El Celler de Can Roca se queda a las puertas de repetir éxito

El Celler de Can Roca se queda a las puertas de repetir éxito

El restaurante danés Noma le arrebata el primer puesto de la prestigiosa lista elaborada por Restaurant Magazine

Redacción

Barcelona

28/04/2014 - 22:38h

Los hermanos Roca.
El Celler de Can Roca no ha conseguido repetir hazaña. El restaurante español se ha quedado a las puertas de reeditar éxito y ha cedido la primera plaza de la lista elaborada por la prestigiosa publicación Restaurant Magazine al local danés Noma. Los hermanos Roca se tendrán que conformar esta edición con una meritoria segunda posición en el ranking de los mejores restaurantes del mundo, puesto que ya ocupó en 2011 y 2012.
      
 
El Celler de Can Roca vuelve a la seguna posición, lugar que ya ocupó en 2011 y 2012
 
Pese a esta pequeña decepción, la gastronomía española se puede dar por satisfecha. España ha vuelto a situar seis restaurantes entre los 50 mejores del mundo. Entre los 10 primeros destacan el restaurante de Andoni Luis Aduriz, en el sexto lugar, y el de Juan Mari Arzak, en el octavo.

El resultado se ha conocido este lunes en una gala en Londres. El Celler de Can Roca ha perdido el título de mejor restaurante del mundo contra el local Noma de Copenhague, del danés René Redzepi, que había caído a la segunda posición a favor del establecimiento gerundense el último año --aunque entre 2010 y 2012 había liderado el ranking--.

El Celler de Can Roca, que también dispone de tres estrellas Michelín desde 2009, ha competido con otros restaurantes de alto nivel gastronómico para conseguir esta segunda posición en la clasificación mundial, que se determina por las votaciones de 900 expertos internacionales.

El establecimiento gerundense, que Joan y Josep Roca abrieron en un barrio de las afueras de Girona en 1986 y que en 1998 incorporó a la cocina a su hermano menor, Jordi, se sitúa cerca del bar-restaurante de sus padres --Can Roca--.

Además, en la gala de este lunes de la revista Restaurant Magazine también se ha premiado en especial a Jordi Roca --encargado de los postres en El Celler de Can Roca de Girona--, que ha sido proclamado mejor pastelero del mundo. Este año ha sido la primera vez que la clasificación mundial premia a un pastelero como el mejor del mundo y, por lo tanto, el hermano pequeño de los Roca ha tenido la oportunidad de estrenar el galardón, que ha recogido en persona.