El arte urbano cambia los colores de Sofía

Bozko es uno de los máximos exponentes del street art local. Foto: Urban Creatures.

El arte urbano cambia los colores de Sofía

Grises y desconchados, los bloques de apartamentos de la época socialista se transforman con una explosión de murales y graffitis

Mar Nuevo

Madrid

27/05/2020 - 18:46h

Sofia, como todas las grandes urbes que se desarrollaron bajo estados socialistas, construyó miles de viviendas hasta los años setenta del pasado siglo. En su mayor parte bloques de apartamentos prefabricados, de inspiración brutalista, donde otros ven construcciones de dudosa calidad y aún peor estética, los artistas urbanos han encontrado gigantescos lienzos perfectos para sus creaciones.

Hormigón y cemento es todo lo que necesitan artistas locales como Bozko y Nasimo, ahora figuras consolidadas, para crear fantásticas obras a gran escala que decoran el centro de la capital búlgara, especialmente el distrito de Hadzhi Dimitar.

El colectivo Urban Creatures agrupa a estos artistas y celebra un festival anual, el Urban Creatures Street Art Festival, en el que convoca a otros graffiteros internacionales como el argentino Francisco Bosoletti, el ucraniano Vladimir Gruev o el polaco Krzysztof Syruć para intervenir paredes grises o desconchadas.

Además de documentar estas creaciones, el colectivo ha mapeado todas las obras de street art de la ciudad, lo que facilita, y mucho, el recorrido.

La última obra de Bozko en Sofia rinde homenaje a la Ópera Nacional. Foto: Vladimir Gruev | Urban Creatures.

La última obra de Bozko en Sofia rinde homenaje a la Ópera Nacional. Foto: Vladimir Gruev | Urban Creatures.

Diversos tours, entre ellos los que organizan la Oficina de Turismo de la ciudad y la comunidad artística local, ofrecen visitas guiadas para no perderse nada de estas obras.

[Para leer más: De Barcelona a Los Ángeles, arte urbano frente al coronavirus]

Una ruta de arte urbano en Sofía

Aunque muchas de estas visitas guiadas incluyen como graffiti el mural publicitario de la marca española Chupa Chups (bueno, su logo está diseñado por Dalí, por lo que no deja de ser arte), justo en esa pared, en Maria Luiza Boulevard, en la estación de metro Serdika, se encuentra una obra interesante del artista local Bozko titulada Antract.

Tiene muchas otras en la ciudad y sus personajes son fácilmente reconocibles por el trazo y el estilo surrealista de sus composiciones.

Cerca de la catedral de catedral de Alejandro Nevski, posiblemente el icono más destacado de la ciudad, encontramos otra de sus obras, titulada Noventa. Sus colores intensos y su gran tamaño la hacen destacar aún más en el paisaje urbano.

Bozko 2

Noventa, de Bozko. Foto: Urban Creatures.

Hadzhi Dimitar

En el barrio de Hadzhi Dimitar nos topamos también con obras de Nasimo, el otro gran artista local. Muestra de su pintura más figurativa es el mural Memorial, de 2017, donde tres figuras parcialmente esbozadas son atravesadas por bandas de color que completan los detalles de faltan fuera de ellas.

'Memorial' de Nasimo, es una obra de 2017. Foto Urban Creatures

'Memorial' de Nasimo, es una obra de 2017. Foto: Urban Creatures.

En la misma zona (Filip Totyu 57) admiramos una de las obras más aclamadas de Bozko, que cubre todo un lateral de un edificio de pisos, con un gigantesco personaje con casco y traje de arlequín que camina entre lo que parecen edificios desomoronándose.

Muy cerca, los artistas polacos Bezt y Sainer, que firman juntos como Etam Cru, son los autores del enorme mural titulado Surprise.

Etam cru. Foto Urban Creatures

Etam cru. Foto Urban: Creatures.

De nuevo Nasimo es el autor de una obra que muestra una figura de aire místico, que sujeta una vela mientras las palomas revolotean a su alrededor: se trata del abuelo Dobri, un asceta búlgaro del que se dice caminaba casi 20 km al día para sentarse frente a la catedral Alejandro Nevsky y pedir dinero para causas benéficas (por cierto, fallecido en 2018 a la edad de 103 años).

Otro mural del mismo artista, en Macgahan 42, representa a una joven con los ojos cerrados y que parece soñar despierta, con un contorno que sobresale del fondo con un dibujo infantil de una familia. De nuevo los intensos colores la hacen destacar del fondo y ayudan a crear un aura de irrealidad o ensueño.

Nasimo. Foto Urban Creatures

Nasimo. Foto: Urban Creatures.

Lo más nuevo de Bozko

Otra gran pieza de Bozko representa a un personaje, armado con un rodillo como el que el propio artista utiliza para pintar sus murales, sentado sobre un toro que también transporta botes de pintura, en lo que podría ser un autorretrato. Un escudo sobre el que se han disparado muchas flechas completa la escena que, quizás, traslada un mensaje sobre los ataques al arte.

El autorretrato de Bozko. Foto Urban Creatures.

¿El autorretrato de Bozko? Foto: Urban Creatures.

La más reciente del artista, de 2019, se encuentra en el centro, al lado de la impresionante ópera de la ciudad. Como parte de la pasada edición del festival Urban Creatures, el artista rindió un homenaje a las artes y en particular a la Ópera Nacional de Bulgaria con un mural que representa al artista y sus batallas.