Museo Botero

Entrada al Museo Botero. Foto: Museo Botero

Una gigantesca mano regordeta de bronce da la bienvenida, y en las salas se pueden encontrar la Mona Lisa de Da Vinci (1978), la Pareja Bailando (1987) y parte de la inquietante serie sobre la violencia en Colombia, con los retratos de Pablo Escobar, Tirofijo, y de anónimos paramilitares, narcos y guerrilleros en estética obesa.

Museo de Arte-São Paulo

El MASP destaca en la avenida Paulista, sobre el parque Trianon, con su estructura de hormigón de 10.000 metros cuadrados sostenida por grandes columnas rojas.

En sus salas se concentra una de las colecciones de arte más grandes de Latinoamérica, un patrimonio de 8.000 obras de la pintura universal que van desde Boticelli y Rafael a Velázquez y Van Gogh o Picasso, además de un importante número de creadores de la región.

[Para leer más: La avenida que se convirtió en la meca cultural de Sudamérica]

Lo interesante es que a pesar de sus dimensiones colosales el museo tiene solo dos salas dedicadas a las exposiciones.

masp apertura 15 970x597

Una de las grandes salas del Museo de Arte de São Paulo. Foto: MASP

Allí las obras se despliegan en paneles translúcidos, una interesante manera de conocer la trastienda de las pinturas, donde el público puede ver detalles del marco, el número de catálogo de la obra, etcétera.

También se aloja una valiosa colección de 900 fotografías de 245 autores brasileños y un patrimonio de 140 vestidos presentados en diferentes desfiles entre los años ’60 y ’70.