El clima gallego aleja a los turistas de los campos de golf

El clima gallego aleja a los turistas de los campos de golf

Profesionales del sector manifiestan la dificultad para captar a personas de fuera de la comunidad por causa del tiempo y las malas conexiones

Club de golf en Galicia
Desde hace años la Xunta, por medio de Tourgalicia, intenta promocionar la comunidad como destino turístico de golf. Sin embargo, según los profesionales del sector, Galicia aún está muy lejos de convertirse en una potencia. Casi todos coinciden en que uno de los factores fundamentales que abortan su desarrollo es la climatología.

Fuentes expertas en el sector aseguraron a 02B que “la mayoría de los paquetes turísticos que se ofertan con golf de por medio no reciben respuesta”. “Hay empresas que ofertan el turismo de golf entre sus servicios, pero no funcionan. Fundamentalmente es debido al clima y a que no hay transportes directos a los clubs”, explican, a la vez que lamentan no poder captar a los aficionados al deporte del Reino Unido.

Valencia, en el extremo opuesto

El ejemplo de Galicia tiene su opuesto en Valencia en donde, gracias a las comunicaciones, muchos de los federados en Madrid acuden a sus campos. En la comunidad gallega la mayoría de dueños de empresas destinadas a este deporte asumen la dificultad para captar turistas.

“Aquí el turismo de golf aún está por despertar. Nosotros apenas contamos con usuarios que no sean de aquí, es difícil atraer a los turistas a no ser que alguna vez vengan aquí en verano”, explican desde uno de los clubs de golf que hay en Lugo, que lamenta no aprovechar el bocado que representan los federados madrileños, demasiados para la oferta de campos que tienen.

“Supongo que uno de los factores determinantes es la climatología pero a veces ni eso, porque este invierno ha sido bastante seco, con lo que ha sido bueno para el que quiso jugar. A pesar de eso, es difícil aprovechar a la gente de fuera, nosotros incluso hemos pegado un bajón este año”, añaden desde el Club de Golf Ría de Vigo.

Excepciones

Como en todo, hay excepciones. Si los clubs afirman la dificultad para atraer a turistas, aquellos campos de golf ligados a un hotel afirman tenerlo más fácil. Es el caso del Campo de Golf del Balneario de Mondariz, en donde este fin de semana se celebrará por vez primera el trofeo Golfspain Puente de Mayo.

En el balneario pontevedrés afirman que desde hace unos años han notado el aumento considerable de turistas de la Meseta que acuden a por sus hoyos. “Nosotros creemos que el turismo de golf sí que puede funcionar. Los campos de golf madrileños están saturados y nosotros estamos aprovechando ese factor”, explican desde el balneario.

Conceden que uno de los factores que juegan a su favor es que “los golfistas buscan un escenario en el que poder dejar a su familia mientras ellos practican”. Aseguran que las 140 habitaciones que posee el hotel, unas 50 se llenan cada fin de semana con aficionados al deporte.