El Centro Pompidou desembarca en Shanghái

El Pompidou Shanghái abre la puerta al mayor intercambio cultural entre Francia y China. Foto: Aki | West Bund Museum.

El Centro Pompidou desembarca en Shanghái

Shanghái emerge como meca cultural en Asia con la apertura de la primera franquicia del Centro Pompidou fuera de Europa

Mar Nuevo

Madrid

12/11/2019 - 11:45h

El mercado del arte mira a Asia. Mientras Hong Kong consolida su posición en la cima del panorama artístico internacional y frente a la tradicional preeminencia de Pekín, Shanghái estrena su propio Centro Pompidou, la primera sucursal fuera de Europa de uno de los museos más famosos del París desde su apertura en 1977.

Tras los de Metz (Francia), Málaga y uno más en Bruselas, instalado en lo que fuera una vieja fábrica de Citroën, el cuarto espacio que ostentará el prestigioso nombre Pompidou abrió ya sus puertas en Shanghái inaugurado por el presidente francés, Emmanuel Macron, en lo que el New York Times llamó la ‘diplomacia de museos’.

[Para leer más: Un antiguo tanque de fuel oculta un museo de arte digital en Shanghái]

Hito europeo en el gigante asiático

Denominado oficialmente Centre Pompidou x West Bund Museum -ya que ocupará solo uno de los espacios dentro de un gran hub artístico que está transformando la antigua área industrial en epicentro cultural, con la instalación de todo tipo de galerías y museos-, el nuevo templo del arte moderno en China se ubica a orillas del río Huangpu, en una extensión de 25.000 m2.

Una escalera en la fachada del río rinde homenaje a la sede parisina del Pompidour. Foto: West Bund Museum
Una escalera en la fachada del río rinde homenaje a la sede parisina del Pompidour. Foto: Aki | West Bund Museum.

Su diseño es obra del estudio del arquitecto británico David Chipperfield y toma forma en un edificio de tres galerías principales que giran en torno a una sala central.

Con fachadas realizadas en vidrio reciclado, todo el complejo brilla durante el día gracias al efecto iridiscente de sus materiales y, durante la noche, se convierte en un espejo donde observar los reflejos del río.

Además, unas escaleras colocadas ante la fachada del edificio frente al río rinden homenaje a la icónica sede del Centro Pompidou en París, diseñado por Renzo Piano y Richard Rogers y del que toma la idea de “permeabilidad” en el sentido de construir museos más accesibles y conectados con el mundo exterior.

Muestras del Pompidou hasta 2025

Entre las primeras exposiciones destaca ‘The shape of time’, con hasta 100 obras de artistas internacionales entre los que se cuentan Picasso, Kandisky, Mondrian y Duchamp, junto con obras de artistas chinos como Zhang Huan y Cai Guo-Qiang.

El intercambio cultural establecido permitirá mostrar obras de los fondos del Pompidou parisino en Shanghái pero también presentar las creaciones de los nuevos talentos chinos en la capital francesa

Una zona denominada ‘The box’ acogerá las instalaciones multimedia, mientras que 'Gallery O' albergará proyectos in situ de artistas emergentes.

Además, el espacio incluye un auditorio donde se celebrarán conferencias, proyecciones, conciertos y actuaciones, con espacios también para talleres y  reservados a los visitantes más jóvenes.

Centre Pompidou Shanghai. Foto Aki | West Bund Museum.
Centre Pompidou Shanghai. Foto: Aki | West Bund Museum.

Colaboración cultural

En virtud de la colaboración alcanzada, estimada en 2,75 millones de euros, el centro albergará exposiciones de parte de los vastos fondos del Centro Pompidou hasta 2025, incluidas tres muestras semipermanentes en cinco años y dos exposiciones temporales por año.

También, y como parte de este ambicioso intercambio cultural, el Centro Pompidou presentará el arte contemporáneo chino en su sede en París. El museo parisino ya ha acogido muestras de figuras prominentes como Cao Fei y Huang Yong Ping pero ahora se espera, además, dar visibilidad a nuevos talentos.

Así, el museo pretende atraer a una mayor cantidad de visitantes chinos que, hasta el momento, representan tan solo el 1% de los más de 3,5 millones de personas que pasan por sus instalaciones cada año, según datos del museo.

En este sentido, y según explicó el presidente del Pompidou, Serge Lasvignes, “El establecimiento en Shanghái fortalecerá aún más nuestros lazos y fomentará nuevos diálogos entre los artistas y instituciones culturales de ambos países”.

De hecho y según sus responsables, se trata del “mayor proyecto de intercambio y cooperación cultural” entre Francia y China.

Marc Chagall. Red horse. Foto: Aki | West Bund Museum.
Marc Chagall, Red horse, 1938-1944. Foto: Aki | West Bund Museum.

¿Salvará la censura?

Según Lasvignes, los responsables del centro en Shanghái dirigirán completamente la operación del museo.

En este sentido y “de conformidad con la ley china, el contenido de la exhibición será aprobado por la autoridad a cargo de los asuntos culturales”. Se someterá, pues, a unas reglas que él mismo calificó de “obviamente diferentes a las europeas”.

Nuevo distrito de las artes

El distrito de West Bund, nueva meca de las artes en Shanghái, recibe un nuevo espaldarazo con la presencia del Pompidou, que le permitirá atraer exposiciones de grandes nombres mientras la ciudad sigue trabajando para establecerse como un destino artístico de peso a nivel internacional.

En sus más de cinco km a lo largo de las orillas del río Huangpu ya se pueden visitar galerías importantes como Tank Shanghai, Long Museum y el Centro de Fotografía de Shanghái, a los que ahora se suma el Museo West Bund.